miércoles, 28 de enero de 2009

Las mejores películas del 2008




Entonces, ¿qué películas fueron nominadas al Oscar y cuáles se quedaron con las ganas?

Para los que todavía no lo sepan, ahí les van (pero nada más las categorías importantes; las otras investíguenlas ustedes):




MEJOR PELÍCULA (y MEJOR DIRECTOR):


Slumdog Millionaire, de Danny Boyle.
The Curious Case of Benjamin Button, de David Fincher.
Milk, de Gus Van Sant.
The Reader, de Stephen Daldry.
Frost/Nixon, de Ron Howard.


Mordieron el polvo: The Dark Knight, de Christopher Nolan; Wall-E, de Andrew Stanton; Revolutionary Road, de Sam Mendes; Changeling y Gran Torino, de Clint Eastwood; Doubt, de John Patrick Shanley; The Wrestler, de Darren Aronofsky.
El escándalo: Nadie esperaba la nominación de The Reader. Todo parecía indicar que The Dark Knight o Wall-E serían nominadas, pese a pertenecer a géneros que rara vez son tomados en serio por la Academia. Termina la hegemonía de Clint Eastwood en los Oscares (Mystic River, Million Dollar Baby y Letters From Iwo Jima, las tres películas que ha dirigido en lo que va de la década, recibieron nominaciones como Mejor Película y Mejor Director).
¿Quién va a ganar? Todo parece indicar que Slumdog Millionaire, que ha arrasado con cuanto premio se ha puesto en su camino, se lo merezca o no.



MEJOR ACTOR


Richard Jenkins en The Visitor.
Brad Pitt en The Curious Case of Benjamin Button.
Sean Penn en Milk.
Mickey Rourke en The Wrestler.
Frank Langella en Frost/Nixon.

Mordieron el polvo: Clint Eastwood en Gran Torino; Leonardo DiCaprio en Revolutionary Road; Michael Sheen en Frost/Nixon; Benicio Del Toro en Che; Colin Farrell en In Bruges: Dev Patel en Slumdog Millionaire.
El escándalo: Ninguno, en realidad. Richard Jenkins es más o menos un nominado sorpresa dado lo pequeña que es su película, pero era el "sexto en discorida". Entra en lugar de Leonardo DiCaprio, que debería estar ocupando el lugar de Brad Pitt entre los nominados (Revolutionary Road es lo mejor que ha hecho a la fecha; Benjamin Button no es una película que de gran importancia a las actuaciones).
¿Quién va a ganar? Mickey Rourke o Sean Penn. Rourke ganó el Globo de Oro y Penn ganó el SAG, los dos premios más importantes que se entregan antes del Oscar. Dado que el SAG lo entregan los actores y el Globo la prensa extranjera, parece que la balanza se inclina a favor de Sean Penn. Tampoco es imposible (aunque es muy poco probable) que Frank Langella resulte vencedor.



MEJOR ACTRIZ

Meryl Streep en Doubt.
Anne Hathaway en Rachel Getting Married.
Angelina Jolie en Changeling.
Kate Winslet en The Reader.
Melissa Leo en Frozen River.


Mordieron el polvo: Sally Hawkins en Happy-Go-Lucky; Kristin Scott Thomas en I've Loved You So Long; Cate Blanchett en The Curious Case of Benjamin Button; Michelle Williams en Wendy & Lucy; Kate Winslet en Revolutionary Road.
El escándalo: Que Sally Hawkins no haya sido nominada pese a haber ganado los premios de la National Society of Film Critics, la Los Angeles Film Critics Association, el New York Film Critics Circle, y el Globo de Oro, cuatro de los premios precursores más importantes que existen. Además de ella nada más seis mujeres han recibido esos cuatro trofeos: Sally Field (1979), Meryl Streep (1982), Michelle Pfeiffer (1989), Emma Thompson (1992), Holly Hunter (1992) y Helen Mirren (2002). Cinco de ellas ganaron el Oscar, y la que no ganó al menos fue nominada.
¿Quién va a ganar? Ni idea. Meryl Streep es ampliamente reconocida como la mejor actriz viva y su personaje es muy bueno, así que tal vez ella (acaba de ganar el premio SAG, que entregan los actores). Su principal competencia es Kate Winslet, que acaba de ganar dos Globos de Oro. PERO hay que tener en cuenta que el personaje por el que está nominada como protagónica en esta ocasión hasta el momento había sido considerado como de reparto. Tal vez su campaña para conseguir una nominación secundaria para The Reader le haya costado votos en la categoría de actriz principal.


MEJOR ACTOR DE REPARTO


Josh Brolin en Milk.
Robert Downey Jr. en Tropic Thunder.
Philip Seymour Hoffman en Doubt.
Heath Ledger en The Dark Knight.
Michael Shannon en Revolutionary Road.


Mordieron el polvo: James Franco en Milk; Eddie Marsan en Happy-Go-Lucky; Ralph Fiennes en The Duchess; Tom Cruise en Tropic Thunder; Brad Pitt en Burn After Reading.
El escándalo: Ninguno, están los que se esperaba que estuvieran. El papel de Philip Seymour Hoffman es protagónico, pero el fraude de categorías es algo bastante común en este tipo de premiaciones.
¿Quién va a ganar? Heath Ledger, con la mano en la cintura. Ha ganado absolutamente todo lo demás.


