viernes, 8 de febrero de 2008

¡Cayeron!



Luego de una exhaustiva búsqueda de meses, la policía estatal de Campeche con la ayuda conjunta de algunos elementos de la AFI y el FBI, lograron capturar a la peligrosa banda terrorista-antiecologista encabezada por dos de los más diabólicos villanos.

Este par de malandrines cuyos verdaderos nombres no revelaremos por motivos de seguridad, tenían el plan macabro de dejar sin oxígeno a la pacífica ciudad de Campeche. Su modus operandi era el siguiente: todas las noches, sin que la noble ciudadanía campechana lo notase (salvo los agraviados), los rufianes se metían a las cocheras y terrazas de las casas para robar las plantas de sus macetas.

Investigadores del cuerpo de inteligencia policiaco campechano descubrieron que la onda cálida que azota al Estado los 365 días del año era debida a estos dos inconcientes e incorregibles villanos.

Sin duda, el pueblo de Campeche ahora podrá dormir tranquilo y estrenar sus botas, gorros y chamarras que compraron en el extranjero para hacerle frente a los frentes fríos que nos azotarán en breve.

En cuanto a los rufianes aprehendidos, también podrán dormir tranquilos en la cárcel, ya que se han encomendado al San Baltazar, patrono de los malhechores, quien los protegerá de todo mal.



San Baltazar, patrono de los rufianes y malhechores.


Fotos e idea original: La garganta más profunda

2 comentarios:

Laura Trujillo (Atenea) dijo...

jajaja. eso es todo.
P.D.
Sr. Solís, estoy muy enojada con ud., es el único que no ha visitado mi blog. Al fin escribo y vea nada más.
Saludos Rod!!

benito juarez dijo...

Ya era hora que detuvieran la deforestación, ahora que apresen a los responsables de la caca en el mar de Campeche.

El respeto al derecho ajeno es la paz.

Saludos, Bomberito.