martes, 18 de septiembre de 2007

El maestro del terror

“NO HAY QUE TENER MIEDO DE LOS MUERTOS, SINO DE LOS VIVOS.”

Mi hermano mayor debió ser escritor. O productor de cine o guionista de series televisivas, o algo relacionado con el mundo del entretenimiento. Sin embargo decidió, mitad por voluntad propia y mitad por un derrame cerebral que mandó al otro barrio a papá, hacerse cargo del negocio familiar, para años más tarde entregarle un anillo de compromiso a su novia y pasar a formar parte de su muy bonita y no menos disfuncional familia. Viéndolo así, un hombre de treinta años que todas las mañanas se monta en una camioneta verde botella para ir a trabajar a su taller mecánico, ante la mirada de cualquiera pasaría por otro aburrido ciudadano laborioso sin nada que ofrecerle más que la oportunidad de poner a prueba su memoria recordando el número de teléfono que vio impreso en la parte trasera de la camioneta verde botella mientras esperaba que el semáforo cambiara de rojo a verde, ahora que, minutos más tarde y para su mala fortuna, su vehículo se ha descompuesto y necesita con desesperación un taller mecánico rápido, eficiente y a un precio irrisorio; y aquí, en vez de haber un punto y coma, hubiera aparecido un punto y final para dar por terminado el escrito de esta semana si la personalidad e imaginación de mi hermano mayor fueran en realidad las del dueño de taller mecánico, o si el arriba firmante fuera uno de esos famosos cerdos capitalistas de los que tanto hablan sus amigos, que abusa de sus files lectores y aprovecha este espacio para hacer publicidad escribiendo el celular y dirección del negocio de su querido hermano.
“Eres un marica”, me dice mi hermano amparado en sus entrenados nervios de acero mientras observa de reojo como oculto el rostro entre mis temblorosas manos para no presenciar cómo un muerto viviente, o Jason, o un muñeco de ventrílocuo poseso por Satanás descuartiza a otra tetona de curvas peligrosas y apetecibles. En resumidas cuentas, esa es la historia de mis visitas a Mérida: pasar largas horas frente a un televisor de cien mil pulgadas presenciando maratones televisivos al borde de la epilepsia y/o del infarto. Porque “Coco” (apodo que le endilgaron desde niño y ahora más que nunca le va como anillo al dedo, pues de colocarse una bolsa de papel estraza en la cabeza mataría de un infarto por igual a niños y adultos del vecindario) es un fanático de la televisión. Al menos así lo prueban las paredes de su sala que están tapizadas de DVDs con todas las temporadas de las series televisivas imaginadas, de la A a la Z: Arrested Development, Band of Brothers, Carnivale, Charmed, Desperate Housewives, Extras, Friends, Gantz, House M.D., Invasión Extraterrestre, Joan of Arcadia, King of Queens, Los Simpsons, Married with children, Nip/Tuck, The O.C., Prison Break, 30 Rock, Seinfeld, That 70’s Show, Ugly Betty, Veronica Mars, The Wonder Years, X-Files, Yes Dear; al igual que un incontable número de películas. Sin embargo, su colección más preciada es la de películas de terror, “su pequeño tesoro”, que resguarda en decenas de carpetas y observa con ojos igualitos a los de Gollum cuando miraba con oscuro deseo el anillo en el dedo chato de Frodo.
Su casa es el cine de terror más genial de la ciudad, al cual he cogido cariño, muy a pesar de que sólo asista para pegar de gritos que superan por mucho en sonoridad y terror a los de las victimas devoradas por criaturas demoníacas. Y si al principio de este escrito mencioné que mi hermano debió dedicarse al mundo del entretenimiento es porque su imaginación es infinitamente superior a la de cualquier escritor de espectáculos: “¿Te imaginas que los monstruos existieran en la vida real?”, me dice evadiendo la pregunta que le hice acerca de qué opinaba sobre la aprobación de los diputados al aumento del precio de la gasolina. “Pues que las mejores noticias estarían en la sección de Terror”, agrega al ver la cara de incredulidad que puse, y enseguida suelta una retahíla de encabezados de noticias de primera plana en la sección que acaba de inventarse:
“Banda de Hombres Lobo aterrorizan la colonia Prado Norte”.
“Decenas de atractivos adolescentes mueren mientras dormían: Freddy Krueger principal sospechoso”.
“Festín de cerebros en el zócalo capitalino el día del grito de independencia por ataque de zombis: el Presidente Calderón sigue ejerciendo su cargo a pesar de ser una de las victimas”.
“Matel retira del mercado muñecos defectuosos: llevaban incluida el alma de asesinos seriales”.
Fidel Velásquez, líder del PMV (Partido de Muertos Vivientes) exige ante tribunales tomar nuevamente las riendas del CTM (Confederación de Trabajadores de México)”.
“El pueblo exige al gobierno viviendas dignas: dos de cada tres casas del INFONAVIT vienen con al menos un alma en pena”.
“México líder en deforestación, tala de árboles y exportador de estacas a nivel mundial.”
No me cabe la menor duda que mi hermano cuenta con una de las mentes más imaginativas de este mundo, y que el escritor de la familia debió ser él y no yo, sin embargo creo que el mundo real todavía se mantiene como el lugar más terrorífico de todos, pues ni el monstruo más espeluznante de John Carpenter le gana en fealdad a Elba Esther Gordillo y ninguna película de Alfred Hitchcock o Sam Raimi nos paralizaría tanto el corazón como las leyes que aprueban todos los días nuestros brillantísimos políticos.