MEJOR ACTRIZ DE REPARTO


Amy Adams en Doubt.
Penélope Cruz en Vicky Cristina Barcelona.
Viola Davis en Doubt.
Taraji P. Henson en The Curious Case of Benjamin Button.
Marisa Tomei en The Wrestler.


Mordieron el polvo: Rosemarie DeWitt y Debra Winger en Rachel Getting Married; Freida Pinto en Slumdog Millionaire; Beyonce Knowles en Cadillac Records; Tilda Swinton en Burn After Reading o The Curious Case of Benjamin Button; Kate Winslet en The Reader.
El escándalo: No es exactamente un escándalo, pero se esperaba que Kate Winslet fuera nominada en esta categoría por su personaje de The Reader y como protagónica por su papel en Revolutionary Road. Que su supuesta actuación de reparto haya sido considerada por la Academia como protagónica fue una sorpresa, de la que sin duda se beneficiará Penélope Cruz (que perdió el Globo de Oro contra Winslet).
¿Quién va a ganar? Todo parece indicar que Penélope Cruz, aunque podría perder contra Viola Davis (la desventaja de Davis es que su personaje nada más aparece en un par de escenas). Marisa Tomei ya tiene un Oscar que ganó contra todo pronóstico, y su trabajo en The Wrestler es estupendo.


MEJOR GUIÓN ORIGINAL


Frozen River, de Courtney Hunt.
Happy-Go-Lucky, de Mike Leigh.
In Bruges, de Martin McDonagh.
Milk, de Dustin Lance Black.
Wall-E, de Andrew Stanton.


Mordieron el polvo: Vicky Cristina Barcelona, de Woody Allen; Burn After Reading, de Joel y Ethan Coen; Synecdoche, New York, de Charlie Kauffman; The Wrestler, de Robert D. Siegel.


MEJOR GUIÓN ADAPTADO


Slumdog Millionaire, de Simon Beaufoy.
Frost/Nixon, de Peter Morgan.
The Curious Case of Benjamin Button, de Eric Roth.
Doubt, de John Patrick Shanley.
The Reader, de David Hare.


Mordieron el polvo:

Revolutionary Road, de Justin Haythe.


MEJOR PELÍCULA EN LENGUA EXTRANJERA:


Revanche, de Austria.
The Class, de Francia.
The Baader-Meinhof Complex, de Alemania.
Waltz With Bashir, de Israel.
Departures, de Japón.


Mordieron el polvo: Gomorrah, de Italia; Arráncame la Vida, de México; The Necessities of Life, de Canadá; Three Monkeys, de Turquía; Everlasting Moments, de Suecia.


¿Por qué no he visto ninguna de las nominadas al Oscar como Mejor Película del 2008?
Porque de entrada no tendrías ningún interés en ver esas películas (o cualquier otra en cuyo póster no saliera la carota de Vin Diesel o Nicolas Cage) si no hubieras escuchado por ahí que esa película estuvo nominada o ganó un Oscar. El truco que emplean los estudios de cine es el siguiente: según las reglas de la Academia, basta que una película sea exhibida comercialmente durante UNA semana en Los Ángeles para que ésta se considere elegible dentro de un determinado año (la regla es ligeramente diferente en el caso de las películas extranjeras y los documentales), así que lo que hacen es estrenar sus películas de prestigio (o sea, bien hechas) de manera limitada, es decir, en un puñado de cines en Los Ángeles y Nueva York, en el último par de meses del año, para que estén frescas en la pésima memoria de los votantes que al llegar enero tendrán que decidir cuál les pareció la mejor película del año pasado. Esas pequeñas y medianas películas de calidad hacen enormes campañas para recordar a los votantes que ellas fueron las buenas, y las que organizan las mejores campañas y logran que los votantes recuerden su nombre a la hora de emitir su voto son recompensadas con nominaciones a premios y premios. Una vez que las películas ganaron los premios o fueron nominadas a algo, son estrenadas para los pobres perros que integran el público en general, capitalizando al máximo el sello de garantía y la publicidad derivada de las premiaciones. Los estudios ganan muchísimos millones con esas modestas películas, y todos son felices excepto nosotros, los pobres perros que tenemos que chutarnos 10 meses de mierda en el cine porque todas las películas de calidad vienen con una “campaña por el Oscar” incluida que las va a obligar a estrenarse hasta finales de Otoño.

Un ejemplo clarísimo: Zodiac, la mejor película que ha dirigido David Fincher, fue estrenada en EEUU el 2 de marzo de 2007 y recibió exactamente 0 nominaciones al Oscar. The Curious Case of Benjamín Button, la peor película que ha dirigido David Fincher, fue estrenada el 25 de diciembre de 2008 y recibió 13 nominaciones al Oscar. Bueno, esa sí se estrenó en el año que le corresponde, pero eso se debe a su protagonista es la estrella más grande del planeta, cuyo trabajo es precisamente “abrir” la película, o sea, que no debe necesitar trofeos para hacer dinero.


