jueves, 25 de octubre de 2007

Seduciendo a los extraterrestres



No es noticia escuchar que la gente de toda la república mexicana generalice diciendo que todos los yucatecos tienen la cabeza gigantesca y el cuerpo diminuto; comentario irrefutable si consideramos que el yucateco más famoso es Armando Manzanero.

Sin embargo, confundir a los yucatecos con seres interplanetarios quizás sea ir a los extremos, aunque, bueno, suele ocurrir. Tal fue el caso del dueño de la cantina “El Platillo Volador”, cantinero capitalino que al mudarse a Yucatán creyó haber llegado a otro planeta al notar que los habitantes de la región peninsular eran idénticos en complexión y en estructura ósea a los extraterrestres que durante años observó en los programas televisivos de Jaime Maussan.

Flor de Anda, escritora, reportera y fotógrafa (al menos de esta fotografía), dijo no haber entendido el dialecto de los parroquianos de la cantina “El Platillo Volador” a quienes entrevistó a la salida del bar. Aseguró tener fuertes sospechas de que la vida extraterrestre existe y que tienen como base de operaciones la ciudad de Mérida.

4 comentarios:

DaViD CaNo dijo...

jejeje digamos que no es que tengan la cabeza grande,sino que tienen cabello corto y de lo del cuerpo no tengo argumento alguno

Flor De anda dijo...

Lo raro... es que a pesar del extraño idioma que proferían los asistentes, de vez en cuando aparecía algún "mareeee"

chezzare dijo...

Eso podria explicar porque los yucas se siente "algo fuera de este mundo", no en balde se han ganado a pulso el nada honorable titulo de los argentinos de sureste de México

Anónimo dijo...

Oigaaaan... ¿qué tienen en contra de los yucas? ¿eeeeeeh? Digo, tienen sus cosas como toda sociedad, sin embargo es una ciudad como lo diría, no es por ser mala onda... pero es mejor que Campeche a lo mejor.. ha logrado mucho.
Y en todo caso, los campechanitos también son cabezones y chaparros, ah! y si se fijan bien tienen igual el acentito ese.
Después de todo, Campeche, Quintana Roo y Yucatán eran todos una República.
jeje
saluditos