jueves, 20 de septiembre de 2007

En el Mundo del Cuento de Hadas, hay una Secretaría de Honestidad



No les miento: en algún lugar recóndito de mi ser siento algo muy parecido a la admiración por Andrés Manuel López Obrador. No por sus contados momentos de lucidez (en los que, debo reconocerlo, ha llegado aproximarse como pocos en la política nacional a la cordura), sino por ese sentido del espectáculo que sería la envidia del propio P.T. Barnum. En su mundo no existen más excesos que aquellos en los que incurren sus rivales, y son estos los únicos capaces de la mentira y la codicia. ¿Pueden pensar en otra explicación para que reconozca, sin siquiera esbozar una sonrisa, la existencia de una Secretaría para la Honestidad y la Austeridad del Gobierno? ¡Eso ya existe, y se llama Cotaipec*! ¿Por qué perder el tiempo creando una Secretaría para la Honestidad en un país donde la honestidad existe en inversa proporción a la riqueza, en vez de crear un organismo que sus seguidores necesiten con verdadera urgencia como, no sé, una Secretaría para la Autocompasión?

*Sé que esta gente tiende a ser muy literal en su interpretación de todo lo que lee, por lo que me tomaré la molestia de aclarar que eso fue una broma.

2 comentarios:

chezzare dijo...

Efectivamente Rodrigo, está de más una secretaría de la "honestidad", por que esa parece ser una palabra desconocida para los politicos de todo el pais y tambien de Campeche; pero cuando una COTAIPEC no pide, EXIGE 18 MILLONES DE PESOS DE PRESUPUESTO para el proximo año, uno piensa que no siguen viendo las caras de tontos, ya que cada consejero de la COTAIPEC gana 64 mil pesos mensuales.
La tranparencia debería de ser gratuita y los politicos no deberían cobrar por ocupar los cargos donde están.
Pero tenemos exactamente lo que merecemos, por no hacer nada al respecto.

Saludos, tus escritos mejoran cada día.

RICARDO dijo...

El peje debió ser asesor del presidente Juárez