¿De dónde sacas que las de tu lista son las mejores películas del año? ¡Muchas de esas apestan!
Así es, en especial The Curious Case of Benjamín Button, que apesta a repetido y a calculado para ganar premios. Pero las películas que enlisto a continuación no reflejan mi gusto particular. Las buenas personas del sitio
MovieCityNews se tomaron la molestia de recopilar 286 listas individuales de críticos, condensarlas y extraer de ellas las que por consenso son las “mejores” cintas del año. Siéntanse en libertad de estar en desacuerdo (que yo ciertamente lo estoy).


¿Y por qué el conteo de MovieCityNews y no cualquier otro conteo de los 10,000 que se hacen cada año?
Nomás porque sí. Por lo que dije antes, del consenso; 286 listas de críticos son muchas. Y creo que ese conteo en particular tiene un balance aceptable entre el gusto popular (The Dark Knight), lo estrictamente artístico (Wendy & Lucy) y lo de en medio (The Wrestler). En lo personal me parecen mejores las listas de la revista
Film Comment y el sitio de noticias IndieWire, pero si te gusta el tipo de película que domina esos conteos lo más seguro es que a) ya conozcas esos sitios, y b) ya sepas cuáles fueron las mejores del año. Pero les digo, hay un conteo para cada quién. Por ejemplo, si lo que quieres saber es cuáles fueron las películas más populares del año, ahí está la lista de las que recibieron más votos en IMDb (advertencia: incluye horrores como las últimas de Mike Myers, Ashton Kutcher y Cameron Díaz). Para descubrir las joyitas del año (esas películas modestas que no quedan en el top 10 de ningún crítico pero de las que todos están de acuerdo en que son buenas) no hay mejor lista que la de Rotten Tomatoes. La lista anterior también es insuperable e indispensable en materia de documentales.


¿Por qué aparecen en la lista películas de años anteriores a 2008?
Porque el año fílmico es diferente al año de calendario. En materia de cine, “2008” está compuesto de películas latinoamericanas, europeas, asiáticas y de otras latitudes que fueron estrenadas en sus respectivos países hace uno, dos, tres, cuatro o incluso más años, pero que no encontraron distribución en los Estados Unidos sino hasta el año pasado. Lo mismo va para las películas gringas producidas en años anteriores que nada más habían sido exhibidas en festivales de cine y eventos especiales (como el Comic-Con o ShoWest) en su año correspondiente, y apenas el año pasado fueron estrenadas para el público general o en DVD. Si queremos, también podemos incluir las películas que fueron estrenadas en el 2008 en festivales y eventos especiales, pero que todavía no han encontrado distribución y por lo tanto serán consideradas por muchos como películas del 2009, del 2010 o de cualquier otro año. Finalmente, el 2008 fílmico también comprende las películas estrenadas en 2008.


OK. Entonces, ¿cuáles fueron las mejores películas del 2008 según la crítica?

Según MCN, fueron las siguientes (pongo en rojo los nombres de las que todavía no he visto, para que no presten atención al comentario):




1.- Wall-E, de Andrew Stanton. El primer tercio de Wall-E es una obra maestra; en esencia, es una comedia de Buster Keaton o Charlie Chaplin disfrazada de película animada de ciencia ficción. El protagonista es un robot recogebasura de mirada triste que sueña con que alguien lo tome de la mano como hacen los protagonistas de Hello, Dolly!. Sin utilizar siquiera una línea de diálogo, a Andrew Stanton le bastan 25 minutos para mostrarnos un universo emocional que otras películas no logran transmitir en más de tres horas de palabrería hueca *cof*El Curioso Caso de Benjamin Button*cof*.


2.- The Dark Knight, de Christopher Nolan. Batman es un señor que se volvió loco cuando lo mordió un murciélago radiactivo del planeta Kryptón. Su peor enemigo es el Guasón, un payaso que cuando se encabrona se convierte en un gigante verde que destruye la ciudad. Ya la viste, así que no tengo nada que agregar salvo un comentario: ¿se acuerdan de cuando murió Raul Julia, y lo último que hizo fue salir de M. Bison en la película de Street Fighter? ¿Creen que en el infierno (donde van a parar sin duda todas las personas del mundo del espectáculo) exista una "Lista A" a la que pertenece Heath Ledger y una "Lista Z" a la que quedó relegado Julia por toda la eternidad?

3.- Slumdog Millionaire, de Danny Boyle. Un muchacho pobre y simplón tiene que explicar cómo es posible que sepa todas las respuestas del programa de TV ¿Quién quiere ser millonario?, en el que está a punto de ganar diez millones de rupias. Resulta que, por azares del destino, se ha topado con las respuestas en el transcurso de su vida, en la que ha tenido que sobrevivir todos los horrores y vejaciones que un niño pobre del tercer mundo puede esperar: quedar huérfano, ser explotado por adultos malvados, mendigar y, eventualmente, cometer diversos delitos para mantenerse con vida y enamorar a una muchacha.

4.- Milk, de Gus Van Sant. Harvey Milk fue el primer hombre abiertamente homosexual en ser elegido para un cargo público en Estados Unidos, convirtiéndose en un icono de la lucha por los derechos civiles en ese país; una especie de Rosa Parks gay, que en vez de pelear por el derecho a sentarse al frente en los autobuses defendió su derecho a sentarse en el pene de otros hombres sin que hacerlo le impida llegar a ser Presidente de los EEUU.

