miércoles, 17 de septiembre de 2008

Momias y otros vejestorios



El 2008 ha sido un año fatal en materia de cine. Igual y los hermanos Coen con Burn after reading y Fernando Meirelles con Ensayo sobre la ceguera lo terminan rescatando, mientras tanto comentemos lo que hay, las películas que hemos visto en los últimos días.


LA MOMIA 3: LA TUMBA DEL EMPERADOR DRAGÓN


Les digo, es tan malo el 2008 que La Momia 3 termina siendo una película entretenida en comparación con el 99% de las películas que se han estrenado (al público) este año. Igual y la ves y te diviertes un rato. Figúrese usted. Es todo lo que puedo decir de este churro, perdón, de esta película.


SEX AND THE CITY


Hablando de momias, cuando aparecieron los créditos de Sex and the City en el monitor de la computadora, nada pudo alegrarme más el día: me ahorré 50 pesos del boleto del cine. Entiendo que Sex and the City fue una de esas perlas preciosas de la televisión de finales del siglo pasado y principios de éste nuevo siglo, pero al dar el temerario salto a la pantalla grande ocurrió lo que tenía que ocurrir: un desastre.

Sospecho que los amantes de la serie se indignarán por mi critica rigorista y poco sustentada (admito nunca haber visto la serie, mal por mí, prometo verla… algún día), pero esta película son dos horas y media de absolutamente nada, o mejor dicho, las tribulaciones de una vieja ridícula, 148 minutos donde la narizona de Sarah Jessica Parker quiere casarse y ser feliz como las princesitas tontorronas de Walt Disney.

Sí, lo sé, la serie de televisión es una maravilla, bla, bla, bla. Pues aquí una noticia: la película, no. Acéptenlo. Y no me vengan con que tienes que ser un fan de la serie para entenderla. Sex and the City es mala y punto. Una película mediocre. Olvidable. Y que bueno que sea olvidable porque sospecho que los fanáticos de la serie la borrarán de su memoria con facilidad y se quedarán con los buenos recuerdos que tienen de ella en la televisión.

Si en mis manos estuviera, crearía una ley en donde se prohíba que las buenas series de televisión sean llevadas al cine. Cadena perpetua y sin derecho a visitas conyugales a los que rompan esta ley.

¿Por qué tanta dureza y radicalismo? Porque sí. Por menospreciar a la televisión. Porque algunos productores ambiciosos e imbéciles ven a la televisión como si fuera un medio secundario, indigno y de poca monta, es decir, algo tan vergonzoso como si tu equipo de fútbol jugara en la segunda división. Y en cambio, al cine como si fuera algo tan glorioso y genial como jugar en el Real Madrid o en el Manchester United. Bueno, tal vez sí, pero tampoco es para tanto. Últimamente la televisión produce mejores cosas que el cine (visita Espoiler de Hernán Casciari y verás todas las buenas series que han producido en los últimos años).

Al punto que quiero llegar y por eso hago esta despiadada crítica en contra de Sex and the City (que la verdad tan malo no es), es porque las cosas que fueron concebidas originalmente para televisión deben quedarse ahí, de lo contrario terminas por estafar al público con una historia pobre y tonta. Yo, como les dije, me ahorré el dinero del cine gracias a que P bajó la película de Internet. Lo que nunca podré recuperar será mi tiempo. Pero de eso no me preocupo mucho porque normalmente suelo desperdiciarlo todo el tiempo. Desgraciadamente, sé que ese no es el caso de los lectores de este blog, quienes son empresarios y personalidades importantes de la farándula y la política, así que les sugiero a todos ustedes inviertan mejor su tiempo plantando un árbol o salvando al mundo en vez de ver una película como Sex and the City.

Y para poner punto final a esta entrada, sostengo que los reencuentros en la pantalla grande (que repito, no deben ocurrir, aunque los productores crean y digan que es una reunión necesaria para agradecer a los fans su fidelidad a la serie) son como los reencuentros de grupos que tuvieron éxito en su momento, tipo Menudo o Timbiriche, que se juntan todos viejos y acabados solo para meterle la mano en el bolsillo a sus seguidores.

