jueves, 23 de octubre de 2008

Crisis televisiva (PARTE I)



Como vimos ayer y anteayer, parece que en todos los rincones de habla hispana están haciendo cosas interesantes. Menos en México, por supuesto.

Haciendo un rápido recuento, en Argentina acaban de crear esta nueva serie llamada Todos contra Juan, y como bien la calificó Hernán Casciari, es una maravilla que mezcla con sutileza (ésta es la palabra clave) el humor de Extras y Seinfeld. El resultado: magnifico y original, pese a la alusión constante que hacen de la serie británica y la serie gringa.

Lo mismo ocurrió con la película española
[REC]. Sus creadores tomaron el formato de la película gringa El proyecto de la Bruja de Blair y una pizca de la trama de la película inglesa 28 días después. El resultado: una obra maravillosa de inigualable originalidad, tanto, que los gringos acaban de estrenar un remake llamada Quarantine.


Todo lo contrario ocurre aquí. En México hay una pobreza televisiva que no sé si es correcto llamarla crisis, porque la crisis ha sido una constante, lo natural, la regla durante décadas en este país. Y este problema, en apariencia inocente, le ha forjado el sentido del humor a millones de jóvenes y adultos. Y mi teoría es, que por culpa de la pésima televisión, los mexicanos son tan brutos. Carentes de un refinado sentido del humor que los tiene totalmente engañados, al grado de hacerles creer que son muy chistosos por expresarse a todo momento con albures y el descerebrado doble sentido. Muy graciosos somos, caray.


Esta primera parte (sólo serán dos) la dedicaremos al inagotable esfuerzo del señor Azcárraga Jean que hace un año creyó que contratando escritores bien chingones revolucionaría la televisión en México.

Como todos ustedes recordarán, el proyecto fue ambicioso. Así que de un tirón crearon cuatro series para saciar el finísimo paladar de los mexicanos todas las noches de la semana (excepto una, que era la noche que nos dejaban libre para que pudiéramos colgarnos del ventilador de techo o meternos un balazo en la cabeza).

No recuerdo bien el orden de los días. Así que disculparán mi muy probable error al acomodar las series en el calendario de la semana.


Lunes: El Pantera


Fusionaron una telenovela de Televisa (escoja la de su predilección) con la serie 24.

Resultado:



Martes: Sexo y otros secretos


Fusionaron una telenovela de Televisa (escoja la de su predilección) con la serie Sex and the City.

Resultado:



Miércoles:


ANTES QUE VER A ADAL



Jueves: ¿Y ahora qué hago?


Se robaron descaradamente el formato de Curb your enthusiasm, con el pequeño detalle que el escritor y protagonista no era el genial Larry David sino el comediante más grandioso de todos los tiempos, o sea, Adal Ramones.

Resultado:



Viernes: 13 Miedos


Televisa intentó revivir aquella serie de finales de los ochentas llamada Hora marcada. Sobra decir que en esta ocasión ya no trabajó gente como Guillermo del Toro, Alfonso y Carlos Cuarón.

Resultado:


Me parece que la única serie que sobrevivió otra temporada a este multitudinario fracaso fue la porquería de Sexo y otros secretos, que ahora se hace llamar S.O.S., aunque igual y es una habilidosa estrategia de marketing para confundir a la gente para que crean que se trata de una nueva y revolucionaria serie.


Ante tantos huecos en la programación, los del Canal 5 (XHGC) trajeron Mujeres de Asesinas (que originalmente es de Argentina, ¡oh sorpresa!), pero como en México no entendemos ese incomprensible idioma que es el argentino mejor la adaptamos y contratamos a una bola de zorras y/o ex zorras viejas botoxiadas como lo es Lucía Méndez, Verónica Castro y otras arpías más para que hagan un papelón en la pantalla chica.


Los del Canal 5 también crearon otro serie nueva llamada Terminales (vayan a saber ustedes a quién se la fusilaron), protagonizada por Ana Claudia Talancón (supuesta estrella del cine nacional) acompañada de uno de los chicos del grupo de RBD.
Guau. No saben cómo muero por darle una oportunidad a esta serie.