5.- The Wrestler, de Darren Aronofsky. La triste historia de una ex-estrella de la lucha libre que en el ocaso de su carrera (y tal vez de su vida) se ve reducido a tener que trabajar en un súper para pagarse comida, techo y el ocasional baile exótico con su amor platónico, una stripper cuarentona que tal vez sienta algo por él, pero es una madre soltera responsable que no puede permitirse tener una relación con alguien tan inestable.





6.- The Curious Case of Benjamín Button, de David Fincher. Benjamin Button nace viejo y conforme pasan los años va haciéndose más joven. Conoce a una chica y se enamora, pero tiene que esperar a que ella esté lo bastante vieja y él lo bastante joven para que nadie se vomite a la hora de la intimidad. Una película mala, PRETENCIOSA, predecible, vacía, manipuladora y, pese a parecer todo lo contrario, perfectamente genérica y olvidable.

7.- Happy-Go-Lucky, de Mike Leigh. Poppy es una maestra de escuela peligrosa e irresponsablemente feliz, que va por el mundo intentando infectar a quienes les rodean de su optimismo y su forma positiva de ver la vida. Y no hay grito, insulto o maltrato que pueda hacerla desisitir de su empeño.

8.- Rachel Getting Married, de Jonathan Demme. Kym es una ex adicta que regresa a casa justo cuando su hermana mayor se prepara para casarse. Al parecer Kym es una verdadera bruja, que despierta en quienes la rodean toda clase de odios y rencores, que tal vez terminen por arruinar la boda y destruir a la familia.

9.- Man on Wire, de James Marsh. El documental más divertido y emocionante del año. Philippe Petit es un chiflado equilibrista francés que se impone retos cada vez más peligrosos e ilegales. ¿Cómo superar su caminata de cuerda floja sobre Notre Dame, el puente Sydney Harbour, o sobre unas cataratas que no recuerdo cuáles eran? ¡Pues cruzando una cuerda tendida entre las Torres Gemelas de Nueva York! La historia del crimen artístico del siglo, narrada por sus perpetradores.

10.- Frost/Nixon, de Ron Howard. Luego de ser obligado a abandonar la presidencia de Estados Unidos a consecuencia del escándalo Watergate, Richard Nixon se puso malito y el presidente Ford le otorgó un indulto e inmunidad por sus delitos, con lo que dejó a uno de los máximos pillos en la historia política del país salir libre sin recibir un juicio o siquiera admitir su culpabilidad. David Frost es un conductor de televisión conocido pero de poco prestigio, que logra que el ex presidente le conceda su primera entrevista luego del escándalo. ¿Logrará Frost que Nixon reconozca sus fechorías durante la entrevista?





11.- Let the Right One In, de Tomas Alfredsson. Oskar es un niño triste y debilucho al que los bribones de la escuela le hacen la vida imposible. Eli es su nueva vecina, una niña misteriosa que se hace su amiga y le enseña a no ser tan pelele. Cuando sus lecciones no son suficientes, ella misma tiene que tomar cartas en el asunto y poner a los malosos en su lugar. Una de las mejores películas de vampiros jamás realizadas, salvo por esa puta escena de los gatos que casi me arruina la experiencia de verla (ahora entiendo lo que sintió JM durante la escena de la Bati-moto en The Dark Knight). Véanla y disfrútenla antes de que góticos y emos se apoderen de ella y la vuelvan insufrible.

12.- A Christmas Tale, de Arnaud Desplechin. Una familia disfuncional (o sea, normal) se reune en navidad y pasa lo que tiene que pasar cuando la gente se junta a la fuerza. La descripción no nos dice gran cosa pero el nombre "Arnaud Desplechin" sí: es el chingonazo que hace tres o cuatro años hizo Kings and Queen, una película que te deja sin palabras y con un nudo en la garganta sin necesidad de gritos, lágrimas o mayores aspavientos.

13.- Synecdoche, NY, de Charlie Kaufman. Un director de teatro construye una réplica de Nueva York en una bodega, o algo así. Es el nuevo guión de Charlie Kaufman, así que puedes estar seguro de que es diferente (y mejor) que cualquier cosa que podamos imaginarnos al leer una sinopsis de la trama.

14.- The Visitor, de Thomas McCarthy. Un señor entabla amistad con una pareja de inmigrantes ilegales. Uno de ellos es músico, y su amistad con el señor crece cuando empieza a enseñarle a tocar el tambor (o timbal, o lo que sea; un instrumento de percusión que un señor respetable no tiene por qué estar aporreando). Cuando el ilegal es descubierto, el hombre mueve cielo y tierra para impedir que sea deportado. En el proceso se enamora de la mamá de su nuevo amigo.

15.- Wendy & Lucy, de Kelly Reichardt. Wendy es una muchacha pobre y Lucy es su perrita. Una serie de eventos desafortunados (a Wendy se le echa a perder el coche en el que vive y viaja con Lucy; es arrestada cuando intenta robar comida de perro) las separan, y Wendy hace todo lo que puede (que es muy poco) para tratar de reunirse con su mascota, que además es su mejor amiga y lo único que tiene.




16.- Waltz with Bashir, de Ari Folman. Un hombre narra sus experiencias dentro del ejército de Israel durante la Guerra de Líbano. En su historia mezcla recuerdos y sueños, tanto propios como de sus compañeros militares.

