miércoles, 27 de febrero de 2008

Sucedió en Campeche

Dos máximas de una buena mercadotecnia: saber lo que tus clientes quieren y, si no quieren nada, crearles una necesidad.



He aquí un ejemplo, aunque en el caso del Minisúper “El Vampiro” aplica una tercera máxima: tentar a tus clientes, no importa que tu producto sea nocivo y/o fatídico para ellos y para las personas que los rodean, entiéndase familiares, vecinos, transeúntes, etcétera.

Nada mejor para después de una reunión de alcohólicos anónimos y unas caguamas Carta Blanca bien frías como una orden de pollo en Church´s Chicken Campeche.

-Buenas tardes, Church´s Chicken Campeche, ¿cuál va a ser su orden, señor?

-Robotina, quiero una bolsa de pollo bien calientita.


-Señor, no tiene que bajarse de su auto para ordenar.

-Cállese y meta en la bolsa un six de Carta Blanca.

Comprados los sagrados alimentos, una parada en la gasolinera y a casita, a dormir.


-Hip. Que buena peda. Le voy a llevar a los niños su cajita feliz… hip, y a la puta de mi vieja una madriza cuando llegue.



Esa noche una señora campechana pudo dormir placidamente como no lo hacía en años. Su esposo no llegó a casa a dormir.



A pocas cuadras donde dormía tranquilamente una señora, un borracho estrelló su automóvil contra un poste de luz. “Oficial, se los juro por la virgencita, se me travesó un poste en el camino”, dijo el conductor. De inmediato los oficiales remitieron al conductor a Kobén, la cárcel, por daños a propiedad del Estado y por conducir bajo los influjos del alcohol.



Por vez primera en la historia se cumplió la máxima de que los borrachos y los niños dicen la verdad. Lástima que nadie le creyó a nuestro adorable borracho.



Fotografías cortesía de Agustín, alias, el Paisa.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Ja ja ja ay no, arriba de AA, digo abajo una tienda cervezera, que temple! debieron tambien de poner una licoreria en el pasillo para llegar a los baños.

natalia

benito juarez dijo...

Nada más falto una funeraria en el tercer piso.El respeto al derecho ajeno es la paz.Saludos, Bomberito.

chezzare dijo...

Excelente, bien montada la mini fotonovela, que buena puntada, felicidades

Anónimo dijo...

Ese poste atravesado en medio del camino, me recuerda a uno que se encuentra entre los límites de Fracciorama y Valle del Sol,exactamente a la mitad de un crucero.

Mussgo

Lus dijo...

Yo creo que el mismo que diseño esa calle con el poste en medio diseño el periferico de Puebla....aquí si estan justo en medio de la lateral....y no hay luz....pero equis, normal...asi es este país

El Perro Mil Suertes dijo...

Oye rogrigo, con todo respeto ya pura mamada se volvió tu pildorita...