viernes, 2 de enero de 2009

Autoalbur





Numerosos lectores y, especialmente, lectoras de Ou-eL-Bi (o sea Odio Los Blogs) han llamado la atención y agradecido la aportación lengüística* del Movimiento Postneoestructuralista para el mejoramiento de sus vidas con la palabra AUTOALBUR, una vez que les ha permitido comunicarse mejor y, así, su convivencia es más plena y gozosa.

La Academia Lengüística* Postneoestructuralista (Acalepo) define autoalbur como "alburearse uno mismo o alburearse solito" y el verbo autoalburear es la "acción y efecto de alburearse uno mismo o alburearse solito". Por su parte, el Instituto Postneoestructuralista de Investigaciones Filológicas Pal Correcto Uso de la Lengua Ñera (Ipifipaculeñe) confirma que autoalbur es un neologismo que favorece la concordia, el entendimiento, la paz universal, la economía del choro, la fraternidad y la solidaridad, especialmente en su forma compuesta con sufijo autónomo indicativa de ausencia, que es sin autoalbur, debido a "su carácter simplificador y potencial aclaratorio para la coloquialización para favorecer la fluidez del habla ñera". Es decir, la palabra autoalbur "sintetiza en una sola palabra" lo que sólo podría decirse como "me alburié solo", "me ensarté solito", "me chingué" o "sin alburearme"... pues es incorrecto en todos los casos decir "sin albur" cuando "se refiere a sí mismo el sujeto en uso de la palabra". Cabe señalar que "chingarse" es un vocablo muy vago y general, en tanto que autoalbur es sumamente preciso.

El Ipifipaculeñe establece que ante las críticas en el sentido de que es un refinamiento y, como tal, incompatible con el habla ñera, cabe afirmar que "el ser ñero no implica que no se puedan tener algunos refinamientos o decirlos".

Los siguientes ejemplos ilustran cómo se mejora la comunicación en la vida cotidiana: Ejemplo 1. Conversación entre sujeto masculino "A", sujeto femenino "B" y sujeto masculino "C" con la palabra autoalbur en su forma indicativa conjugada del subjuntivo ahorita, mientras "A" enciende el cigarro de "B" delante de "C":

"A": --Pos es que chúpale, no le soples, porque se apaga la flama y por eso no prende.
"B": --Es que a mí me gustan las dos cosas: chuparle y soplarle.
"C": --Chale, "A", le estás faltando al respeto a "B".
"A": --Ses que se autoalburió ella solita.

Ahora realice el siguiente ejercicio: identifique la respuesta correcta a la pregunta ¿Qué quiere decir que "se autoalburió ella solita":

A. Que "B" quiso alburearse solita, o sea que se quiso autoalburear y se autoalbureó.
B. Que "A" le puso una trampa a "B" para que se autoalbureara.
C. A y B (ambas).

La respuesta correcta es...
...
...
A,
Que "B" quiso alburearse solita, o sea que se quiso autoalburar y se autoalbureó.

En este caso "A" construyó una frase muy bella para explicar y aclarar lo sucedido. Nótese que si nada más hubiera dicho "se autoalburió", sería incomprensible, dado que la conjugación no nos permite saber con seguridad quién se autoalburea, porque no sabemos si le habla de usted a "C", y se podría entender que quien se autoalburea es "C". Ahora bien, los ignorantes de la reglas gramaticales del autoalbur, pendejamente podrían objetar que para qué dice que "solita", si con sólo decir "ella", se entiende que solita. En realidad se tiene que especificar que solita porque el postnominar el reiterativo del sujeto autoalbureado es la mejor manera de aclarar que "A" no le puso una trampa a "B" para que se autoalbureara. Es decir, que ella a propósito se autoalbureó. ¿Por qué? Porque así lo quiso y ya. Tampoco dijo "con autoalbur" porque su intención era dejar así el asunto, como para dejar la duda de si se quería autoalburear o que pareciera que "A" le puso una trampa para hacerlo y causar así una reacción sorpresiva tanto en "A" como en "C".

Ahora véanse los siguientes ejemplos relativos a la forma indicativa de negación.

Ejemplo 2.
Conversación entre los sujetos "A" y "B".

"A": --Este, eh... ¿Y dónde testás quedando?
"B": --En el de adelante.
"A" --¿Eehh?... [pausa exclamativa indicativa de reconocimiento de autoalbur del interlocutor] ¿Y qué tal?

En este caso "B" se autoalburea y provoca así una distracción en su comunicación con "A", quien se distrae en esa pausa cognitiva, que además lo hace pensar en cuidar su respuesta, que no vaya a contestar algo como "¿como?", porque sería a su vez un autoalbur.

Ejemplo 3.
La misma conversación, pero "B" advierte no autoalburearse en una forma ahora superada.

"A": --Este, eh... ¿Y dónde testás quedando?
"B": --En el de adelante, sin alburarme solo.
"A": --Aahh... [pausa exclamativa indicativa de reconocimiento de negativa de autoalbur del interlocutor] ¿Y qué tal?
En este caso "B" cumple bien con advertir que no se autoalburea, pero la forma es horrible, complicada y casi de mal gusto.

Ejemplo 4.
"A": --Este, eh... ¿Y dónde testás quedando?
"B": --En el de adelante, sin autoalbur.
"A": --Aahh... [pausa exclamativa indicativa de reconocimiento negativa de autoalbur del interlocutor] ¿Y qué tal?

Nótese que es perfecta la forma y el fondo. Incluso puede advertirse que contribuye a un trato más cordial entre "A" y "B".

El Movimiento Postneoestructuralista recomienda incluir en el habla cotidiana la palabra autoalbur inclusive cuando no haya un autoalbur tanto porque es la mejor manera de evitar un malentendido de que se esté uno autoalbureando como para añadir elementos de diversión a las conversaciones, aunque no haya autoalbures.

Ejemplo 5.
Conversación entre "A" y "B" sin autoalbur, pero con aclaración en caso de duda.
"A": --Ses que no sé si iba de ida o iba de venida, sin autoalbur.
"B": --¡Ah! [pausa exclamativa indicativa de reconocimiento de negativa de autoalbur del interlocutor] Pos depende.

Ejemplo 6.
Conversación entre el sujeto femenino "A" y el sujeto masculino "B" sin autoalbur, en la que se refieren al sujeto femenino "C", también sin autoalbur, pero en la que la palabra autoalbur se incluye como parte del cabuleo.
A: --Que la mamona de "C" dice que si no le agarras la onda, que ella trae con qué pagar.
B: --Dile que sí, pero que con autoalbur.

Estos son sólo algunos ejemplos que ilustran el universo de posibilidades que la palabra autoalbur permite para llevar una vida más plena, armónica y divertida. Si aún no la incluye a su vocabulario, hágalo hoy mismo y únase a los miles que ya lo hacen. Cambie su vida (positivamente). Esta vez sí, es sólo cuestión de actitud.


_______________________

*La Academia Lengüística Postneoestructuralista ha pontificado (es decir, que por sus huevos) que lo correcto es lengüística y no el anacronismo chafa "lingüística", porque tenemos lengua, no lingua.

1 comentario:

El Negro Ben-como dijo...

Hoy sí te la autojalaste!!!!