sábado, 4 de octubre de 2008

Espejos siniestros



Me parece que ayer la estrenaron en México (en Campeche será por ahí del 2010). Esta película en inglés se llama Mirrors. Traducción: espejos. Pero ya saben, los genios traductores dijeron, mmm, espejos no es lo suficientemente llamativo para nuestro público mexicano que son todos unos idiotas (algo de cierto hay en ese malévolo pensamiento). Mejor pongámosle Espejos siniestros, que suena más siniestro, pues, ¿apoco no es una película de terror?

Total, que si fuiste uno de los incautos que llegaron muy emocionados al estreno dispuesto a cagarse en la patas del miedo, cua, cua, cua, cuaaaaaa. Mala suerte. Mirrors, no es que sea una película pésima, es sólo que es de esas películas que no valen la pena gastar ni un centavo en ir a verla al cine. Para eso está el bendito Internet que nos da la facilidad de ahorrarnos nuestros pocos dineros. Y como este blog es para lectores paupérrimos como sus servidores, tenemos que advertirles que lo más saludable y justo es que inviertan sus valiosos centavitos en películas que merezcan sus generosos donativos, como por ejemplo, todas esas que estamos recomendando y diciendo rescatarán este nefasto 2008.



No se ustedes, pero yo cuando vi el corto lo primero que me vino a la mente fue que Kiefer Sutherland (ex casi estrella de la pantalla grande y ahora megaestrella de la televisión gracias a la estupenda serie 24) al ver la oportunidad de regresar a los días de gloria del cine, tomó (como un nostálgico perro) el primer hueso que le aventaron. Pero niet. Esta película fue dirigida por un francés llamado Alexandre Aja, cuyas últimas dos películas francamente fueron buenas. Alta tensión (2003) y The hills have eyes (2006). Alta tensión, lo admito, me sacó varios sustos bastante horribles que desembocaron en una serie de burlas por parte de los presentes debido a mis gritos de señorita. The hills have eyes (en México le pusieron El despertar del Diablo) (?) es un remake de la película de Wes Craven hecha en el 77, es decir, fue el debut del franchute en el cine gringo. Me parece que a la critica no le gustó mucho, pero en lo personal a mi sí me agradó bastante, sobre todo los efectos especiales que hubo dentro de los cines Hollywood Campeche cuando una cucaracha me caminó sobre los pies desnudos*.

Pero volviendo al tema central, Mirrors fue una película a la que le invirtieron sus buenos milloncitos de dólares. Por desgracia (sobretodo para los que pagaron por verla) termina siendo una película del montón. Del montón que no te mete ni un susto. Así que si pensabas llevar hoy por la noche a tu novia o amante al cine para que te abrazara, olvídalo campeón. Mejor arriésgate a saltarte el trámite del cine y ocupa ese dinero en algún bonito motel que no tenga cucarachas o chinches en las sábanas.

Y para cerrar este post, un dato cultural. Mirrors fue basada en la película surcoreana Geoul sokeuro. Traducción en inglés: Into the mirrors. O sea, si parlan el inglés, en el título descubrirán que ya les conté el final de la película gringa. Pero tranquilos, dudo que sean tan chingones para descifrar lo que les dije, así que ni se amarguen la vida pensando que les arruiné (para no perder la costumbre) el final de la peli. En fin, creo que lo mejor que podemos hacer todos es bajar la película coreana, apuesto a que esa sí que da mucho miedo. Esos chinos son tremendos a la hora de los espantos.

P.D. No tenían que hacer una película para decirnos que nuestro reflejo en el espejo siempre se nos queda viendo cuando le damos la espalda. Eso es un hecho comprobado científicamente.



*Ojo, no soy un subnormal que se quita los zapatos dentro del cine, por lo general siempre uso chancletas.


6 comentarios:

Lechuga dijo...

Lo bueno es que la baje de la red... aunque lo hice desde hace como 2 semanas, aun no e visto a Jack Bauer, digo Kiefer Sutherland, en accion. Pero lo mismo lo dice... la baje y aun no la veo... estoy esperando que mi esposa tenga la visita mensual para poder tener tiempo de verla. hay luego les pasare la reseña....

KILLER dijo...

no se ´por que mierda los gringos creen que son mas chingones que los asiáticos haciendo ramakers. into the mirrors es buena película, la tengo, me costo $29.50 en Ahorrera. esta si la recomiendo.

Bárbara dijo...

El otro día vi el trailer con mi esposo y sí nos cagamos en las patas, él le tiene fobia a los espejos y yo le tengo pánico a los universos paralelos, (te imaginaras mi cagazo cuando vi “La habitación del niño”…me la pasé muy mal durante muchos días).

Así que aunque me digas que no da miedo, prefiero morir con la duda…

Anónimo dijo...

qué es eso de que nuestro reflejo se nos queda viendo cuando le damos la espalda y además que está comprobado científicamente??

Rodrigo Solís dijo...

Lechuga: no te pierdes de nada, mejor ve otra peli.

Killer: gracias por la recomendación, confío plenamente en tu buen juicio (salvo cuando lees este blog) y tu gusto por el cine. Así que la veré.

Bárbara: es verdad, me recordó mucho esta peli a La habitación del niño. Pero si la ves, descubrirás que no da una gota de miedo. Así que tranquila.

Anónimo: pues eso, que científicos de la NASA descubrieron hace unas horas que al darle la espalda al espejo nuestro reflejo se nos queda viendo, claro, nosotros no lo podemos ver porque aún no mutamos genéticamente como los monohidropolitos o las tortugas para tener ojos en la nuca.

wilberth herrera dijo...

así es killer, está en aurrera, y yo también la compré. Es medio buena la película, así que tengo todos los argumentos para decir que es una mierda el remake.
la asíatica es medio sosa y muy predecible. Es cierto, no es terror ni horror ni puta madre, es un simple hecho policiaco y a la ñonga.
Me pregunto, quién carajos es el que escoge las películas para hacer el remake de las asiáticas? ya que la primera me la ganó killer.

Bárbara: muy borgianas esas filias. Un saludo