jueves, 6 de noviembre de 2008

Duelo de Titanes



Dedicado a JM (él sabe por qué, también Wil, Eduardo y todos los que asistieron el martes al café).



Esta semana tenía pensado recomendarles algunas buenas películas y documentales indispensables de ver. Sin embargo, estos últimos días nuestro querido amigo Lalo vino a la cosmopolita Campeche por cuestiones laborales. Siendo así, para relajarlo un poco, P y un servidor decidimos complacer su recatadísimo gusto en materia del séptimo arte y nos sentamos a ver dos joyas de este 2008.





De entrada, ya comenzamos mal. El póster promocional muestra a Nicolas Cage convertido en un muñeco de cera, cosa que desde luego, no está muy alejada de la realidad. Por ello, los productores (incluido Nicolas Cage que también es productor de esta película), nada tontos, rápidamente cambiaron el póster por éste otro:





Sin embargo, como puede apreciarse en la imagen, el muñeco de cera sigue siendo evidente (tal vez porque Nicolas Cage con los años se ha convertido en un muñeco de cera hecho y derecho), así que los productores nuevamente recurrieron a sus diseñadores de carteles.





Listo, el muñeco de cera desapareció, aunque claro, en el póster lo primero que uno advierte es que la película probablemente se trate de un dramón que involucra a una señora con el corazón roto, victima, tal vez, de abusos físicos por parte del alcohólico de su marido.

En fin, dejando atrás los carteles publicitarios y adentrándonos en materia, como usted puede adivinar, querido lector, Bangkok Dangerous es una de las peores películas del 2008.

Así que, para evitar que ustedes pierdan hora y media de su valiosísimo tiempo, decidimos contarles la película. Ojo, no es un resumen.


Detrás de cámaras

Los hermanos Pang (Oxide y Danny), un par de chinos oriundos de Hong Kong, en el año de 1999 filmaron una película llamada Bangkok Dangerous.






Muchos años después de este estreno, apareció un muñeco de cera llamado Nicolas Cage y le dijo lo siguiente a los hermanos Pang:

-Oigan chinitos, vi su película y me gustó mucho, quiero que la vuelvan a hacer pero ahora yo quiero ser el protagonista, ya saben, en plan héroe de acción porque estos últimos años me convertí en un muñeco de cera que sólo hace películas de héroe de acción.

Fin del detrás de cámaras.


Los hermanos Pang presentan:



Con la actuación principal del muñeco de cera.




Como toda película chafa de 3 pesos, ésta comienza con la voz en off del muñeco de cera (voz de chico malo) que dice:

Me enseñaron 4 reglas.
Uno: no hagas preguntas. Ni el bien ni el mal existen.
Dos: fuera del trabajo no te relaciones con nadie. La confianza tampoco existe.
Tres: borra todo rastro. Llega siendo anónimo y vete sin dejar huella.
Cuatro: aprende a saber cuándo tienes que irte. Pensar en ello supone que ha llegado el momento.

Como es de esperarse el muñeco de cera rompe cada una de las reglas que le enseñaron, partiendo por la última regla cuando decide hacer un último trabajo a Bangkok, o mejor dicho, a Bangkok peligroso.

Hasta ahora no la había mencionado, pero creo que viene siendo tiempo que lo diga, el muñeco de cera es un asesino a sueldo. Eso es obvio, mírenle la cara de asesino a sueldo.





Si no les convenció la cara de malvado, aquí pueden verlo en plena acción.





Como todo asesino a sueldo profesional, el muñeco de cera además de tener cara de asesino a sueldo profesional, tiene dos manías:

1. Ver constantemente la hora que marca su reloj para que quede claro que es un asesino muy puntual.





2. Ejercitar su cuerpo de muñeco de cera.





Como todo muñeco de cera asesino a sueldo profesional tiene múltiples disfraces para poder asesinar sin ser descubierto:

De vaquero.





Y de muñeco de cera.





Como el muñeco de cera es un muñeco de cera que viaja mucho, para realizar bien su trabajo debe contratar a mandaderos de la calle que sean ladrones de oficio pero al mismo tiempo hombres de buen corazón.





Desde luego, los chinos son hombres que hacen muchas preguntas, por eso hay que sentarse a tomar una sopita con ellos. Aquí es donde se rompe la primera regla del manual del perfecto asesino a sueldo: “No hagas preguntas. Ni el bien ni el mal existen.”





Rota la primera regla del manual del perfecto asesino a sueldo no queda otro camino que romper la segunda regla del manual del perfecto asesino a sueldo, es decir, “Fuera del trabajo no te relaciones con nadie. La confianza tampoco existe”.






Habiendo roto las dos primeras reglas del manual del perfecto asesino a sueldo no queda otro camino que romper la tercera regla, pero antes, hay que, de buenas a primeras, empezar a entrenar al chino como si fuera una de esas películas de Jean-Claude Van Damme donde siempre un chino lo entrenaba para derrotar a otros muchos chinos supuestamente invencibles en torneos prohibidos y sangrientos.






