martes, 14 de agosto de 2007

Les digo que ya no estamos para sorprendernos

Esto es lo más despreciable que he visto desde... Miguelito, tal vez (son casi dos semanas; en esta época es prácticamente una eternidad).
¿Creen que ese niño entienda la cuarta parte de lo que está diciendo? ¿Que sepa lo que es una "falacia"? ¿De verdad habrá leido "El origen de las especies"? Lo más gracioso es que no dudo que su nivel de comprensión acerca de los temas que aborda sea muy parecido al de los adultos que se dedican a la misma profesión (o sea, a la de estafador). ¿Cuántos de los predicadores que conocen creen que hayan leido algún texto científico en el que se rebatan las estupideces que propone la religión (cualquiera de ellas) como "verdades"? El momento más revelador de la omilía de este pequeño idiota ocurre cuando declara que "a él no lo trajo la cigüeña, sino que a él lo trajo Dios"... ambas ideas tienen el mismo grado de sentido y de validez, así que entiendo que no le sea demasiado difícil contradecir una utilizando la otra.

8 comentarios:

Mechón dijo...

Muchas gracias por éste post, ya estaba esperando que escribas algo sobre éste niño estilo AMLO...

Disfruto mucho tu blog, sigue así.

chezzare dijo...

No cabe duda, que de sorpresas esta llena el mundo pero de este tipo tan desagradables, y tan llenas de dolo, para que caigan los ingenuos que nunca han tenido la gloria de leer un libro.
Este tipo de argucias esta de moda en paises desarrollados y luego se van al sur, hacia los paises mas pobres y vemos como abusan y explotan a la gente que cree que la religion y la fe los salvara; QUE SE PONGAN A TRABAJAR,Y QUE POR LO MENOS LEAN UN LIBRO AL MES, para que ningun charlatan, pastor, sacerdote, apostol, profeta o como se autonombren venga a verles la cara de tontos.

saludos.

Benito Juarez dijo...

¡Me lleva el diablo! Ahora comprenden porque separé el estado de la iglesia, al parecer no fue suficiente, debí haber separado la cabeza del tronco de esos predicadores.

El respeto al derecho ajeno es la paz.

Saludos, Bomberito.

p dijo...

Lo primero que me viene a la cabeza es "abuso infantil" y "lavado de cerebro", pero en realidad lo que hace este monito es lo mismo que hacen todas las personas religiosas, así que el daño no es particularmente grande. Es cierto lo que dices: en esencia, el niño está haciendo exactamente lo mismo que hacen los predicadores grandes, que es repetir como pericos un montón de palabras que no terminan de entender, porque sí leen mucho, no lo dudo, pero lo único que leen es lo que les dicen que lean; cualquier tipo de propaganda que les de por su lado.

Por "predicadores grandes" me refiero a los locos que pegan de gritos e imponen manos y hacen locuras por el estilo, y también a los padrecitos de pueblo (o de ciudad) que fueron al seminario, repitieron como periquitos lo que les dijeron en él, y se "graduaron" como sacerdotes para nunca más leer un texto científico o filosófico. Hay otros viejos horribles y sabios, mucho más peligrosos (como el Papa), que tienen un conocimiento que ya lo quisiéramos cualquiera de nosotros, pero que están poseídos por el diablo y se dedican a hacer el mal. Como diría Delfín Quishpe, ¡Dios mío! ¡Ayayay!

RICARDO dijo...

SÍ, SÍ, TODO ES CIERTO, PERO EL NIÑO NO TIENE MUCHA CULPA, LA CULPA ES DE QUIENES MANEJAN SU "CARRERA", PUES SE VE QUE ESTOS NO TIENEN NI IDEA DE CÒMO VESTIRLO, PUES SI ALGO DE SESO TUVIERAN, LO VESTIRÍAN COMO A WALTER MERCADO. SE VERÍA DIVIS, DIVIS...

Jord∂n∂ ∂m∂r∂nth∂ dijo...

Lo rescatable de él es que tiene buena memoria ara poder recordar su discurso religioso.

Jord∂n∂ ∂m∂r∂nth∂ dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jord∂n∂ ∂m∂r∂nth∂ dijo...

mira este video, es el completo
http://www.youtube.com/watch?v=dtGrtTNUNzk