lunes, 15 de octubre de 2007

Haciendo las delicias de los viejos ridículos

No es secreto para nadie que los hombres y las mujeres de Mediana Edad se niegan a aceptar el rol de gente adulta que les corresponde en la sociedad. Y no es para menos; llegar a los treintas significa experimentar algo similar a lo vivido en los albores de la adolescencia cuando te cambiaba la voz, las extremidades te crecían sin control, aparecía vello donde antes no había y tus facciones de niño desaparecían para dar paso a los barros y las espinillas. En la Mediana Edad ocurre lo siguiente: te cambia la voz gracias al abuso del tabaco y del alcohol, tus extremidades engordan, se te cae el cabello y las arrugas empiezan a poblar tu rostro.

La Mediana Edad es una etapa complicada pero tiene solución, a diferencia de la adolescencia donde todo era cuestión de tiempo, es decir, había que esperar algunos años para salir del limbo en el que uno se encontraba encerrado, donde ni pertenecías al mundo de los niños ni al mundo de los jóvenes, lo cual era frustrante porque no podías jugar con tus juguetes pero tampoco podías fumar y embriagarte en las discos. En cambio en la Mediana Edad todo es cuestión de querer terminar con ella, traducción: dejar de hacer el ridículo.

Para muestra, un botón: Timbiriche.

Sin duda Timbiriche es la agrupación de viejos ridículos más patética que existe en Latinoamérica, misma que sigue existiendo gracias a los cientos de miles de hombres y mujeres de Mediana Edad (también viejos ridículos) que se niegan envejecer con dignidad.

Los invito a ver este video de tres pesos, que para colmo costó varios miles, con los efectos especiales más chafas que se hayan visto en muchos años.

Esta es una lista de las cosas que debes DEJAR de hacer si no quieres ser un viejo ridículo.

1) Dejar de usar Converse y decirle a tu peluquero que no te peine como una calabaza (Diego Schoening).

2) Dejar de bailar como si una solitaria te estuviera saliendo del culo (Diego Schoening) Nota: Superó en asco y por mucho aquel vomitivo paso de baile de los años ochentas donde salía con unos pantalones de Aladino (se le perdonaba porque era joven).

3) Dejar de usar fleco, corres el riesgo de sacarle un ojo a alguien (Mariana Garza).

4) Dejar de peinarte como Michael Jackson (Benny Ibarra).

5) Dejar de ser un muerto viviente (Erick Rubin).


6) Dejar las drogas y/o dejar de vomitar mariposas (Sasha).

7) Dejar de anunciar detergente en la televisión (Diego Schoening).

Nuestro pronostico es que dentro de 25 años Timbiriche seguirá cantando canciones como “Hoy tengo que decirte papá” aunque sus papás sean comida de gusano (si no es que ya lo son ahora).

2 comentarios:

Benito Juarez dijo...

Aguanta para que veas el regreso de Adal Ramones.

P.D. Quieres ver el mejor vomitivo, ve el programa "Kristoff y el sexo", por poco se me caen mis espejuelos cuando lo vi en Tele-hit.

El respeto al derecho ajeno es la paz.

Saludos, Bomberito.

rafael dijo...

RODRIGO: EL "VIDEOCLIP" DE DIEGO SI ME GUSTO, SERAN MIS 44 AÑOS??? LA VERDAD, SE ME HISO MUY CHEVERE. SALUDOS