18 comentarios:

RICARDO dijo...

la televisión local, en Acapulco,mostró al tal Freddy Krueger quemar un camión asesino

la garfias dijo...

zaz!

te faltó dar tu tanda ahora que andabas en mérida, ni djiste ya estoy por aquí.Eso te ha adjudicado una multa con tus nuevos amiguitos de mérida, y como es acumulativa ya te fregaste.


por otro lado, algunas de las series nombradas en este posto son de culto muchacho, no te metas con ellas. Hay gente como mi hermano que también ha coleccionado mil dvds y que bueno, así ya no tengo que pagar renta en otro lado.

Antonio larrosa Diaz dijo...

Todo lo que esplicas es horroroso, pero no tanto como lo que está sucediendo con los pequeños ahorros de los trabajadores que los está absorviendo la bolsa para beneplácito de los banqueros que no paran de aumentar sus beneficiops año tras año. Y no hablemos de las hipotecas o de las guerras de Irak,,etc, etc. Indudablemente en los tiempos que nos ha tocado vivir todo es terrorifico y hay que tener mucho valor para salir a la calle repleta de asesinos a cual más sanguinario. No sé a donde vamos a llegar.bueno si me lo permite usted dire que en mi web tambien hay escritos sobre el tema de hoy, les espero. www.antoniolarrosa.com

Haim dijo...

interensante lo que escribes...

Daniel dijo...

Hola Rodrigo, va acuse de recibo y un titipuchal de risas. Gracias pues, por compartir tus textos y que ojalá sean muchos. Van saludos de pesero y algo de Black Sabbath

Luis dijo...

SOLO PARA FELICITARTE POR TAN ATINADOS PENSAMIENTOS Y QUE ME SIGAS TENIENDO EN CUENTA COMO UNO DE TUS CONTACTOS, Y RECIBI TUS MENSAJE EN DONDE ME DECIAS, QUIEN ERES, GRACIAS HASTA LUEGO, QUE ESTES BIEN

Claudia dijo...

Eres muy bueno escribiendo.

saludos y buen dia.

Luis Enrique dijo...

Tan bueno como todo lo que escribes y eso que en imaginación, ni quien te ponga un pie delante, pero el último parrafo es simplemente genial. Gracias y sigueme considerando entre tus fans. un abrazo

Jennifer dijo...

hola no se cual es la ciencia de escribir historias de las cuales no sabes
si la gente le va a gustar. Porq lo haces?

Elizabeth dijo...

hola, me llamo Elizabeth, no tengo la menor idea de porque este escrito ha llegado a mi correo, pero honestamente me ha parecido genial, y si es sierto todo lo que en él escribiste, dejme decirte que cualquiera desearía que tu hermano abriera un cine de terror, ami en lo particular, me da mucho miedo verlas, pero contal de pasar un rato agradable con mi padre, las veo.

gracias por enviar este escrito tan divertido e interesante.