Otro dato cultural. Como somos pésimos haciendo televisión, los chicos del Canal 5 tuvieron la sabia idea de traernos dos joyas de la televisión gringa. Entourage y Dr. House M.D. El problema es que en México sólo existen dos tipos de personas: los analfabetos y los no analfabetos, siendo el primer grupo la apabullarte mayoría.

Ahora bien, remitiéndonos a las minorías, es decir, a los no analfabetos, estos se dividen en dos subcategorías: el primer subgrupo lo forman todos aquellos que pueden leer los subtítulos de las series y/o películas al mismo tiempo que disfrutar de lo que ocurre en la pantalla; el segundo subgrupo es el integrado por todos los demás (que son la grosera mayoría), cuya capacidad neuronal les impide ver las actuaciones de los actores en pantalla al mismo tiempo que sus ojos leen los subtítulos.

Traducción: Entourage y Dr. House M.D. (y todas las demás series y películas gringas) están traducidas al español.

8 comentarios:

Eduardo Huchin dijo...

Adal Ramones es el hombre que primero quiso ser Seinfeld (hacer monólogos sobre la vida cotidiana), después Woody Allen (montó "Sueños de un seductor") y ya después Larry David (cuando se plagió el formato, pero ¡ojo! no la tesis fundamental que sustenta el programa de Larry David: la realidad tiene un humor basado en gente indeseable que no podemos evitar). Televisa nunca tocaría los temas que ha tocado David (desde la religión hasta el racismo) o Gervais (la discapacidad, y mejor que eso, la manipulación de la discapacidad, en uno de sus capítulos más arriesgados y soberbiamente resueltos). Incluso ahora que veo el Circo Volador de Monty Python, ¡ni siquiera hemos llegado a eso!, así que tenemos un retraso de 30 años en lo referente a ficción televisiva.

wilberth herrera dijo...

nosotros podríamos renovar la televisión. Por lo menos, llegaríamos a un insultante festín de los monty pithons.

Sólo falta la firma de rodrigo y eduardo. Luigi espera

Auri Curmina Gallegos dijo...

Es espantoso cómo cambian la voz de mi Dr. House por la de un tipo que dobla todas las películas que pasan en canal 5. Si no me eqivoco, es la voz de John Travolta en Swordfish y demás joyas.

Bárbara dijo...

“Rebelde” y “Alma de Hierro”…

“Reblde Way” y “Son de Fierro".Sí, también son argentinas...

KILLER dijo...

y aun el puto descaro del logo del pantera (que debio llamarse "la pantera") que fue plagiado del original de la banda PANTERA, solo que le pusieron "el". odio televisa, odio tv azteca. hagamos programas de tv gratis y subamoslo a la red. por lo menos yo ya lo tengo planeado.
nos vemos.

Carlos Acosta dijo...

Además de piratearse la TIPOGRAFIA del PanterA, los televisos se "basaron" en un comic de los 70 llamado El Pantera y que fue publicado en ese entonces por editorial novaro (si mal no recuerdo). La historia era de un chavo banda que ayudaba a la policía a resolver sus casos

Rodrigo Solís dijo...

Eduardo: tienes toda la razón. Ese Adal Ramones es un pobre diablo que aspira a lo grande. Pero como bien dice el dicho, no hay nada peor que un pendejo con iniciativa.

Wil: todavía no me llegan al precio las televisoras campechanas.

Auri: nunca he visto Dr. House en canal 5 pero de seguro que tienes razón, al parecer solo hay 3 personas en México que doblan voces. A los tres debería matarlos.

Bárbara: por cierto, si viviera en Argentina estría preso. Ya hubiera violado a la protagonista de RBD Way.

Killer: espero salir de artista invitado en tu programa.

Carlos: suena terrible la historia del comic. Y si a eso le sumamos el poco talento detrás de cámara que hay en México, el resultado es el fiasco que vimos en pantalla.

JM. Garcíamagaña dijo...

uuuuuuuuuuuh se me olvidaba que el señor solis tuvo una educación decente en las "pobres" escuelas yucatecas... y que de entre todos nosotros es un intelectual nivel 200... ¿y además de leer subtítulos y ver la actuación en pantalla,escribes long-sellers?

Porque yo (miserable de mí) No puedo...ninguna de las anteriores.