martes, 14 de agosto de 2007

¿Bebé... o monstruo?


¿Está harta de que su insípido bebé no sea el tema de conversación de sus conocidos? ¿Se avergüenza cada vez que tiene que sacar de paseo al pequeño engendro? Esas son preocupaciones del pasado. Acéptelo de una vez por todas: usted no es Angelina Jolie, y su esposo definitivamente no es Brad Pitt. Sin embargo, hay esperanza. La manipulación genética hizo más sabrosos los pollos que comemos, y de igual forma puede salvar a su bebé de sufrir el mismo cruel destino con el que la naturaleza los ha castigado a usted y a su pareja. Especializados en escupir en el rostro del Creador mediante todo tipo de prácticas reprobables a los ojos de la ética tradicional (aunque no por ello menos divertidas), Cryo-Cell le garantiza un bebé hasta un 98% menos horrendo y 100% más lleno de sorpresas, que irá descubriendo conforme avance la ciencia.

¡La manipulación genética hizo más sabrosos los pollos que comemos!

¡Imagínate lo que puede hacer por tu horrendo bebé!

4 comentarios:

Napoleon dijo...

Par tous les saints! Où le plaisir du thalame est resté, cela n'y a rien de meilleur ce qu'engendrer une bonne progéniture en faisant l'amour ... des rayons et des éclairs! Il leur vaut plus que la colère du tout-puissant les biffe de la terre, parce que s'ils tombent à mes mains ils désiraient ne pas être nés.

Une santé, Bonaparte.

p dijo...

Yo estoy de acuerdo con lo que dijo el de arriba, sobre todo con lo de des rayons et des éclairs.

Napoleón dijo...

Merci mon ami! Tôt je visiterai son foyer et j'espère avoir une réception de roi.

Une santé, Bonaparte.

Mister Boris the Spider dijo...

Yo tengo un amigo en el trabajo llamado Miguel, del cual sospecho que fue engendrado con un tratamiento semejante.