Carlos dijo...

GRACIAS POR COMPARTIR TUS ESCRITOS CONMIGO, ME PARECEN EXCELENTES, SALUDOS

yaneth dijo...

La grandeza de la imaginación sobrepasa todas las estúpideses cotidianas del mundo real, no por nada se crearon películas de terror y fantasía, porque al final, a pesar de que cada día te levantes saboreando o incluso percibiendo que hoy alguien la va a volver a regar, incluso tú, sabes que vienes de un mundo donde las cosas más inverosímiles son posibles: el sueño, que pareciera ser producto de la imaginación.

Gaby dijo...

nene gracias por todos y todos los mail de este tipo k me mandas, de verdad me gustan... pero explícame algo.... que son???? x k dejame decirte k soy medio mensa y si es un libro o algo asi los bajo y los imprimo, si no... k son??? espero respuesta, x su atencion gracias... por cierto a ver k dia me ablas para salir si no te pegan xaio.

besos.... atte gaby

Jennifer dijo...

Eres un criticador del mundo entero, me parece demasiado patetico que te
paguen por decir cosas malas de las personas, tanto de cantantes como de
personas que posan para redactar lo que sea de ellas. bueno es tu trabajo,
me imagino que debes ser rico en criticar a las personas. Debes ser un
experto en los chismes. Si te escribo es porque he leido tus historias,
aunque no totalmente pero se ven interesantes. No se porq razon me escribes,
para que, por que, se que deben pagar bien, pero no me parece bien lo que
haces. Es tu problema. No te conozco. Tampoco quiero conocerte. bye

abraham dijo...

Apreciado e insistente creativo de las letras, ahora me quede intrigado con las historias de tú hermano mejor conocido como “El Coco”. Sabes yo también le hago a la escribida pero no me la paso forzando a medio mundo a que me lea, él que quiera solo se lo hago saber una sola vez.

Quizás si te hubieses presentado como la ética lo dicta otra historia seria, soy de la opinión que esta era digital nos distancia más que unir al mundo. En este mundo de 6 grados de separación no te da el derecho de enviarme lo que se te ocurre en tus sueños, yo no lo hago ni con mis amistades más cercanas. ¿De qué privilegios gozas tú? Si tanta hambre tienes de lectores pues entra a la pagina: http://www.ficticia.com/ para que ahí le entres a los catos con los críticos y gente que si goza de lectura en general.

Yo en lo personal sostengo que las historias de tu hermano sí me interesan puesto que yo también y a mis otras amistades somos del gremio del terror y sus derivados. Y hasta te presumo que producimos nuestros propios cortometrajes de terror, ciencia ficción y demás temas. Pero no me la paso haciendo ruido ni apropiándome de direcciones ajenas. Y en dado caso que el “Coco” no se haya puesto a escribir sus ideas, pues ahí tú le estas faltando como hermano. Deberías de incitarlo con la misma insistencia que envías a mí tus no solicitados blogs sin previa presentación. Ojala y me hagas caso tu hermano ya tiene un fan o por lo menos un curioso que si quiere leer sus cuentos, por favor comunícaselo y espero sus trabajos de imaginación ya que yo también ando en la producción de mi segundo corto y mi más reciente cuento de suspenso que aun no me decido por el titulo, “Eternometraje” o “Palomitas.”

abraham dijo...

Qué lastima das rodi, de seguro has de pensar que tus flatulencias han de oler a perfume de gardenias.

Ya quisieras que alguien te leeyera, espero los cuentos del "Coco", los tuyos no. Te recomiendo que visites www.lulu.com



Creo que ahí encontraras otro "método" para que consigas expandir a un mundo insospechó y ávido de tu prosa.

Gabriel dijo...

no mames rodrigo, manda algo bueno, NO NOTICIAS COPIADAS DE LOS DIARIOS Y/O REVISTAS.

La Jornada (Nicaragua) dijo...

Publicado en:

http://www.lajornadanet.com/diario/opinion_base/publicados/2007/septiembre/maestro-del-terror-20.html