jueves, 4 de octubre de 2007

La noche de Tlatelolco


Los obreros tienen horas fijas, turnos establecidos, ¿cómo van a ir a mítines? ¿Y los campesinos? ¿En qué se vienen? ¿Qué, los va a acarrear el PRI para que vayan al Zócalo con los estudiantes a abuchear al presidente?
María Salazar de Obregón, madre de familia

INSCRIPCIONES GRATIS PARA GRANADEROS EN LOS CURSOS DE ALFABETIZACIÓN
Manta en la manifestación

¿Qué van hacer? ¿Derrocar al gobierno? A poco, a poco. ¿A poco se sienten tan cabroncitos?
Un oficial a unos estudiantes en la Federal de Seguridad

Criticar al César no es criticar a Roma. Criticar a un gobierno no es criticar a un país.
Carlos Fuentes al reportero Guillermo Ochoa, Excéclsior, 4 de marzo de 1969

Ahora estudiar es sinónimo de echar relajo.
Trini, costurera

Todo es culpa de la minifalda
Leopoldo García Trejo, empleado de Correos

Cuando todo granadero / sepa leer y escribir / México será más grande, / más próspero y más feliz.
Canción estudiantil en la manifestación del 27 de agosto


Estoy convencido de que el fututo de este país pertenece a los jóvenes de mi generación.
Gilberto Guevara Niebla, del CNH

Un régimen que se ensaña contra sus jóvenes, los mata, los encierra, les quita horas, días, años de su vida absolutamente irrecuperables, es un régimen débil y cobarde, que no puede subsistir.
Isabel Sperry de Barraza, maestra de primaria

Un joven es siempre una incógnita. Matarlo es matar la posibilidad del misterio, todo lo que hubiera podido ser, su extraordinaria riqueza, su complejidad.
José Soriano Muñoz, maestro de la Escuela Wilfredo Massieu

Matar a un joven es matar la esperanza.
Cristina Correa de Salas, maestra de primaria


Hubo un agente a quien le entró el cuscús y disparó. Por eso se desató todo.
Luis Argüelles Peralta, estudiante de la ESIME cuarto año de Geología

¡Le dije a todos que la Plaza era una trampa, se los dije! ¡No hay salida! ¡Más claro lo querían ver! Les dije que no había ni por donde escapar, que nos quedaríamos todos encajonados allí, cercados como en un corral. ¡Se los dije tantas veces, pero no!
Mercedes Olivera de Vázquez, antropóloga

Hermanito, ¿por qué no me contestas?
Diana Salmerón de Contreras

El régimen actual cree que cuando se habla de revolución hablamos de tomar las armas; eso lo cree en la misma medida en que para combatir hace lo que nos atribuye: se lanza a la subversión.
José Revueltas a Margarita García Flores, “La Cultura en México”, n. 381, 29 de mayo de 1969, Siempre!

Una ambulancia. Por favor, como compañero, una ambulancia.
Oriana Fallaci, al reportero de Excélsior, Miguel Ángel Martínez Agis. “Oriana Fallaci, Famosa Reportera Herida a Tiros”, Excélsior, 3 de octubre del 1968


Los desnudaron contra las paredes, muchachos y muchachas, y desnudos los metieron a las “julias” y a las camionetas pánel para llevarlos al Campo Militar número 1.
Rodrigo Narváez López, de la Facultad de Arquitectura de la UNAM

Lo inexplicable de lo sucedido en la Plaza de las Tres Culturas es lo explicable de la necesidad de dominio de una clase en el poder. Mas disponer de interpretaciones lógicas de Tlatelolco no es aminorar el mundo irracional que ha desatado. Más irracional que la matanza surge del deseo de establecer que no sucedió, que no hay responsabilidad ni la puede haber.
Carlos Monsiváis, “Aproximaciones y reintegros”, “La Cultura en México”, n. 453, 14 de octubre de 1970, Siempre!

Se llevaron los muertos quién sabe a dónde. Llenaron de estudiantes las cárceles de la ciudad.
José Carlos Becerra

No quisiéramos vernos en el caso de tomar medidas que no deseamos, pero que tomaremos si es necesario; lo que sea nuestro deber hacer, lo haremos; hasta donde estemos obligados a llegar, llegaremos.
Gustavo Díaz Ordaz, presidente de la República. Cuarto Informe Presidencial, 1º. de septiembre de 1968

Si están matando estudiantes para que haya Olimpiada, mejor sería que ésta no se realizara, ya que ninguna Olimpiada, ni todas juntas, valen la pena de un estudiante.
Un atleta italiano, miembro de la Delegación Italiana a los XIX Juegos Olímpicos, Ovaciones, 3 de octubre de 1968



No creo que las imágenes puedan mentir… He visto noticieros, fotografías…
Octavio Paz.

No se espanten, no corran, es una provocación, no se vayan compañeros, no corran compañeros, no corran, calma compañeros…
Eduardo Espinoza Valle, Búho, del CNH

Elena Poniatowska, en su libro La noche de Tlatelolco

4 comentarios:

Bel dijo...

2 de octubre no se olvida...

RICARDO dijo...

me encanta como escribes, por eso me desencanta cuando transcribes lo que otros escribieron

Supercalifragilístico dijo...

mmmm eres medio manis riquis!! Me desencantas rodris!!!!

Mister Boris the Spider dijo...

No te preocupes, yo sigo y seguiré siendo tu admiradora.