miércoles, 23 de enero de 2008

Across The Universe




Si te gusta la música, ésta es una película que tienes que ver sí o sí. Y cuando digo música me refiero a cualquier estilo o género musical.

Yo, que soy una persona bastante tímida (aunque no lo parezca), creo que a los musicales, al igual que las películas pornográficas, para disfrutarlos como es debido deben verse en compañía única y exclusivamente de la libertina soledad. ¿Por qué? Pues porque es bastante bochornoso tener una erección colectiva, como de igual forma lo es emocionarse al grado de ponerse a zapatear y tararear una canción con tanta emoción que logre hacerle sentir vergüenza ajena al vecino de butaca que lo haga sonrojarse o mudarse de asiento.

Total, que fui al cine teatro de la Universidad Autónoma de Campeche a ver la película “Across The Universe”, un musical basado en las canciones de los Beatles. Las butacas están diseñadas para enanos y el audio era pé-si-mo (¿dónde está Alito para tomar por asalto la Rectoría de la UAC con un pliego petitorio? Ah, sí, en la Cámara de Senadores... si es que se levantó a trabajar), aún así disfruté de cabo a rabo la película. Colaboró el hecho de que en el cine de la universidad AÚN (y pongo en mayúsculas la palabra porque no tardan en sacar su espíritu mercantilista) no le permiten la entrada a los terroristas del cine que son las personas a quienes parece una buena idea ir a cenar al cine, es decir, impregnar la sala con los olores de sus hot dogs, pizzas y demás alimentos. Si en la “fuente de sodas” vendieran frijol con puerco, palabra que esos animales entrarían con su ración a la sala.

No sé por qué pero después de ver magnificas películas como ésta, siempre termino haciéndome la misma pregunta: ¿por qué será que en Campeche (y en el resto de México) subestiman a la gente? O lo que es lo mismo, ¿por qué en las únicas seis salas de cine comerciales de la ciudad siempre llegan las películas más bobas de Hollywood?

“Across The Universe” es el típico ejemplo de película que le gustaría a todo espectador, sin embargo, los dueños de los cines deciden relegarla a salas donde vaya la menor cantidad de personas, casi casi como si fuese una película pornográfica. Pero eso sí, cuando estrenan bodrios como “Cansada de besar sapos” o “Sultanes del sur”, salen desplegados de que apoyemos al cine mexicano y de que el cine mexicano ha madurado y evolucionado tanto y sus películas son tan buenas que ya ni siquiera parecen mexicanas. Y yo me pregunto: ¿Qué carajos significará eso? No lo sé, pero ves esos churros infumables proyectados durante varias semanas en los cines comerciales.

No viene al caso que comente nada de la película, salvo que uno se lleva la gratísima sorpresa de ver a Bono actuar y cantar en el filme, y lo perturbador de que Jude (Jim Sturgess) es idéntico a Paul McCartney cuando era joven, y que la hermosa Lucy (Evan Rachel Wood) en la vida real es la darketa novia de Marilyn Manson.

No me resta nada más que desear que puedas ver la película, pues en mi caso la única referencia que tenía de ella era que había vuelto locos a los fanáticos de la música de los Beatles, y la verdad yo estoy a años luz de serlo, si acaso, las únicas canciones que me sabía eran la de “Hey Jude” y “All your need is love”, que por esas cosas que tiene la vida y las buenas canciones tiene el efecto de erizarme la piel de emoción cada que las escucho, efecto que desde luego volvió a ocurrir gracias a la estupendas adaptaciones de los temas (y de todos los demás) durante toda la película.




En Pildorita de la Felicidad nos tomamos la libertad de recomendarte que si no piensas ir a ver la película, al menos te hagas el favor de escuchar las canciones:







P.D. ¿Se imaginan que dentro de 25 años hagan un musical de la leyenda viviente Daddy Yankee? Definitivamente ganaría el Oscar a la Mejor Película. La historia sería más o menos así: 5 jóvenes (un dominicano, un panameño, un beliceño, un salvadoreño, un puertorriqueño y un chicano) llegarían a los Barrios más Finos de Nueva York en busca de fama y fortuna, y en su camino le cantarían a las negratas, mulatas y gatas latinas una bola de lindezas como la siguiente:


"unito mambapa' que mis gatas prendan los motores...

Zumbale mambo pa' que mis gatas prendan los motores...

Zumbale mambo pa' que mis gatas prendan los motores...

Que se preparen que lo que viene es pa' que le den...

(Duro!) Mami, ya yo se que tu no te me vas a quitar...

(Duro!) Lo que me gusta es que tu te dejas llevar...

(Duro!) Todos los weekend'es ella sale a vacilar..

(Duro!) Mi gata no para de janguear, porque...


A ella le gusta la gasolina(Da me mas gasolina!)…"



Sospecho que ya se pueden recrear en mente el bello cuadro. Otros clásicos incluidos serían “Dale caliente”, “En sus marcas, listos, fuera”, “Who´s your Daddy”, “Celular”, “Ven, dámelo”, y otras maravillas que con seguridad vendrán con los años venideros.

¿A poco no sería una gloria?

5 comentarios:

el peor escritor del mundo dijo...

Hola Rodrigo, esta vez no voy a comentar nada de este tema de cine y tal , hoy es mi cumpleaños (71) y por eso te voy a comentar otra cosa. Cuando se cumplen años te quedas pensativo , mientras todos te felicitan atracandose de pastel y tu imaginación ausente te lleva a otros tiempos ya pasados que nunca volveran, y hoy precisamente, tú me has ayudado a entrar en ese trance melancólico al enviarme un email con una historia que parece copiada de mi propia historia de niño , cuando estuve por causa de la postguerra española internado junto a mi hermano Carmelo en la pro
tección de menores de Barcelona. bien seria excesivamente extenso explicar tantas anécdotas de aquel encierro entre niños malos, buenos , algunos sin padres y otros con demasiados padres, no madres que madres solo hay una. Me gusta mucho como y lo que escribes pero tengo tanto que contar y tan poco tiempo que me tengo que despedir de ti y de todos tus lectores co un abrazo apresurado lleno de simpatia.
http://www.antoniolarrosa.com

Raúl H. Pérez dijo...

No mames, pinche blog tan chingón.

Un saludo desde Mérida.

Los Beatles rules!!

Celestina Terciopelo dijo...

Qué película tan disfrutable, qué manera inteligente y entrañable de crear un argumento a partir de las canciones de los Beatles. La cuento entre las glorias de mi 2007.

Aquí en Guadalajara sí se exhibió en cartelera comercial, pero en una sala súper chiquita y durante menos de una semana. Es una lástima, porque como dices tú, si la gente la viera de seguro gustaría.

Por ahora, sólo venden en Gandhi y Mixup el disco del soundtrack en una version recortada, pero yo me encontré con la edición completa en un generoso blog:

http://thatmusic.blogspot.com/2007/12/across-universe-soundtrackdeluxe.html

(La descarga es gratuita.)

benito juarez dijo...

Ojalá y pronto hagan una película sobre mí, pero una buena no como el vuelo del águila o esas patrañas.

El respeto al derecho ajeno es la paz.

Saludos, Bomberito.

Marit dijo...

Yo si tuve el placer de ver esta joya en el Cine Teatro Universitario de Campeche -por mera casualidad- ya que en merida, desgraciadamente no la exhibieron y cabe resaltar que cante y baile en mi asiento -sin pena alguna-
No soy fan de los Beatles, pero me parecio simplemente maravillosa..
Una de mis favoritas de 2007 ..
Saludos