lunes, 16 de noviembre de 2009

Por tu salud: información que sirve






Mirar pechos ajenos prolonga la vida



Que la belleza es alimento del espíritu es algo asumido. Que el voyeurismo (ya institucionalizado gracias Gran Hermano) sea un método eficaz para vivir más años es realmente sorprendente. Pero así lo afirma la gerontóloga Karen Weatherby, tras someter a un grupo de 200 individuos a ver cada día varios capítulos de 'Los vigilantes de la playa'. Parece guasa, pero no lo es. Los atributos de Pamela Anderson son analgésicos contra la muerte.

Ahora sabemos por qué Pamela Anderson se puso más pecho del que recibió al nacer: para alargar nuestra vida. "Apenas diez minutos al día mirando fijamente los encantos de una mujer son equivalentes a un entrenamiento aeróbico de media hora”, explicaba la doctora Karen Weatherby, según recoge el periódico 'El Mundo'.


El estudio elaborado por Weatherby, publicado en la prestigiosa revista 'New England Journal of Medicine', concluye que deleitarse con los encantos más externos y superiores de las mujeres puede prolongar hasta cinco años la vida de los varones.


La argumentación de la doctora Weatherby asegura que la excitación sexual hace que el corazón bombeé más y aumente, por ende, la circulación de la sangre.


"Nuestro estudio demuestra que si se realiza esta actividad unos pocos minutos al día, el riesgo de sufrir ataques al corazón se reduce a la mitad", expresa la doctora, quien recomienda esta receta especialmente a los hombres mayores de 40 años.


Durante un lustro, se realizó un intenso trabajo. La mitad de los pacientes fueron sometidos a una estricta rutina de observación en la que diariamente, durante algunos minutos, se les mostraban imágenes de mujeres con el pecho desnudo. Al mismo tiempo, a la otra mitad de voluntarios se les abstuvo de mirar cualquier tipo de escena o imagen pornográfica. Los galenos siguieron paso a paso la reacción de cada uno de los hombres que participaron en la prueba.


El equipo de expertos alemanes compara esta actividad con la práctica de ejercicio en el gimnasio. "Diez minutos mirando los encantos de una mujer como la ex protagonista de Guardianes de la Bahía, Pamela Anderson, equivalen a 30 minutos de ejercicio aeróbico", concluye Weatherby.


Este trabajo ha sido premiado por la Universidad de Harvard y por la revista de humor científico 'Annals of improbable research' (Anales de investiagción improbable) con uno de los 'Premios innobles', que se conceden a aquellas investigaciones científicas más peculiares (y, por lo general, susceptibles de provocar la mofa, befa y choteo de los profesionales del sector). Para realizar el trabajo, Weatherby reunió un grupo de médicos de 3 hospitales de Frankfurt (Alemania) y juntó 200 hombres voluntarios.

La noticia AQUÍ.


5 comentarios:

Lus dijo...

Y si veo mis propias boobies???

Fiera Rodriguez dijo...

yeah! :D

Fiera Rodriguez dijo...

tiran mas dos tetas que dos carretas

Anónimo dijo...

Estos científicos de la generación MTV... en vez de estar trabajando en la teletransportación o para curar el SIDA (hay muchas estrellas porno a las que queremos ver "bareback"), mira lo que están haciendo!

Charlie Blades dijo...

Por eso las mujeres viven mas que los hombres......

Por cierto corrigiendo un poquito el dicho popular, son mil carretas, no dos jajaja.

"Un par de tetas jala mas que mil carretas"