lunes, 18 de febrero de 2008

La niña y la cerveza

Nuestro querido Jean Paul, editor de Pildorita de la Felicidad en Perú (créanlo o no hay una Pildorita de la Felicidad versión peruana, para verla da clic aquí), nos insistió en que escribiéramos más acerca de su tierra, cuna de varias de nuestras superestrellas favoritas de la música, así que no pudimos resistirnos a escribir nuevamente de nuestra artista preferida: Wendy Sulca.

Para los que pensaron que la canción de "La tetita" era además de un asco, un exceso, ésto lo supera por mucho:


VER VIDEO


Alguien tiene que encerrar en la cárcel a Rony, el apoderado de Wendy. Es inconcebible (al parecer no así en Huaycahuacho, Perú) componer una oda a la cerveza y que en vez de dársela a cantar a la máxima alcohólica de Arahuay, la talentosísima Amapolita, se le de a una niña de 8 años de edad. Aunque claro, igual y es que en el poblado de Huaycahuacho la mayoría de edad se alcanza a los 6 meses de estar en el vientre de la madre.

Wendy es una niña precoz que antes clamaba por la tetita de su madre y ahora clama y llora por que su amor se ha ido lejos. No quiero amarrar navajas o andar suponiendo cosas extrañas pero alguien tiene que decirle a Wendy que no es correcto que su amorcito sea un borracho de más de treinta años que se la vive con sus amigotes de cantina en cantina.

Sólo de imaginar lo que le hará el alcoholizado caballero cuando regrese a casa me deja la piel de gallina, así que si me disculpan, me voy un ratito al baño a vomitar.

3 comentarios:

Zektor 01 dijo...

Este video demuestra que las bandas indie del Valle del Anahuac se fusilan a las bandas andinas:

http://youtube.com/watch?v=R36t0li2cBQ&feature=related

baldhor dijo...

No, yo creo que La Tetita era peor, mucho peor.

Anónimo dijo...

Gracias Perú por existir. Así no me siento tan mal y me doy cuenta que existe otros países más jodidos que México (me refiero al nivel socio-cultural de las personas).

Mussgo