martes, 25 de septiembre de 2007

Gracias por cumplirnos




“¿NO FUE INCREÍBLE? BRITNEY SPEARS, DAMAS Y CABALLEROS. WOW. TIENE 25 AÑOS Y YA HA LOGRADO TODO LO QUE VA A LOGRAR EN LA VIDA.”

- Sarah Silverman (Premios Video Music Awards MTV 2007)

Satisfechos. Saciados. Contentos. Alegres. Incontables adjetivos parecidos pueden describir lo que experimentamos la semana pasada, incluso quienes no lo presenciamos en vivo pero que gracias a los medios de comunicación, a los amigos, a los conocidos, a los vecinos y todo ser humano vivo en la Tierra nos enteramos del asunto para dibujar (al igual que todos ellos) una grandota sonrisa en el rostro.

No era para menos. Se veía venir y la tragedia ocurrió, incluso más allá de lo que nuestra imaginación pudo concebir; de ahí el revuelo y el impacto de la nota hasta hoy día. ¿Por qué escribir sobre un evento tan frívolo habiendo tantas noticias reales, relevantes y terribles en el mundo? Porque somos malvados. Porque disfrutamos con endiablado placer la caída y el sufrimiento de las demás personas, y si es un conocido, más y mejor aún, porque a los famosos aunque no los conozcamos en persona y nunca hayamos cruzado un buenos días con ellos, es como si fueran nuestros parientes consanguíneos, pues ni a nuestros propios familiares les conocemos la biografía integra: novios, amantes, lunares en la espalda, excesos, borracheras, fotografías de su sexo depilado, pasta de dientes favorita, etcétera. Afrontémoslo, no hubo alguien (excepto sus familiares de verdad, y aún tengo mis dudas respecto a ellos) que no se regocijara al ver que la hermosa y tierna chica que un día apareció de la nada disfrazada como colegiala para conquistar el mundo entero (incluido el medio oriente fundamentalista, donde los barbones de Al Qaeda al parecer son también unas comadres de clóset que no se pierden una nota de las revistas de cotilleo para poder amenazar de muerte a las “prostitutas” occidentales) ha terminado su metamorfosis en una señora divorciada, gorda y fodonga, madre de dos hijos, que baila con pañal y sostén negros sin el menor recato delante de millones de personas como sólo podía hacerlo una señora divorciada, gorda y fodonga madre de dos hijos y adicta a las drogas. Es horrible pero es la cruel verdad. Y nosotros lo sabíamos. Y no sólo lo sabíamos sino que como leonas agazapadas tras la espesa hierba esperábamos el punto álgido de nuestra hambruna para brincar sobre el antílope cojo, tuerto y viejo de la manada que disfruta sus últimos sorbos de agua en el río. La presa era segura. Más cuando los rumores decían que la chica que un día erotizó por igual a mujeres y a hombres de todas las edades y estratos sociales por bailar como una amazona envuelta en una serpiente pitón había llegado a Las Vegas con cuatro días de antelación para tener un triunfal retorno ante las cámaras de televisión, pero que optó por utilizar esos días para ser ella misma, es decir, pastorearse ebria de fiesta en fiesta y dilapidar una fortuna despidiendo a su estilista particular, que trajo en un jet privado ex profeso para que hiciera milagros con su blonda cabellera, al igual que a los insolentes diseñadores de moda que le habían confeccionado un bonito vestido que ocultaba su renovado abdomen de albañil.

