lunes, 11 de febrero de 2008

Con todo respeto




“HACEMOS LAS REGLAS PARA
LOS DEMÁS Y LAS EXCEPCIONES PARA NOSOTROS.”

- Charle Lemesle


El mexicano (por no decir el latinoamericano) funciona y reacciona de formas muy extrañas. Nuestro tercermundismo continental lo atribuyo a tres factores claves: tiempo, respeto a la propiedad ajena y resignación.

Tiempo: los gringos, por poner un ejemplo de su idiosincrasia, funcionan bajo la premisa de que el tiempo es igual a dinero. De ahí que sean tan puntuales. Sin embargo, en México el tiempo es igual a una larga espera. Para nosotros, el tiempo es relativo; una medida no funcional que jamás se respeta y que cada quien mide según su antojo. Incluso cada Estado de la república se jacta de poseer la hora más larga, que no es otra cosa que (como se le conoce en el primer mundo), impuntualidad. Agravio y falta de respeto hacia el prójimo (que siempre suele ser un extranjero) que los campechanos tomamos con mucho humor y bautizamos como “hora campechana”. Traducción: pactar una cita a una hora determinada y llegar a ella tan tarde como nos sea humanamente posible.

Respeto a la propiedad ajena: básicamente hay dos propiedades que al mexicano le fascina no respetar: las cocheras del vecino y el dinero del pueblo. En ambos casos el agraviado ha terminado por resignarse o acostumbrarse, o mejor dicho, el infractor ha descubierto el método perfecto para que el agraviado no se enfade demasiado. En lo que respecta a las entradas de las cocheras y las franjas amarillas pintadas en la acera, tierra fértil para los automóviles, es que la persona que no debe estacionarse ahí enciende sus luces intermitentes, lo cual significa que el infractor está consciente de que está infringiendo la ley, pero que, sin embargo, como es un caballero al volante tiene intenciones de moverse, ¿en cuánto tiempo?, he ahí la incógnita, pues como sabemos, el tiempo para el mexicano es algo relativo, ya lo dijo Einstein. Ahora bien, en cuanto a no respetar el dinero del pueblo, esta actividad es exclusiva de los políticos y de sus achichincles, mismos que, no hay que olvidar, son tan mexicanos como nosotros. Los políticos y sus gatos han logrado encontrar el método perfecto para que los perjudicados (todos nosotros) no nos enfademos por sus desfalcos. El método que aplican es el de demostrar que sus adversarios son más ladrones que ellos, es decir, aceptan que roban, pero no tanto como sus contrincantes.

- Señor Gobernador, ¿por qué costo 20 millones este monumento tan feo?

- Eso pregúnteselo a mis adversarios que construyeron un monumento todavía más feo y más caro que el mío.

Resignación: “podríamos estar peor”, frase sin duda muy mexicana. Así que nos resignamos a vivir en un tercermundismo impune. Aunque claro, tenemos formas de capotear las adversidades, como en mi caso, que en vez de morir de un derrame de bilis he aceptado a cohabitar con la realidad, así que cargo con un libro a todas partes para que las horas campechanas de mis amigos sean más cortas y amenas a la hora de esperarlos en un café, o en vez de pincharle las llantas al auto del vecino que le fascina estacionarse en la entrada de mi cochera, mejor le regalo una sonrisa y le pido prestadas las llaves de su auto para moverlo yo mismo, y finalmente, en vez de causarle un disgusto a mi madre (que además de ser una señora es una santa) contradiciéndola con pruebas materiales cuando me dice que sus amigos los políticos son muy buenos, mejor guardo silencio, medito unos días sus palabras y luego voy a la computadora y tecleo un escrito que a la mañana siguiente aparecerá en los periódicos donde pueda decirle a todos ellos que son unos grandísimos hijos de puta, con todo respeto.

21 comentarios:

wilberth herrera dijo...

No hay nada mejor que mentarles la madre con todo respeto. Es como hacerlo con flus.
El tiempo es atemporal para el campechano. ¿Por qué? yo tengo una teoría: El clima. no me explayaré con esta teoría, pero diré que el clima es el culpable de que se hinchen las dos poderosas razones que nos hacen faltar a la puntualidad.
Excelente artículo.

Giggles dijo...

Todo eso es muy cierto.

Anónimo dijo...

Buenísimo, Rodrigo. El otro día fui a la Casa de Campeche, un restaurante en Tecamachalco. Estuvo riquísimo y me acordé de ti y de Huchín.

Saludos a los dos.

Luz

Anónimo dijo...

HOLA:
SABES DEBERIAS DE ESCRIBIR SOBRE HOMBRES QUE ESTAN EN EL INTERNET MOLESTANDO A LAS GENTE PARA TENER INFIDELIDAD O RELACIONES SEXUALES DE A GRATIS. ESO ESTARIA PADRE Y DE LAS PAGINAS QUE USAN PARA HACERLO DICIENDO QUE BUSCAN PAREJA Y AL FINAL TERMINAN ENGAÑANDO A LAS MUJERES COMO VES?
SALUDOS

MA. DEL CARMEN

Anónimo dijo...

ja ja ja, este si me gustó, mi estimado rodrigo solis (pildorita)
saludos desde guadalajara

Dagoberto

Anónimo dijo...

