jueves, 11 de junio de 2009

Una loca excursión





Uno ve a este personaje y lo primero que piensas es que es el modelo de algún anuncio de hemorroides o shampoo contra la caída del pelo o de algún tratamiento de disfunción eréctil u otros tantos productos vergonzosos donde invariablemente contratan a un gordo que se hace pasar por flaco y que maquillan como a un ganador.

Pues se equivocan, este personaje es ni más ni menos que un político.




De entrada yo no votaría por un ser humano con semejante nombre. Leovigildo. A uno le entran dudas enseguida. ¿Será capaz de gobernar mi distrito Leovigildo? Lo dudo. Leovigildo es más el nombre de un velador o un jardinero o un chofer.

-Leovigildo, ¿regaste las plantas?

-Leovigildo, ¿pasaste a recoger a los niños al colegio?

Por si fuera poco, Leovigildo no aprendió de los errores del pasado, su pequeño retoño (sospecho que se lo encargó a una cigüeña nórdica) se llama Leovigildo. ¡Por el amor de Dios, qué culpa tiene su querubín!

¿Cómo? ¿Que cómo se que se llama así su hijo? Fácil, todo se puede saber gracias al Facebook. El mismo Leovigildo me invitó a unirme a su campaña sin importarle que yo no viviera en su distrito, es decir, el IV distrito.

Para los que no tengan Facebook les mostraré las bonitas fotos que el bueno de Leovigildo subió a la red. Una ternura. Pero primero, su eslogan.




Uy, sí, yo sí le creo, sobre todo a un hombre que se avergüenza de su propio nombre y quiere verse muy cool abreviándolo.






“Asu, no sabía que en mi distrito existían estas calles”



“Ash, una viejita”



“Ash, ya me quiero ir a mi casa”



“Ash, suéltame, suéltame mi mano”



“Ash, asco total, niños cafés”



“Doña Chole, ¿qué puedo hacer para que su gente me escuche?”



“Leovigildo, vete a la tienda y tráeme una kilo de blanquillos”





“Vengo de parte de una vieja loca que me mandó a buscar un kilo de algo llamado blanquillos”



“Mis queridos aluxes, ¿ustedes que quieren de la tiendita?”



“Más despacio, ¿qué me pidió? Un gansito, unos chocoroles….”



“Leovigildo, yo sólo quiero cuatro caguamas”



“Déme cuatro caguamas, dos gallinas, un gansito…”



“Asus, mejor debí quedarme en mi casa”

13 comentarios:

Alex Cervera dijo...

que cruel, pero así es la realidad...

Mussgo dijo...

Yo vivo en el IV Distrito.

Hasta ahora me vengo a enterar que Leovigildo y el candidato des slogan " a Leo yo sí le creo" es la misma persona.

WTF

Killer Movimiento dijo...

el clasico fresa que cree que va a engañar a la gente dicendo que los comprende.

a los del pan les dio por hacer slogans con rimas malisimas.

Anónimo dijo...

ahora resulta que nuestros candidatos son nórdicos. todos guapos y blanquitos.

yo votaré pro el más indio y de aspecto campechano (café, mestizo, pelo indio,etc).

Cutz Can ya tiene mi voto seguro.

Anónimo dijo...

¡Pero Cutz Can es un pendejo!

Laura Trujillo dijo...

"niños cafés" jajajaja... no lo supero. OSea, es tan grande la ambición de este hombre, que ahora quiere ser diputado.
Que feo es, por cierto. Igual que su nombre.

estropicio dijo...

¡Cuánta gente fea hay por ahí!

Sólo por eso Leo debe luchar sin descanso por un acceso universal a internet, al menos en donde vive.

en tres años, cuando esté promoviéndose para pte. municipal, delegado, góber o lo que sea, no tendrá que dar la mano a ese tipo de gente.

Pobres candidat@s.

Lus dijo...

JAJAJAJAJAJA!!!... Hey, un momento, mi abuelo se llamaba Leovigildo....

Seyba dijo...

jajaj excelnte analogia..como se te ocurren estas cosas? que fuman en cafe las puertas?? pobre leovigildo como a e lo chinaron sus pap{as poniendole ese nombre ajora quiere joder a todo los del IV distrito

Dandy Golfo dijo...

eso pasa cuando los dioses bajan al olimpo.
Se requetedivierten y hasta tienen que saludar a ninios cafeses.
Auch! es como "the simple life"
q bueno q en mi distritosi hay "real people" aqui tenemos a Calderon.

Flor dijo...

Pues que yo sepa se vienen jodiendo desde hace rato: Su abuelo es - ¿o era? -el famoso "Viluch", Leovigildo Gómez´.

chezzare dijo...

Su abuelo "Viluch" llego a presidente municipal catafixiando a su vieja con el gober en turno. Luego se apodero de grandes extensiones de terrenos (Fracciorama 2000 hasta el aeropuero), ahora sus nietos disfrutan el dinero y ansian el poder, pero tienen que pedirle el voto a los "indios", "nacos", "warios", "cafes" o como le llamen ellos a la gente normal.

En su puta vida habia recorrido el IV distrito, y mucho menos habia caminado tanto.

Por cierto según Mario Novelo sus hijos usan solo ropa de diseñador y su guardarropa vale mucho mas que la de cualquier, mortal como nosotros.

Marita dijo...

JAJAJA niños cafeeees!!
En mi vida, me matarooon xD.