17.- Revolutionary Road, de Sam Mendes. Leonardo DiCaprio y Kate Winslet son una pareja casada cuyo matrimonio está al borde del colapso; ambos están hartos de la rutina, y se culpan mutuamente de que sus vidas no hayan salido como ellos quisieran. Se les ocurre un plan para escapar de la monotonía, pero ¿podrán llevarlo a cabo?

18.- The Edge of Heaven, de Fatih Akin. Ahí les va el comentario más lleno de espóilers que jamás hayan leído, aunque estoy seguro de que de todas formas no pensaban ver esta película (aunque deberían, porque está MUY buena): un viejo solitario se enamora de una prostituta y le ofrece irse a vivir con él a cambio de un pago mensual. La señora acepta, pues necesita el dinero para pagar los estudios universitarios de su hija en Turquía. Al hijo del viejo no le gusta la idea, pero termina haciéndose amigo de la señora, que es a todo dar. El viejo mata a la señora sin querer queriendo y es enviado a la cárcel. El hijo del viejo viaja a Turquía para asegurarse de que la hija de la señora termine sus estudios. La hija de la prostituta es una activista política buscada por la policía que de momento está escondiéndose en Alemania. La muchacha se hace amiga (y amante) de una estudiante alemana, que le ofrece refugiarse en su casa. Cuando la chica es arrestada y deportada, la estudiante viaja a Turquía a intentar sacarla de la cárcel y termina hospedándose con el hijo del viejo, que sigue buscando a la hija de la prostituta. La hija de la prostituta le dice a su novia alemana dónde está escondida una pistola y le dice que vaya a buscarla, pero cuando lo hace unos niños le roban el arma y la matan con ella. La mamá de la lesbiana alemana viaja a Turquía al enterarse de que su hija está muerta, con la intención de continuar su labor y liberar a la muchacha encarcelada. Ahí es donde la trama comienza a complicarse y la cosa se pone buena...

19.- Iron Man, de John Favreau. Un científico y multimillonario de la industria del armamento crea una súper-armadura que le confiere toda suerte de poderes fantásticos para luchar contra el crimen.

20.- Vicky Cristina Barcelona, de Woody Allen. Vicky y Cristina son dos amigas con ideas diferentes acerca del amor y las relaciones que viajan a España y terminan experimentando lo contrario a lo que cada una está acostumbrada: la putona se involucra en una relación seria y la mojigata en un sórdido amasiato. Las dos con el mismo hombre. Y al menos una de ellas termina en tijeras con la esposa del hombre en cuestión.



21.- Frozen River, de Courtney Hunt. La vida de Melissa Leo apesta: no sabe dónde está el borracho desobligado de su esposo (¿la abandonó? ¿Se fue de juerga con sus amigotes desde la semana pasada? ¿Estará muerto, tirado en una zanja?) y está a punto de perder su casa. Entonces conoce a una mujer indígena que le da la solución a su problema: cruzar en su auto la frontera con Canadá, cargar la cajuela de inmigrantes ilegales, y regresar al país conduciendo sobre un río congelado. Así de fácil.

22.- Paranoid Park, de Gus Van Sant. Como sabes, la persona a la que conocemos como "Gus Van Sant" es en realidad dos directores de cine: uno que hace películas convencionales de Hollywood ("Milk" es su mejor trabajo a la fecha) y otro que hace las obras de arte más sexy-aburridas que el mundo ha visto desde que Andy Warhol pasó a mejor vida. Ese segundo individuo es el responsable de Paranoid Park, en la que un adolescente patinetero comete una travesura que tiene consecuencias fatales.

23.- In Bruges, de Martin McDonagh. Dos sicarios viajan a Brujas, donde tienen que esperar una llamada de su jefe, que les dirá a quién tienen que matar ahora. Uno de ellos disfruta enormemente su estancia en el pueblo, y el otro está al borde de volverse loco de aburrición.

24.- I’ve Loved You So Long, de Philippe Claudel. Luego de servir una larga condena en prisión, una mujer va a vivir con su hermana menor y la familia de ésta.

25.- Doubt, de John Patrick Shanley. Una monja ruca y gruñona, pese a no tener ninguna prueba, está convencida de que un padre se está limando a un negrito que estudia en la escuela de la que es directora. Una monja joven e ingenua (y apetitosa, por qué no decirlo) no sabe si creerle a ella o al padre. Cuatro actuaciones indescriptiblemente buenas al servicio de un guión que ganó todos los premios que pueden ser adjudicados a una obra dramática. El resultado es el esperado.




26.- Still Life, de Jia Zhang Ke. Dos historias independientes en las que un hombre y una mujer buscan a sus respectivos esposos en poblados aledaños a la presa de las Tres Gargantas. Si algo aprendí del documental Up the Yangtze este año es que a las personas que viven cerca de la presa más les vale no conocer el significado de las palabras "valor sentimental", pues ¿qué tanto le va a molestar al gobierno de un país de más de mil millones de habitantes desalojar a poco menos de un millón de personas y enviarlas a vivir a otro lado, para después simple y sencillamente borrar el lugar en el que todos esos infelices tenían todos sus recuerdos?