Que tal, solo le escribo para comentarle que no me gustaría dejar de recibir sus correos, no tengo la menor idea de quien sea y como fue que llegó a mi bandeja.
Tiene un estilo muy agradable y bastante cómico de escribir, no se si ésta sea su finalidad pero hace que me interese en la lectura aunque sea para leer cosas que yo también me doy cuenta.
Solo para que sepa hasta donde llegan sus correos, soy estudiante de 21 años que vive en Querétaro, y espero segir recibiendo sus entretenidos escritos.

***no recuerdo desde cuando empecé a ver correos suyos, pero han sido bastantes, en estos momentos de los que más recuerdo, fue uno sobre un gel que provocaba adicción, ese caso es real y sucedió en México?

Saludos desde Qro.!!!

david.

Anónimo dijo...

rodrigo te quiero!!
traducire tu escrito al ingles y al sueco para que al gente me entienda!
saludos pues, desde estocolomolandia!!

Martella

Anónimo dijo...

hola rodrigo como estas, siempre me envias cosas muy interesante, yo soy de argentina te mando besitos

Carmen

Anónimo dijo...

Hola Rodrigo:
Estoy completamente de acuerdo contigo, la frase que le ha dado en la madre al país es “mas vale malo por conocido que bueno por conocer”, que sin duda la habrá inventado algún político del PRI, porque tuvimos mas de 70 años “malos por conocidos…” y cuando nos decidimos a arriesgarnos por el bueno a conocer resultó igual o peor que los “malos por conocidos…” Y lo peor de todo es que estos nuevos gobiernos eran los del “cambio”. Bueno, pues claro que son del cambio, porque hay que cambiarlos por otro partido, ir alternando, cambiar, cambiar, cambiar, algún día tendremos que “atinarle” a un gobierno digno. Tirar mil patadas, alguna ha de pegar.
Desafortunadamente nuestro pueblo es apático… flojo… hipócrita… cómodo… ignorante y estúpido. Nuestros gobernantes… otra partida de idiotas que se creen tocados por Dios. Un ejemplo: están tomando medidas más estrictas contra los fumadores que contra los borrachos que tantos accidentes ocasionan, y los vehículos que tanto contaminan,¿esos que?
Acá en Jalisco rayando en la desfachatez: los gobernantes prefieren dar millones de pesos a televisa que construir escuelas y/o exigirle plantas de tratamiento para sus desperdicios a las empresas que contaminan los ríos. Alcaldes aumentándose el sueldo y amparándose para que no se los quiten, son aumentos de mas del 50 % y a los empleados de mala gana les otorgan aumentos “máximos” del 8 %. Y el señor presidente del trabajo avisando que cada vez hay menos empleos. ¿Y nuestro secretario de gobierno mexicano/español?
Una pregunta: si tuvieras dos candidatos a gobernador de tu estado, y uno de ellos fuera un sacerdote ¿de cual esperarías más honradez? Claro que en todos lados hay buenos y malos, pero, ¿por que no arriesgarse? Como buenos mexicanos ignorantes pensemos: ya estamos jodidos, que tiene que nos jodan más? El que no arriesga no gana.
Gracias y saludos.

Atte. C. Chávez.

Anónimo dijo...

Hola, te mando un saludo!
Me gusta lo que escribes y veo que el asunto de la
tipografia esta chido.

Adrián

Anónimo dijo...

Que joven tan respetuoso jajajajaja pero tienes, como siempre, toda la razón. Ya somos dos los que usamos el mismo subterfugio para no morir de una congestiòn cerebral. Gracias por el envìo y felicitaciones de nuevo.

Luigi

Anónimo dijo...

Lo bueno que es "con todo respeto"...

Felis

Anónimo dijo...

nada mas cierto.

Maria Elena

Anónimo dijo...

es una critica excelente.

humberto

Anónimo dijo...

muy buenas tus ideas rodrigo y felicades por tener el valor de expresar algo que muchos de nostros pensamos.

basilia

Rhema (Campeche) dijo...

Publicado en:

Rhema No. 51 Febrero 2008
http://www.wobook.com/WBmP6KY2ih1D-1-fullscreen-ad

MILENIO NOVEDADES (Yucatán) dijo...

Publicado en:

MILENIO NOVEDADES 3 FEB 08

Analitica (Venezuela) dijo...

Publicado en:

http://www.analitica.com/va/arte/oya/4329182.asp

Por Esto! (Yucatán - Quintana Roo) dijo...

Publicado en:

http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=33&idTitulo=50439

Maseual (Morelos) dijo...

Publicado en:

http://www.maseual.com.mx/index.php?option=com_content&task=view&id=2050&Itemid=1

Cultura en Red (D.F.) dijo...

Publicado en:

http://3d2.com.mx/index.php?pageId=1239126773000823102