lunes, 18 de febrero de 2008

La escafandra y la porquería



Si te recomendaran ir al cine a ver una película francesa que dura dos horas y cuya trama es relatada en un 90% desde el punto de vista de un sujeto cuadraplégico que sólo puede mover el párpado del ojo izquierdo, francamente tendrías que estar loco para aceptar una oferta semejante, pues cualquiera pensaría que una película con tales características está destinada al fracaso y/o a orillarte al suicidio por el aburrimiento. Sin embargo, ocurre todo lo contrario cuando el realizador de dicha película es el aclamado (por algunos, odiado por otros tantos) pintor Julian Schnabel.

¿Un pintor? Lo sabemos, pareciera que este escrito es para desalentarte por completo de darle una oportunidad a la película que esta semana te recomendamos vayas corriendo a ver al cine o bajes de inmediato de Internet (y no es que nos guste promocionar la piratería pero dudamos que La escafandra y la mariposa llegue a los cines de Campeche, o mejor dicho, al cine de Campeche, que sólo hay uno), pero te garantizamos que no sólo no te vas a aburrir al verla, sino que va a ser una película que, a diferencia de la mayoría de las que viste en el año, va a permanecer durante mucho tiempo en tu memoria.

El genio tras esta obra maestra, sí, una obra maestra, aunque sonemos igualito a esos payasos que salen en la tele diciendo que todas las películas francesas son una obra maestra y luego las califican con 3 lunas o 2 ½ manzanas o 4 cerezas, es el mismo director que realizó la película Antes que anochezca, basada en la novela autobiográfica del escritor cubano Reinaldo Arenas (ver mini entrevista); aquella película (también una obra maestra) protagonizada por Javier Bardem en el 2001 que le valió su primera nominación al Oscar y al Globo de Oro como mejor actor. Les dijimos que Julian Schnabel es un pintor, y se nota. A diferencia de cualquier otro director que nos hubiera narrado la historia de un hombre atrapado en su cuerpo "desde afuera", opta por el camino difícil de limitar la acción a lo que el propio protagonista es capaz de percibir, haciéndonos partícipes durante la duración de la película de sus frustraciones, su miedo y sus pequeños y a la vez monumentales triunfos (como deletrear "Gracias" utilizando la única parte del cuerpo sobre la que todavía tiene control). Apoyado por el sublime trabajo del fotógrafo Janusz Kaminski (¿recuerdas los primeros veinte minutos de Rescatando al soldado Ryan? Él los filmó, y ganó un Oscar por hacerlo), Schabel convierte cada escena, cada toma y cada encuadre de la cámara en una hermosa pintura.

La mariposa y la escafandra es la tercera película de Schnabel, y al igual que sus dos predecesoras es basada en una novela autobiográfica, en este caso de Jean-Dominique Bauby, ex director de la famosa revista de moda Elle. Tienes que ver esta película para descubrir cómo un tipo que sólo puede mover un párpado logró escribir un libro.


He aquí una pista:


Quizás no es el mejor ángulo de Marie-Josée Croze, pero algo tiene esta película que todas las mujeres que aparecen en escena te hacen contemplarlas como si fueran las mujeres más hermosas del mundo.

He aquí otra pista de cómo logró Schnabel tenernos sin parpadear cuan larga fue la película:



No queremos parecer machistas, así que nos limitaremos a decir que vale la pena ver a estas hermosas y talentosísimas actrices a través de los ojos de Schnabel.


Para finalizar, compartimos con ustedes el póster original de la película:



No cabe duda que un póster puede darte una buena idea de qué clase de película estás a punto de presenciar. Decimos esto porque aquí tenemos otra película que ahora está en todos los cines, la cual tuvimos que ver porque nuestro trabajo incluye ver todo tipo de películas, incluso las que de antemano sabemos serán una porquería.





Como les dijimos, el póster por lo general habla por las películas. The Bucket List (Antes de partir, título que le pusieron nuestros genios traductores, aunque en este caso se les perdona porque tiene sentido y el título en español sería algo tan estúpido como "La lista de los tenis", por aquello de "colgar los tenis") es una película mediocre, mal hecha y escrita para conmover a los simplones.

Honestamente, no es que Antes de partir sea la peor película del mundo, pero lo que indigna es que teniendo Hollywood todos los recursos que tiene, y habiendo contratado a dos monstruos de la pantalla como Jack Nicholson y Morgan Freeman, te ofrezcan cualquier bazofia como si uno fuera un tonto.


Aquí un ejemplo:



Supuestamente en esta escena, mientras están sentados justo ante la cima de las pirámides de Egipto, ocurre una plática que debe conmovernos, pero por más que intentamos picarnos los ojos entre nosotros para llorar, no logramos escurrir ni una sóla lágrima, y no lo logramos no porque seamos unas personas horribles sino porque no pudimos dejar de ver la pantalla verde (o azul, o el color que hayan usado) del fondo.

Noten de nuevo qué chafa y barata escena:



P.D. Hicimos la comparación entre La escafandra y la mariposa y Antes de partir porque esto ejemplifica a la perfección cómo los distribuidores subestiman al público, y en vez de encargarse de que La escafandra y la mariposa esté en todas las salas de cine del país tenemos en cambio a un par de viejitos queriéndonos conmover por el simple hecho de que se van a morir.


En realidad sabemos que en la actualidad es muy difícil subestimar al público, pues somos nosotros mismos los que nos hemos encargado de marcar estándares tan bajos. Sin embargo, les aseguro que el panorama sería muy diferente si las personas que están a cargo de la educación cultural de nuestro país (Televisa y TvAzteca, las estamos viendo a ustedes) fueran aunque sea un poco responsables a la hora de hacer su trabajo.

En fin, aquí hay un póster que algún genio del ciberespacio se dio a la tarea de crear y que nosotros robamos (como casi todas las fotos de este blog) porque ilustra a la perfección el tipo de película que es Antes de partir:



Si un churro tuviera forma humana o animal, sería así, no nos cabe la menor duda.

3 comentarios:

Celestina Terciopelo dijo...

Schnabel es un semidiós.

Anónimo dijo...

Si me sacara el melate, lo primero que haría es poner una cadena de cines (aunque no sea redituable por la población campechana, sólo para joder a los cines Hollywood).

Mussgo

Anónimo dijo...

desde los articulos de mas arriba me dieron ganas de poner un comentario, a ver porque esta lleno este blog de comentarios de peliculas? que hueva! si yo se que es tu blog y comentas lo que te gusta...pero caramba usualmente eres mas divertido...y por cierto a mi si me gusto The bucket list