27.- Flight of the Red Balloon, de Hou Hsiao Hsien. La primera película de "Triple H" fuera de Taiwan es una modesta obra de arte. Una joven china va a París a trabajar de niñera y estudiar cine. El niño de la casa toma lecciones de piano. La señora de la casa hace espectáculos de marionetas. Los vecinos piden prestada la cocina para cocinar algo (una pasta, creo) porque van a tener visitas a la hora de la cena. La señora discute con su ex esposo. La chinita usa al niño en su cortometraje, que es un homenaje de la película El globo rojo, de Albert Lamorisse. En palabras de no recuerdo quién, "no hay trama, simplemente una representación de la vida cotidiana" (a lo que agregaría "de personas de clase acomodada en el primer mundo").

28.- My Winnipeg, de Guy Maddin. La mejor película del año y exactamente el tipo de "documental" que desearía que alguien realizara acerca de Campeche, o tener el talento para hacerlo yo mismo. Guy Maddin toma hechos reales, cosas que pudieran ser ciertas, verdades a medias e historias evidentemente exageradas y las mezcla con fantasías, leyendas urbanas y chismes de lavadero para crear un increíble retrato de su ciudad natal. Hay concursos de belleza (masculina) clandestinos presididos por respetables caballeros de sociedad, chafísimas programas de televisión local, bizarras atracciones turísticas, insólitos errores arquitectónicos, orgías de políticos, sociedades secretas, capítulos de la historia que nadie en el mundo (salvo los habitantes de la ciudad) conoce, y muchísimas cosas más.

29.- 4 Months, 3 Weeks & 2 Days, de Cristian Mungiu. La ganadora de la Palma de Oro en el Festival de Cannes de hace dos años, es acerca de una mujer que se realiza un aborto clandestino en Rumania durante la década de los ochentas.

30.- Che, de Steven Soderbergh. Unos señores con barba fuman puros y caminan por la selva durante noventa minutos. Llegan a Campeche y tiran balazos en el parque central durante media hora más. Una muy buena película libre de historias de amor, discursos a la Corazón Valiente o cualquier otra vacilada de las que tanto le gustan al cine de Hollywood y al público en general (con la excepción de que Raúl Castro es interpretado por Rodrigo Santoro, cuando en realidad Margarito hubiera sido una mejor opción).




31.- Encounters at the End of the World, de Werner Herzog. ¿Qué clase de persona abandonaría las comodidades del mundo civilizado para irse a vivir a Antártica? Nada más un chiflado, como Werner Herzog nos demuestra en este documental lleno de momentos cómicos, silencios incómodos e imágenes impactantes.

32.- The Reader, de Stephen Daldry. Un abogado descubre que la mujer que lo hizo hombrecito cuando tenía quince años está siendo enjuiciada por crímenes cometidos durante la Segunda Guerra Mundial. Si tienes un poco de sentido común bastará que te diga "Kate Winslet interpreta a una pedófila nazi" para que salgas corriendo a ver la película.

33.- The Class, de Laurent Cantet. Basada en el libro autobiográfico de François Bégaudeau y protagonizada por François Bégaudeau en el papel de François Bégaudeau, es la historia de un maestro de literatura (creo) que llega a una escuela de negritos malvivientes a tratar de enseñarles cosas. Ganó la Palma de Oro en Cannes el año pasado.

34.- Gran Torino, de Clint Eastwood. Clint Eastwood es el viejo más gruñón del mundo, un rudo veterano de Corea que acaba de perder a su esposa. Odia a sus hijos y a sus nietos, a los que considera unos gordos y vagos de mierda. Sus vecinos son unos chinitos de buen corazón que entablan amistad con él. Cuando son acosados por una pandilla, Clint tiene que tomar su escopeta e ir a hacer justicia.

35.- Tropic Thunder, de Ben Stiller. Durante la filmación de una película de guerra en la jungla de Vietnam, un grupo de actores se ven involucrados en una guerra de verdad. Cuando el protagonista es raptado por unos guerrilleros, los demás tienen que emplear sus habilidades histriónicas para intentar rescatarlo.




36.- Luz Silenciosa, de Carlos Reygadas. Un señor menonita está tentado a abandonar a su esposa y a sus 27 hijos y huir con otra mujer, de la que está verdaderamente enamorado.

37.- Hunger, de Steve McQueen. Un grupo de terroristas de mierda del ERI intentan mediante una huelga de hambre obtener el estatus de "prisioneros políticos". Margaret Thatcher los manda a hacer puñetas. La película es prácticamente muda, salvo por una escena de diecisiete minutos (realizada en una única toma ininterrumpida) en la que el líder de la huelga conversa con un padre acerca de sus motivos para hacer lo que está haciendo. La segunda mejor película del 2008.

38.- Burn After Reading, de Joel y Ethan Coen. Un par de entrenadores de gimnasio encuentran un diskette que contiene las memorias de un ex agente de la CIA. Piensan que se trata de documentos clasificados importantísimos así que deciden extorsionar al dueño, desatando sin querer queriendo el baño de sangre más divertido del año.

39.- Ballast, de Lance Hammer. El suicidio de un hombre afecta drásticamente la vida de tres personas. No la he visto, pero si algo me ha enseñado el cine de Hollywood es que cada vez que pones a una persona de color en la pantalla las risas están garantizadas, así que no veo por qué esta película sería la excepción. Que en la sinopsis usen palabras como "suicidio", "madre soltera" y "antiguo rencor" no mermará mis ganas de ver esta divertída película étnica.