En fin, creo que todo esto lo resumió mejor P cuando aparecieron los créditos en el monitor de la computadora: “Quién diría, las de Sex and the City comenzaron como las viejas más putas de Nueva York y terminaron como las putas más viejas”.

19 comentarios:

Magnolia dijo...

Lea y aprenda, por favor.

Saluditos.

Eduardo Huchin dijo...

Sostengo lo dicho: Sex & the city nació para ser un programa de tv. No funciona como película y el libro no tiene ni pies ni cabeza. ¿Conoces algunas buena serie que haya tenido su buen equivalente en una película? Yo no.

Héctor dijo...

Regresame esos 2 minutos que me tomo leer tu post y los 30 segundos que me tomo este reclamo

Rodrigo Solís dijo...

Magnolia: en eso ando.

Eduardo: yo tampoco.

Héctor: con gusto, solo que tienes que seguir los siguientes cuatro sencillos pasos. ¿Listo? Uno: ve al armario de tu mamá. Dos: roba sus zapatos rojos de tacones altos. Tres: póntelos (no importa que te queden ajustados). Cuatro: choca los talones tres veces mientras con los ojos bien cerrados repite lo siguiente: “quiero mis dos minutos con treinta segundos que me robó el pendejo de Rodrigo.”
¡Listo! Ahora eres dos minutos con treinta segundos más joven de vuelta. Felicidades y gracias por leerme. Vuelva pronto.

Anónimo dijo...

yo tampoco conozco ninguna serie que haya tenido exito como pelicula.
cuando vi sex & the city (porque si, desperdicie mis 50 pesos y mis 2horas y media) pense que seria como si convirtieran dr. house en pelicula, que se rumora que el idiota de david shore, el creador, anadaba con ganas de hacerlo.

Anónimo dijo...

yo tampoco conozco ninguna serie que haya tenido exito como pelicula.
cuando vi sex & the city (porque si, desperdicie mis 50 pesos y mis 2horas y media) pense que seria como si convirtieran dr. house en pelicula, que se rumora que el idiota de david shore, el creador, anadaba con ganas de hacerlo.

Bárbara dijo...

A mi el señor Internet me “invitó” la película, así que no pague por verla, si, es malona... igual hay casos peores... ¿y que me dices de las películas que después fueron serie? También son un parto... caso puntual Stargate, que es una peli para comer harta palomita y refresco y pasar el tiempo (ósea que no da para más) y después se inventaron una serie en la que revivieron a Richard Dean Anderson (se le perdió la navaja creo)...

Marit dijo...

yo tambien espero con ansias ensayo sobre la ceguera, vi un video en youtube donde estan saramago y fernando meirelles viendo la premier de la pelicula y saramago se pone a llorar y le dice a meirelles que es exactamente como se lo imagino,
"siento la misma emocion que cuando escribi el libro"
y lloran los dos
meirelles le besa la frente a saramago (para ese momento yo ya estaba llorando igual)
bueno si a saramago le gusto, debe estar buena
tambien "arrancame la vida" me gusto, creo q mas visualmente que actoralmente, porque odio a la anaclaudia talancon, pero aun asi estuvo buena tmb.
ya xfavor q llegue ensayo sobre la ceguera!!!
lo bueno es que vivo en merida y no tendre que esperar hasta 2010 para ver una pelicula,como cuando vivia en campeche..jajaja

Héctor dijo...

pinche idiota me hiciste reir, gracias por tu post tambien espero ensayo sobre la ceguera

Héctor dijo...

ahi se fue otro minuto regresamelo!!!

Rodrigo Solís dijo...

Bárbara: creo que el único caso que recuerdo en que la película fue malísima pero al dar el salto a la T.V. se convirtió en una serie de culto y exitosísima (y con millones de seguidores) fue la de Buffy la Cazavampiros. Que oso, Dylan (el de Beverly Hills 90210) era el protagonista en la película de Buffy.

Marit: por favor, pon la dirección del Youtube para que todos veamos esa escena que dices.

Héctor: el cariño es mutuo.
P.D. el truco solo funciona una vez.

