viernes, 5 de octubre de 2007

¡Oh no, papá ha descubierto el Internet!

¿Ahora, quién se atreve a decir que los adultos están fuera de la movida del Internet?

Si somos sinceros, el escalofriante espectáculo que acabamos de presenciar le puede ocurrir a cualquiera. A cualquiera a quien le instalen una cámara escondida tras su monitor. El resultado sería más o menos el mismo: divertido y bochornoso para ambas partes: actor y espectadores. Sin embargo, lo gracioso de este video es que no hubo necesidad de una cámara oculta. ¿Cómo estoy seguro de ello? No lo estoy, pero es fácil deducirlo. La mirada de nuestro protagonista de hoy es la clásica mirada del viejus ridiculus coquetus; traducción: la misma que pone tu papá y tus tíos cuando en los centros comerciales victiman con sus miraditas coquetas (donde dejan entrever sus más retorcidas y asquerosas fantasías eróticas) a las inocentes vendedoras de …………. (llene los puntos suspensivos con la tienda o empresa de su elección), que soportan estoica y heroicamente, con el rostro imperturbable y una ancha sonrisa, el embarazoso espectáculo de las que son presas gracias a las políticas de sus jefes de no desairar a los clientes con un “aléjate de mi vista, viejo ridículo” o la vieja -pero efectivísima- mueca de asco.

En fin, no hay que ser Nostradamus para adivinar que el viejo ridículo en cuestión se tomó la molestia, primero, de tomar prestada la computadora y cámara de su hijo; segundo: peinarse los pocos cabellos que le quedan en la cabeza, perfumarse, lavarse muy bien los dientes y vestirse para la ocasión (levantarse el cuello de la camisa al estilo James Dean en “Rebelde sin causa”); tercero: aprenderse íntegra la canción de moda (de moda en su época) y dedicársela a su juvenil y ardiente amante cibernética (o lo que es lo mismo, a un grupo de jóvenes malvados que le gastan bromas a viejos ridículos).

Resultado: la pena ajena más monumental de la historia.

Moraleja: A todos los rudísimos y virilísimos hombres de verdad que dicen vomitarse en la música comercial, cuidado: pueden ser los próximos en aparecer bailando y cantando con los ojos entornados de placer al ritmo de las canciones de Belinda, Paulina Rubio y/o Britney Spears.

Nota indispensable: Sé que es casi imposible pero contén las carcajadas y súbele al volumen en los últimos dos segundos; el “baby don´t hertme” es algo sublime.

4 comentarios:

Hugo dijo...

Felicidades por tu blog!
Saludos!

Anónimo dijo...

jajajaja no sé si sea tu intención..... pero lo que me late mucho de tu blog es como dejas en claro la miseria humana y los absurdos de nuestros tiempos con tan buen humor.... en fin, lamentable el sujeto...... podrías entregar unas nuevas pildoritas doradas (o como se llamen) a los individuos más patéticos de youtube......... saludos, Joaquín P.

Benito Juarez dijo...

Ayy! pobre viejo infeliz, ojalá y haiga conceguido aunque sea un chucho (bubi, para los nuevos) por la pantalla, ¿vieron que bonitos dientes tiene? deseguro usa colgate triple accion.

El respeto al derecho ajeno es la paz.

Saludos, Bomberito.

Anónimo dijo...

jajaja, definitivo, muy divertido, es curioso, en ki casa quièn descubriò el internet es MAMA, a ella no puedo correrla, como a mi hermano, en fin que ahora la que chatea es ella, la que se la pasa en you tub, es ella. saludos Verònica S.