40.- Gomorrah, de Matteo Garrone. Desde que esta película fue estrenada en el Festival de Cannes el año pasado (donde ganó el segundo lugar), no ha dejado de aparecer en los medios, ya sea porque está cosechando algún premio de cine, porque el autor del libro en el que está basada recibió una nueva amenaza de la mafia y tuvo que huir nuevamente, o porque alguno de los actores de la película robó algo o mató a alguien o cometió alguna fechoría. Eso pasa cuando haces una película acerca de la Camorra, la organización criminal más antigua de Italia, y utilizas como actores a malvivientes de verdad.




41.- Tell No One, de Guillaume Canet. Una especie de El Fugitivo en versión francesa, corregida y aumentada; la historia de un buen doctor que tiene que esclarecer las circunstancias que rodean al asesinato de su esposa (ocurrido hace ocho años) al tiempo que es perseguido por la policía y una banda de criminales.

42.- In the City of Sylvia, de José Luis Guerín. Mientras dibuja en un café, un artista ve pasar a una mujer que le parece conocida, así que decide seguirla. La sigue durante noventa minutos. Al final de la película le pregunta "Oye, ¿eres fulana de tal?" y ella responde "No, estás equivocado. Deja de seguirme, por favor". Fin.

43.- Changeling, de Clint Eastwood. Cuando el hijo de una mujer es secuestrado, ella hace todo lo posible por recuperarlo. Cuando lo recupera, sospecha que el niño que le fue devuelto por las autoridades no es su hijo, sino un impostor. Las autoridades, ofendidas, la tachan de madre incompetente y loca, y la mandan al manicomio. Basada en un hecho real.

44.- The Fall, de Tarsem Singh. Un doble de cine que acaba de romperse la madre haciendo una acrobacia (para apantallar a la actriz de la que está enamorado, y que acaba de botarlo) se hace amigo en el hospital de una niñita a la que tiene que convencer de que robe para él las medicinas que necesita para quitarse la vida. La niña sabe que robar es malo, así que él le cuenta una historia de aventuras fantásticas protagonizada por un carismático bandido.

45.- Pineapple Express, de David Gordon Green. Seth Rogen, uno de los peores actores del mundo, es un gordo fumeta que presencia un asesinato y tiene que huir de los malosos en compañía de su dealer. David Gordon Green demuestra que es capaz de hacer divertidísimas películas de estudio, llenas de balazos, vaciladas y persecusiones a alta velocidad que le permitirán hacer las diminutas películas "de arte" a las que nos ha acostumbrado y por las que lo reconocemos como uno de los más talentosos directores americanos de nuestro tiempo.




46.- Reprise, de Joachim Trier. Ay, Dios. No tengo idea de cómo describir esta película. Pero bueno, tampoco tenía idea de cómo describir la mitad de las películas de arriba y aun así lo hice, ¿no? Reprise es la historia de dos amigos que sueñan con ser escritores. El manuscrito de uno es rechazado, y el del otro es publicado con enorme éxito. Además, el que sí publicó su libro conoce a una muchacha y la enamora con éxito. La historia continúa no sé cuántos meses (tal vez un año) después, cuando el que no logró publicar su libro (a quien de ahora en adelante llamaré "A") está yendo con unos amigos a buscar al que sí lo publicó (llamémoslo "B") a un hospital psiquiátrico, al que fue a parar quién sabe por qué. "A" sigue buscando (sin muchas ganas) publicar su libro, y "B" ya no puede escribir nada y lo único en lo que piensa es en recuperar su relación con su enamorada. Para lograrlo, intenta reconstruir al detalle el primer viaje romántico que tuvo con ella. "A" intenta convencerlo de que siga escribiendo".

47.- Dear Zachary: a Letter to a Son About His Father, de Kurt Kuenne. Una mujer cuarentona mata a su novio de veintitantos años poco después de enterarse de que está embarazada. Para no ir a la cárcel, huye a Canadá. Los padres del muerto hacen todo lo posible por conseguir la custodia del bebé y hacer que la muy perra sea detenida. Cuando el niño tiene trece meses de edad, la corte acepta que la mujer sea enviada a Estados Unidos para que la juzguen por el crimen. La desgraciada ahoga al bebé y se suicida. Es un documental, y fue dirigido por un amigo del papá del niño.


48.- Standard Operating Procedure, de Errol Morris. Errol Morris es el Steven Spielberg del cine documental: bien pudo realizar una película más cruel, hacer preguntas más difíciles y dejar a todos en el cine sintiéndose gloriosamente mal. Esta cinta trata de los excesos cometidos por los soldados estadounidenses en la prisión de Abu Ghraib, de las que todos nos enteramos por la imprudencia de algunas personas que consideraron una buena idea tomar fotos y videos de las fechorías que estaban cometiendo. Como el título de la película indica, lo que los soldados hicieron, según definiciones oficiales, fue el "proceso de operación estándar", es decir, nada fuera de lo común o meritorio de un castigo o una amonestación.

49.- Trouble the Water, de Carl Deal y Tia Lessin. El huracán Katrina visto desde los ojos de quienes (apenas) sobrevivieron su embate: una negrita aspirante a rapera comienza a grabar desde que se entera que un huracán se acerca a Nueva Orleans. No sospecha que se avecina el peor desastre natural en la historia de Estados Unidos, y que está a punto de vivir la experiencia más horripilante de su vida.