Las luces del escenario se encendieron y todos recibimos lo que esperábamos, incluso más, por eso estaremos en deuda con ella hasta la muerte (su muerte, desde luego). A nadie le importaban los ganadores de los premios de MTV, o las epidemias, o las guerras, o las injusticias que azotan al mundo. Britney era el centro del Universo. Un centro bastante gordo y torpe. Y nosotros, con la boca abierta, atónitos esperando a que rodara como un barril por las escaleras. No sucedió, claro, eso era pedir demasiado. Pero nos complació verla dar unos pasitos erráticos de porcino recién nacido, poniendo a prueba y al límite la fuerza de su cuerpo de bailarines que le ayudaban (al mismo tiempo que se herniaban) a subir los peligrosos peldaños de las escaleras del escenario de dos centímetros de altura. Total, que la presentación en su conjunto fue un hermoso desastre y está de más ahondar en detalles como el playback, la uña postiza que se le cayó y todo lo que ya se comentó hasta el hartazgo en los medios y en nuestras interminables charlas diarias de oficina. Lo que cabe resaltar es lo que ocurrió desde que la madre de familia abandonó el escenario hasta los minutos en que escribo este artículo y los minutos, horas, días y años venideros. Todos sabemos que la vergüenza ajena vende, y mucho, pero no sospechábamos cuánto y hasta qué punto. Y más cuando un batallón de fenómenos cibernautas (sólo uno se hizo famoso, el más ridículo, por su puesto) ha salido en su defensa, y otro batallón de pobres diablos se toman la molestia de parodiar a los plumíferos defensores de lo indefendible. El resultado: La Britney más famosa de la historia, más aún que cuando era una profesional y se mataba en el gimnasio y en la pista de baile durante meses para que su público desquitara el estratosférico precio del boleto que pagó por verla.

Con el embarazoso espectáculo de la semana pasada queda comprobado que a nadie le interesan las historias de éxito, salvo las propias, y Britney lo tenía muy claro en su recóndito subconsciente de pueblerina analfabeta, pues cada decisión descabellada que tomaba paradójicamente la ponía un paso más cerca de la inmortalidad, pues en este mundo moderno donde el buen gusto lo posee (a Dios gracias) la minoría, su reinado seguirá perecedero hasta que otra vieja-joven-golfa-ridícula reclame el trono con un bochornosísimo y truculento acto masivo que nos deje a todos con las bocazas abiertas del asombro y aún más satisfechos que los marranos que se revuelcan en los charcos de lodo de las porquerizas.

18 comentarios:

Benito Juarez dijo...

¿Y ahora que haremos? sólo le queda un fan berdadero (Pony) que espera sus canciones en la internet, yo me boy con la que canta "bajo mi sombrilla-illa-illa", me recuerda a la que cantaba Doroteo Arango: "llamame Pancho Villa-illa-illa".

El respeto al derecho ajeno es la paz.

Saludos, Bomberito.

Gloria dijo...

Rodrigo, tienes razón:

Decía hoy el director de Servicios Periciales en Baja California, que los seres humanos nos tendemos más hacia la violencia porque ya está dentro de nuestra cultura, y entre esa violencia se encuentra el rechazo social, la sutil y debastadora guerra psicológica.

Somos así, nos congratulamos porque haya violencia, recordé en este momento las caricaturas de los degolladores y sangrientas imagenes de los perros y gatos en el programa de Los Simpson.

Qué tristeza. Trabajo en un periódico, y en ocasiones me pregunto si no habrá en realidad una noticia buena, por qué siempre nos enfocamos a las malas, y las buenas las sacamos, pero no las enzalsamos como las noticias amarillentas, rojas, frías, violentas.

Qué lastima, porque criticamos lo que nosotros mismos, como sociedad, estamos creando. Violencia,rechazo, desconfianza.

Saludos desde Mexicali.

Serpico dijo...

Sale sobrando tu comentario brother. Entiende que Britney nunca va a leer tu texto rebuscado y lleno de adjetivos inútiles. Para qué opinar sobre una persona que es famosa, que ha ganado lo que tú nunca ganarás ni ganando becas por doquier; ella ha hecho lo que ha querido con su vida, con la prensa y lo seguirá haciendo mientras existan seudo-escritores como tú que creen que por escribir textos de lo que ya todos los televidentes vieron. Te recomiendo algo, mejor crea literrariamente, escribe más poesía, cuentos, qué sé yo, en vez de contaminar nuestros mails con tus opiniones que a nadie le importan.

