miércoles, 5 de septiembre de 2007

Un diafragma para los ojos infantiles

"¡Dios! ¡Nunca podré tocar a ese niño de forma inapropiada!"

No importa que se trate de un producto o una ideología, las sutiles técnicas empleadas por el marketing tercermundista garantizan a quien las aplica el éxito a la hora de vender, y cuando de ventas se trata, nadie le gana a la Iglesia Católica. El día de hoy les presentamos este hermoso cuadro que decora la entrada de la capilla de la escuela Miguel Hidalgo, conocida por ser la incubadora de las futuras bellezas que algún día iluminarán el firmamento social campechano. Francamente, no puedo imaginarme una escena más hermosa, más saludable, más apropiada, para ser observada por una niña durante sus años formativos. La obra parece preguntar a quien la observe "¿Tú también vas a ser una suripanta que se embaraza fuera del matrimonio y tiene que abandonar a su bebé, para que este termine siendo devorado por los cochinos?".

...y entonces me responden: "Es que eres un ignorante que no conoce la historia del Padre Yermo. El amaba a los niños y aborrecía a los cerdos, y él..." Nada. Padre Yermo mis huevos. La Iglesia predica cosas diferentes en el mundo desarrollado y el tercer mundo. Saben que a un público culto no le pueden hablar en términos de vírgenes milagreras, así que reservan los argumentos infantiles y simplones para nosotros, que hemos aprendido muy poco desde que el hombre blanco nos conquistó hace más de 500 años. Llamemos a las cosas por su nombre: este cuadro es un método anticonceptivo, y su función es penetrar el subconsciente de las niñas para, paradójicamente, evitar que... bueno, creo que su objetivo es bastante obvio.


"¡Niñita, este pudo haber sido tu bebé! ¡Oink, oink!"

Sin duda un bonito y efectivo represor para que las estudiantes se la piensen dos veces antes de cometer algún pecadillo carnal, no vaya a ser que los cerdos del infierno se les aparezcan y las devoren vivas. No en balde dicen que varias ex-alumnas permanecen vírgenes aún después del matrimonio y que con frecuencia despiertan a la mitad de la noche gritando: "¡No me toques cochino, no!"

2 comentarios:

Monica dijo...

Hola!
pues yo soy ex miguelina y la verdad que jmas habia pensado en ese cuadro del modo en que lo estas diciendo, y pues no creo que halla sido efectivo porque vieras cuantas se embarazaron apensa y salieron de ahi, ya en prepa empezaron con las andadas, claro tantos años sin hombres pues dieron resultados tragicos. gracias por el comentario que de ahi salen bellezas y pues si quieres darte una idea de como era eso alquila "the magdalene sisters" ja creo que las represiones psicologicas de las monjas eran mas fuertes (aunque no efectivas) que cualquier imagen. saludos

Anónimo dijo...

el que escribió este panfleto electronico es un psicopata que odia a la mujer y al animal y que ha traumado personas. Deberia ir a la carcel.

Que vea la pelicula el castillo de la pureza, película de mexico y las the magdalene sisters y los motivos de luz.