domingo, 16 de septiembre de 2007

Tequila: cruda moral



No sé a qué se habrá debido pero anoche, a mitad de la fiesta en conmemoración de la Independencia de México y del nacimiento de su novia (mi hermana, nacida exactamente 177 años y un día después de que Hidalgo diera el grito más famoso en la historia de nuestro país) a la que mi cuñado muy gentilmente me invitó, hubo algo en el ambiente que me hizo recordar aquella serie de imágenes de la fotógrafa mexicana Daniela Rossell, Ricas y Famosas. Creo que cualquiera que pueda leer esto sentado cómodamente en su habitación, al tiempo que escucha música o busca pornografía en otra ventana, mientras se recupera de los excesos de la noche anterior (alcohol) y la tarde de hoy (comida) y sufre por tener que ir mañana de vuelta a la universidad o a un trabajo que en definitiva no consistirá en picar piedras y cargar sacos de cemento bajo el sol inclemente, podrá apreciar lo perverso que es celebrar el fin de la opresión en nuestro país.




En las altas esferas de la sociedad, las viejas ridículas gozan de un fuero concedido por sus poderosos maridos que las hace invulnerables...



... a casi cualquier cosa.

4 comentarios:

RICARDO dijo...

ves, te kleo sin necesidad de mail

Napoleon dijo...

Qu'qu'une situation terrible! Les idéaux de la patrie : une égalité, une liberté et une fraternité se trouvent piétinées comme ce beau lion, plus que des réformes économiques au Mexique une guillotine il viendrait bien.

Une santé, Bonaparte.

p dijo...

No creo que alguien haya captado que (si no me equivoco) el título hace referencia a la película "Tequila: cruda mortal". Esas fotos son un triunfo del contenido sobre la técnica; no son buenas fotos, pero son importantes por lo que muestran.

Benito Juarez dijo...

¡Tu fundillo burgués! Qué tiene que ver una obra maestra del terror sinematográfico como "tequila cruda mortal", con una gabacha agarrada a un espejo pizando un león, ¿sería tan amable de sacarme la duda Señir P?

El respeto al derecho ajeno es la paz.

Saludos, Bomberito.