Laura dijo...

Hola, mi nombre es Laura, vivo en Toluca y por una casualidad de esas extrañas que presentan continuamente las ciudades pequeñas tuve la oportundad de leer dos de tus escritos, "Maestro del terror" y "Gracias por cumplirnos" encuentro tu estilo divertido e interesante, bastante filoso debo decir, lo he disfrutado mucho y te agradesco que dejes que el ciberespacio absorba algo de ti para los que aveces nos enteramos coma ya dije por mera casualidad. Espero seguir leyendo tus palabras y que te diviertas tanto escribiendolas como yo leyendolas. Cuidate.
Laura

Mariana dijo...

Hola! Rodrigo Solis, te escribo este mail en primera para felicitarte porque escribes muy bonito, cuidate.

saludos.

Luz dijo...

Hola, me gusta tu estilo al escribir.

Luis dijo...

Estupendo como siempre, pero sobre todo muy veraz, muy análiticamente certero de como es la humanidad. GRacias de nuevo y adelante, me da muchísimo gusto leerte, lástima que a mi edad no pueda aprender de tí aunque sea "alguito". Saludos

german dijo...

bueno esto si es digno de leer , lo anterior esta lleno de traumas felicidades por este los demas estan de pensarse

karla dijo...

FELICIDADES POR TU ESCRITO ESTA BUENO LO DISFRUTE, CUIDATE MUCHO BYE.

castillo dijo...

salerooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo

Felis dijo...

Tu prosa es impecable, aunque tu crítica es muy dura y sardónica. No soy fan de Britney y ni siquiera me ha gustado nunca el tipo de música que ella interpreta, pero me pregunto si una mujer por muy polémica y controvertida que sea, se merece adjetivos tan duros y despiadados. Espero que como mencionas en una parte de este artículo, no sea una posición meramente tuya, sino que buscas reflejar una actitud que desafortunadamente nos caracteriza las más de las veces como colectivo social ("Porque somos malvados. Porque disfrutamos con endiablado placer la caída y el sufrimiento de las demás personas")...

Un saludo

Ariel Camargo dijo...

Pero que manera de JODER !! compadre !!!! pinche campechano mediocre y homosexual frustrado, con razón los odian mis paisanos yucatecos!!!

Entiendo porque hay gente que te quiere matar, una vez más te lo pido de buena manera, elimíname de tu pinche lista que no quiero recibir tu basura, antes de que me den ganas de empezar a ubicarte físicamente.

No me vayas a salir con tu mariconada de la última vez en que me decías "ay es que pensé que ya te había eliminado" no me contestes ni madre, sóll elimíname y listo.

Es la última vez que te lo pido de buena manera, de hecho ya tengo una excelente pista para rastrearte y dar contigo.

Ricardo Arambula Reyes dijo...

Es muy facil criticar y quejarse pero piensa antes de abrir el ocico para criticar que hubieras hecho con su exito y sus millones y espero que algun dia tengas el 10% el exito y talento ahuque sea efimero que ha tenido ella. Y para terminar no creo que con tus criticas vallas a llegar muy lejos empieza por ti. Y abre tu mente.

Vanessa dijo...

hola solo se q escribes mucho solo espero q nunca te canses de escribir y aber cuando me escribes algo a mi lo estare esperando con gran entuciasmo ta quiere tu amiga vanessa cuidate

Gloria dijo...

Hola!

No te conozco pero me gustaria que tus comentarios sean mas cortos para leerlos sin prisa...jeje son interesantes pero para mi gusto algo largos.

Criselda dijo...