50.- Elegy, de Isabel Coixet. "Chuchos finos para el caballero exigente", bien pudo ser el slogan de esta película. Ben Kingsley interpreta a un calenturiento profesor unveristario que, tras abandonar a su esposa (convirtiendo a su único hijo en un pendejo irremediablemente resentido), se ha dedicado a las relaciones poco significativas con cuarentonas ardientes. Entonces conoce a Penélope Cruz, una estudiante que tiene de inteligente y profunda lo que tiene de guapa y ponedora.

15 comentarios:

Eduardo Huchin dijo...

Gracias!!!!

Y pasando a otra cosa: me alegra saber que "My Winnipeg" es todo lo que yo esperaba de ella.

Bárbara dijo...

No tiene nada que ver con el post, pero igual...

¡¡¡Japiberdeituyu Rodro!!!

Beso grande

Eduardo Huchin dijo...

¿Cómo que no tiene nada que ver con el post, Bárbara? Esta entrada estuvo programada para aparecer a la misma hora en que nació Rodrigo.

Anónimo dijo...

Que hueva.

Anónimo dijo...

que nadie vio la pelicula "cashback"???

Anónimo dijo...

anónimo bueno: "Cashback" es del 2006. Está buena, pero creo que funciona mejor como cortometraje.

anónimo malo: Hueva das tú, que te molestas en comentar algo que ni siquiera te gustó. Hacer el post fue muy divertido, y habrá a quien le entretenga o le sirva para algo leerlo.

Anónimo dijo...

Por cierto que Sean Ellis (el director de "Cashback") hizo una película el año pasado, The Brøken. Habrá que ver...

Lechuga dijo...

Es mi idea, o Rodrigo se la pasa demasiado tiempo viendo peliculas...

Por que mejor no te cortas el pelo, te pones un traje, y te pones a buscar trabajo... recuerda que tus impuestos mantienen a nuestros flamantes gobernantes... viene el 14 de febrero, y van a querer regalarle algo a sus 'amigas'... necesitan nuestro apoyo...

jeje, pero bueno, buen post.
Salu!

Marit dijo...

pues me da gusto que la balanza se incline hacia penelope cruz en el mejor papel de su vida, la ame totalemente y aun no supero esa pelicula, se fregó a la johansson que ni la volteas a ver.
anyways me va a dar mucho coraje que gane sean penn, asi q espero ver subir a mickey rourke o ire a quemar los cines hollywood en señal de protesta.
coincido, terrible que no hayan nominado gran torino

Anónimo dijo...

Hola Rodrigo.
Sabes, aún cuando mencionas que tus sinopsis no reflejan tu gusto personal, en mi opinion si lo hacen. Y si bien estoy de acuerdo con la mayoría de las referencias, creo que exageras en cuanto al "curioso caso de Benjamín Button", si bien no es la mejor película de todos los tiempos, si es una muy buena, al igual que el cuento del que viene la adaptación. No entiendo porque te encarnizas tanto con esa historia que bien vale la pena. No así, películas como "Tropic Thunder" que también se encuentra nominada y esa sí, para que veas, es una terrible pérdida de tiempo.
Bueno, solo es mi opinión. Saludos, y buen blog!

Anónimo dijo...

anónimo amable de arriba: Lo que no refleja el gusto personal del autor de esta entrada es la SELECCIÓN de las películas y el orden en que aparecen en la lista. Los comentarios son 100% opiniones personales (por eso se aclara cuáles todavía no han sido vistas y se advierte no hacer caso).
"Benjamin Button" no puede ser tan mala simplemente por la magnitud del talento involucrado; el problema es que ese talento se haya puesto al servicio de un producto tan superficial.

anonimo 5 dijo...

No se dan cuenta que Rodrigo no escribió este post. Es obra de P.

JM. Garcíamagaña dijo...

Querido P es un excelente post.
a ver si me chingo unas cuantas...

Dejate ver mas seguido chingao.

Anónimo dijo...

Gracias a la magia del internet he podido ver CASI todas las películas que mencionan en el post (http://www.mejorenvo.com) y debo decir que coincido en casi todo lo mencionado (a excepción de que a mi parecer la actuación de Cate Blanchett y muchos mas que no son Brad Pitt en El curioso caso de el tata me parece buenisima y muy salvable), para el que se atrevió a decir que Tropic thunder es mala... tres lapos, es buenisima mijo! Solo hay que acostumbrarse!

Por cierto, hoy vi W. de Oliver Stone y me esperaba mucho más de ella, Revolutionary Road debió ser tomada en cuenta para el Oscar a mejor película, actor y actriz.

Por mucho mi película favorita este año es The Wrestler, tomando en cuenta que cumple los requisitos para ser considerada buena para mi y para Hollywood, Mickey Rourke se debe llevar el Oscar...

Excelente post... y saludos!

PD 2.- Debo confesar que me afloró un lado desconocido de mi cuando vi a Brad Pitt navegando y en su moto y chamarra de cuero en El curioso... Ja! y sé que no soy el único! jajaja

Alejandro the Basilisk dijo...

excelente post

muy bueno

no soy capaz de agregar nada mas

saludos