Luis dijo...

http://es.youtube.com/watch?v=7XzBkM_LdAk

wilberth herrera dijo...

esa puta película sabía que iba a ser una mierda, desde antes que se pensase hacer la película. Y todo porque le gusta la serie a flor.
Recuerdo que allá en los años mosos, en los albores del siglo XXI, cuando Tv azteca empezó a decir que traía la serie más polémica y exitosa de EU al grandioso canal 40, me amarré mis cebollas al cinturón,porque eso se hacía en esos tiempos, y me pegué al televisor para verla grabada de un VCD, pues soy un talibán sobre el idioma. Y recuerdo que fueron los 3 episodios más fastidiosos de mi vida.
No entendía por qué ponían de sex simbol a esa flaca rubia narizona cuerpo de garza. Y más cuando salió en los comerciales para el cabello, me dije ¿contrataron a Lazie para un tinte de cabello?.
Lo siento, amantes de sex and city (que la mayoría son mujeres sedientas de personalidad liberal) me parece una porquería (de las menores entre las mierdas, eso sí) y creo que ir a ver una película de tal magnitud, es un acto suicida. Pero sé que ser fan es ser un sentenciado a la embarradera de caca.
jája, pobres diablos que perdieron tiempo y dinero.

Rodrigo Solís dijo...

Luis: muchas gracias. Eso es lo que pasa cuando se juntan dos chingones. Confío plenamente en Fernando. Se que él no nos defraudará como lo hizo el tipo que dirigió Alatriste.

Marit dijo...

http://es.youtube.com/watch?v=7XzBkM_LdAk

siento no haberles pasado el link antes.. se me adelantaron

chequenlo por diossss!!!

rodro: yo tambien confio que meirelles no nos va a defraudar

Eduardo Huchin dijo...

Difiero con wilberth y el maestro Casciari me apoya:

"¿Dónde está la gracia de Sex and the city Quiero decir, si eres hombre; porque las mujeres es posible que tengan con el producto una relación más cercana. Yo creo que la gracia está en ver cómo nuestras novias, nuestras esposas, nuestras amigas, creen que ellas son o han sido así alguna vez. Como las cuatro solteras de Nueva York. La gracia está en sospechar quién suponen ellas que son, a quién se parecen".

"Porque Sex and the city es mejor de lo que podemos suponer al principio: tiene ritmo, buenos diálogos y también, claro, esa gracia que nos entra cuando nos muestran personajes tan alejados de la realidad".

Rodrigo Solís dijo...

Marit: no te preocupes, gracias de todas formas por informarnos que existía el video en Youtube. Un fuerte abrazo.

wilberth herrera dijo...

difiero con Eduardo y el maestro Borges me apoya:
"si no te gusta el Quijote, es que no fue escrita para tí"

Además, respeto lo que diga Casciari (no voy a polemizar por las palabras de los más versado que uno) pero creo que el gusto y la opinión es idividual y respetable. Y mediante esa graaaaaan autopista que es la libertad de expresión, me econo, me atrinchero cobardemente y me desplayo mostrándo mi repudio ante lo pueril y estúpido que me parece la serie (aunque respeto a los que la ven, no creo que sean menos o más que yo). Y algo de lo que estoy deacuerdo con Casciari es sore "esa gracia que nos entra cuando nos muestran personajes tan alejados de la realidad", nada más que yo no le veo una "gracia", y sí veo eso mismo que él describe:"cómo nuestras novias, nuestras esposas, nuestras amigas, creen que ellas son o han sido así alguna vez. Como las cuatro solteras de Nueva York."Y no lo encuentro admirable, sino gracioso, estúpido y ridículo(no me centro sólo en las novias, esposas y amigas cercanas, no sino en el resto de las mujeres, que son mayoría abrumadora ante pequeño sector). Es la misma reacción que me causa al ver a Chavez queriendo emular a Fidel Castro, y pensándose como aquel rival poderoso de los estados unidos. Nada mas alejado de la realidad y aunque sea estúpidamente gracioso, no nos parece ni tierno ni respetable ¿o sí?, al final, todos quisieramos verlo muert (vuelvo a resaltar el respeto a los seguidores).

Un saludo

p dijo...

M*A*S*H

PD.- Sex and the City (la serie, no la película) es una ver...