Hola,

Solo quiero hacer un comentario respecto al artículo que escribiste referente a Britney Spears, veo que te refieres con desprecio, en el párrafo siguiente:


" que baila con pañal y sostén negros sin el menor recato delante de millones de personas como sólo podía hacerlo una señora divorciada, gorda y fodonga madre de dos hijos y adicta a las drogas."

En tu comentario estas generalizando, o tal vez yo lo percibí así, yo soy divorciada, madre de dos hijas, y si un poco llenita, no fodonga,pero creéme yo jamás tomaría las actitudes que tomó esa niña para con sus hijos y su persona, por eso te pido no generalizar en tus comentarios, porque por la forma en que lo escribiste, da esa impresión.

Peru.com es una página a la que siempre acceso, me gusta enterarme todo loque pasa en Perú, ya que aunque yo soy mexicana,tengo muy buenos amigos por alla, y he tenido la oportunidad de estar en ese paìs maravilloso como lo es tu tierra.

Espero no tomes a mal mi comentario, solo quise hacerte saber como lo percibí.

Estoy a tus órdenes.

beatriz dijo...

Rodrigo, sabes qué? Estoy hasta la madre de que los dizque periodistas se dediquen, tanto en la tele como en periódicos a comentar de la vida privada de los artistas y no de lo que ellos hacen en el escenario, no es el caso de esta joven, (muuy joven por cierto) porque esta vez lo hizo en una actuación, pero, ya chole de que el vampirismo periodistico se siga nutriendo de, literalmente, la sangre de las personas que se dedican a la actuación, a cantar, etc.
Se nos olvida que son personas como nosotros y que sufren y se avergüenzan como nosotros, que para actuar o cantar han hecho, la mayoría de ellos, un enorme esfuerzo, que han pagado y seguirán pagando el precio de la fama, al renunciar a la vida familiar, a la seguridad, a muchas cosas valiosas que la vida cotidiana en el anonimato tenemos, como ir al cine, a la playa, al parque con tus hijos, a una junta de padres, a convivir con tus amigos, a encuerarte si te da la gana en tu casa, a tantas cosas valiosas que el anonimato nos brinda.
Es verdad que ganan mucho dinero, pero son pocas las personas que saben para lo que sirve el dinero, y como dice el viejo y conocido refrán: "El que nunca a tenido y llega a tener, loco se quiere volver", y la mayoría lo logra.
A mi personalmente, no me interesa si son gays, con quién andan, que hacen en su vida privada,
y te juro que no me estoy dando baños de pureza, pero la verdad, ya todos los noticieros, son orejas, ventanas, espectáculos, pero solo para el chisme, verdaderamente es cagante.
Siempre he pensado, que las personas que hablan, se regodean, comentan, etc. de la vida de los demás, no tienen vida propia, porque si la tuvieran, no tendrían tiempo de hablar de los demás ocupados en resolver, disfrutar, crecer, y dar de sí.
En fin, parece que solo te escribo para expresarte mi frustración ante la pobreza de recursos intelectuales del periodismo en México, (Me vale madre como anden en el mundo) la falta de sensibilidad ante la desgracia ajena, me podrías decir dónde quedó la Ética, el respeto al derecho ajeno, el profesionalismo, la cordura ante la locura de los demás, el civismo, la compasión?
Esa chica es muy joven, y todos tenemos poca o mucha, cola que nos pisen, por favor, les diría como a las aves de rapiña ¡¡¡YA SUELTENLA!!!!!
Rodrigo, entiendo que estás siendo eco de los comentarios de los demás, ojalá que pronto te vuelvas el emisor del mensaje, ingenioso, crítico, sarcástico, mordáz, satírico, chistoso, (pero por piedad, no corriente ni alburero) pero, sin destruir, sé que es dificil, que eso lo tienen los grandes, y aunque no me creas, te leo entre lineas y tú lo tienes.
Un beso

Escribiendo del Sureste dijo...

Publicado en:

http://escribiendoelsureste.blogspot.com/2007/09/gracias-por-cumplirnos.html