Naturalmente los entrenamientos de los occidentales son más relajados y uno se gradúa de asesino a sueldo con un par de lagartijas.





A continuación el chino está listo para acompañar al muñeco de cera a misiones asesinas.





Claro que una persecución debe tener un ingrediente indispensable como el siguiente:





Esto no lo habíamos mencionado pero entre las trepidantes escenas de acción que involucran al muñeco de cera, hay unas cuantas en las que el muñeco de cera tiene que salir montando motos:






Nuestro buen amigo el chino, alias, “el discípulo del muñeco de cera”, en uno de sus múltiples encargos con la mafia china, se enamora.





Sobra mencionar que la china es una china puta.





Paralelamente a esta historia, el muñeco de cera también se enamora de una china. Y la historia de amor ocurre de la siguiente manera:





Al quedar herido de un brazo, el muñeco de cera va a una farmacia y se enamora de una chinita que resulta ser sordomuda (guau, qué profundidad, un hombre tan malote se enamora de una chinita desprotegida).





Para que quede bien claro que el muñeco de cera está perdidamente enamorado de la sordomuda chinita, nos pasan 3 de sus citas:

1. En el templo budista.





2. Alimentando a un elefante en mitad de la calle, porque como todos sabemos, en Bangkok los elefantes transitan libres por las calles tal como lo hacen los perros callejeros aquí en Campeche.





3. Haciendo el amor.





Imagino que está de más explicar que en lenguaje de los sordomudos cruzar los dedos con tu pareja es la forma más salvaje que existe de sexo (además de la más segura).

Volviendo a la acción, porque no hay que olvidar que esta película es de acción, el muñeco de cera que ya es un hombre enamorado decide no realizar su último trabajo que era el de asesinar a un político. ¿Por qué no asesina a un político? Bueno, todo tiene su explicación, esto no lo habíamos dicho pero en una de las escenas de la película el discípulo del muñeco de cera le dice al muñeco de cera que el político es un hombre muy muy bueno (casi casi tan bueno como Juan Camilo Mouriño).

Las consecuencias son nefastas.





La novia puta china del discípulo del muñeco de cera es raptada por el chico gay de RBD, también el discípulo del muñeco de cera es raptado. Todos van a morir. A menos que…





El muñeco de cera vaya al rescate de su amigo. Cosa que desde luego hace. Y como suele ocurrir, nuestro héroe mata a todos.


FIN



Ah, no. Momento, olvidé mencionar que la sordomuda descubre que su amado era un asesino, así que nuestro héroe, luego de matar a todos los malvados y estar aparentemente rodeado por la policía…





El muñeco de cera se mete un balazo en la cabeza y muere. De esta forma nos dan a entender que el asesino lavó todos sus pecados. Claro que al suicidarse tuvo el cuidado de poner su cabeza junto a la cabeza del mafioso malo chino para que de esta forma ambos murieran de una manera por demás poética.


FIN



Para los incrédulos que no puedan creerse que esta película es una de las peores basuras de este año, chequen la confiable página Rotten Tomatoes dando clic aquí.

Para los que visitaron la página, habrán notado que las críticas de la película son muy claras, sólo tiene un 10% de buenas críticas. Con lo cual si lo trasladamos a la realidad, esto significa que una de cada diez personas le gustará esta basura.

Mi querido Juanito, esto también quiere decir que las matemáticas (como tú comprenderás), nunca fallan.

P.D. Para no atragantarlos, mañana les haremos la crítica de la segunda piedra preciosa de la semana, cortesía de nuestro querido amigo Lalo.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

coincido, la pelicula es una mierda.

lexa

Anónimo dijo...

JAJAJAJAJJA

JM. Garcíamagaña dijo...

MUCHAS GRACIAS POR LA DEDICATORIA.

Rodrigo Solís dijo...

JM: de nada, sabes que te quiero mucho y que sin tí no puedo vivir y que todos estamos tristes porque ya no subes nada al blog más chingón del ciberespacio.

Anónimo dijo...

Es cierto JM, ya e smomento que tengas una entrada. Pon a Don Perro, o de a perdido una polaquita con un avionazo o algo así.

Antonia

Anónimo dijo...

Nicolas Cage se está convirtiendo en una versión humana de "Chucky, el muñeco diabólico". El pelo ya es idéntico (salvo por el color).

Lus dijo...

Pues te falto una de las citas: Comiendo romanticamente chiles.
Y por cierto, a mi si me gusto.. el final es bueno... Digo no la volveria ver, pero me divirtio.
Pero me encanto tu post.

Rodrigo Solís dijo...

Anónimo: muy acertado tu comentario de Chucky. Nicolas tiene pelo de muñeco.

Lus: tengo una maldición, todas mis novias son fanáticas de este tipo de pelis. Pero te perdono, por guapa y porque tú eres mi novia favorita.