miércoles, 21 de mayo de 2008

Advertencia: véalas bajo su propio riesgo

Aquí dos películas que en apariencia son muy atractivas pero en realidad son unos bodrios. Es por ello que les recomendamos evitar verlas pues consideramos que en el mundo existen otras actividades menos prescindibles, como por ejemplo contemplar durante un par de horas el crecimiento del césped del jardín del vecino o intentar doblar cucharas con la mente cual caballero Jedi.


10,000 A.C.




Una porquería, de principio a fin. Quienes la hayan visto concordaran con nosotros. Quizás lo único rescatable de esta aberración fílmica es la protagonista, una mujer de una belleza difícil de creer incluso en nuestros días de Photoshop y cirugía plástica, que sin embargo los productores de esta bazofia esperan que asimilemos como una habitante común y corriente de una tribu que existió 10,000 años antes de Cristo, cuando todos los humanos tenían los dientes chuecos, el cabello enmarañado y lleno de piojos, la piel y los labios curtidos por el frío y por el calor, etcétera y diez mil etcéteras.

Para no alargar los comentarios les resumiremos cómo los ejecutivos de Hollywood planearon hacer este churro. Ellos dijeron: “Oye, hace mucho que no hacemos una película de cavernícolas, desde aquella tan buena de Ringo Starr. ¿Qué tal si esta la hacemos de cavernícolas que en realidad no sean cavernícolas sino una especie de cavernícolas, pero ojo, que estén todos bien buenos y buenas para que la gente quiera verlos y que además hablen inglés para que la gente les entienda?” Y en atronadora caravana de aplausos todos los ejecutivos aprobaron la idea, para luego, claro está, anotar en esos pizarrones que hay en las salas de junta los ingredientes fundamentales que debía llevar la película para que fuese todo un éxito:

1. Los cavernícolas deben hablar en inglés.
2. El elenco protagónico deben de ser modelos muy guapos y exóticos (porque son cavernarios).
3. ¿Qué fue lo mejor de Parque Jurásico? ¡Los dinosaurios, por supuesto! Aparecerán mamuts y un tigre dientes de sable.
4. El tigre dientes de sable no será cualquier tigre dientes de sable, sino un tigre dientes de sable bien grandote y hecho por computadora. Además se hará amigo del protagonista (hombre de ojos soñadores, bíceps abultados y dentadura perfecta). NOTA: habrá una escena donde el atractivo hombre de las cavernas le salva la vida al monstruo, y éste (pues como bien sabemos los tigres dientes de sable eran muy leales y nobles, y tenían una memoria que rivaliza con la de los elefantes*), le devolverá el favor a su nuevo amigo salvándole la vida de una tribu de negros que querían matarlo.
5. También aparecerán animales prehistóricos, de preferencia una especie inexistente, parecida a los velocirraptores de Parque Jurásico solo que cubiertos de plumas y/o pelos.
6. El malo de la película tiene que ser un hombre muy perverso. NOTA: Puede ser un faraón egipcio, cultura que como todos sabemos tuvo su apogeo y construyó sus pirámides precisamente 10,000 años antes de Cristo (si no es que más), y que como todos recordamos era una criatura mística de más de dos metros de altura que ocultaba su horrendo aspecto tras unos velos y un cucurucho como el de Moroco Topo (recuerden cómo hizo vibrar a la chusma el personaje de Rodrigo Santoro en 300).
7. Revelar un misterio ancestral: fueron mamuts domesticados y no extraterrestres quienes ayudaron a construir las pirámides egipcias.






Voilá. La película perfecta. Como constataron en el corto.



The Other Boleyn Girl




Cuidado: no te dejes engañar por el reparto. The Other Boleyn Girl es una de las películas de época más malas que se ha hecho en las últimas décadas. Y es malísima porque ni siquiera da cuartel siendo lo suficientemente aburrida para que podamos dormirnos auque sea un rato, esto debido a sus protagonistas Eric Bana, Scarlett Johansson y Natalie Portman, quienes son culpables de que muy a pesar de que no ocurra absolutamente nada durante toda la película uno no puede dejar de verla de cabo a rabo en espera de que las hermanas Bolena hagan algo sucio en su alcoba, todo gracias a las declaraciones de Natalie Portman, quien dijo estar enamorada de los chuchos de Johansson.








Que no te engañe el corto. Nada, repetimos, nada cochino ocurre entre las hermanas Bolena. Ni siquiera un besito de pico. Lo único que verás en este filme será al Rey Enrique (Eric Bana) desfilando como una señora caliente con un incontable repertorio de vestidos aterciopelados encima cual sofá ambulante. El mismo caso es el de Scarlett y Natalie, que no dejan de salir muy vestidotas de pies a cabeza. Nada de mostrar piel. Y sí, lo sabemos, los puritanos dirán que si queremos ver piel mejor veamos las películas de Emmanuelle que programan en el Golden Choice o The Film Zone, sin embargo, ¿para qué poner entonces a un reparto de carne de primera interpretando a personajes de la realeza (que fueron bastante feos) si no van a mostrar tantita piel?

Bien, para que no se diga que somos unos lujuriosos y que calificamos las películas en base al grado de carne expuesta, les diremos la razón principal por la que esta película es muy mala. De entrada la trama está basada en una historia chiflada que el escritor del guión adaptó de una novela “histórica”; es decir, apenas está apegada a la historia que conocemos por los historiadores serios. Digo, habiendo tanta tela de dónde cortar entre intrigas, guerras, celos, trampas, muertes, asesinatos, el rompimiento de Inglaterra con la Iglesia católica, la fundación de una nueva religión y todas las barbaridades que distinguen a esta historia como una de las más perturbadoras presenciadas por la humanidad, es de extrañar que los señores de Hollywood hayan preferido salir con una historieta sosa y boba que al final te deja con una sensación de vacío, pues es imposible sentir alguna emoción por unos personajes tan bonitos y bien bañaditos. Es tan mala la película que a uno no le quedan ganas de ir a la biblioteca o navegar por Internet para investigar qué fue cierto y que no de la historia que nos relataron en este bodrio hollywoodense.

En pocas palabras, repetiremos nuestra recomendación del principio: ve a ver crecer el césped del jardín de tu vecino o a doblar cucharas con la mente, palabra, serán horas de tu vida mejor invertidas que si vieras estas dos porquerías.



*Leyenda urbana. Los elefantes son tan pendejos como el resto de los animales.

6 comentarios:

Mario Carrillo dijo...

donde está lo de México 2000?

wilberth herrera dijo...

Definitivamente, 10000Ac fue, como dirían los hombres g, un esponcho de mierda.
hace como un mes que la vi, obligado por el cariño que le tengo a mi familia.
Qué, mierda de película. Fui como tu hermano en el cine, diciendo a voz semi alto la bola de mierda que era. Las incoherencias y las estupideces. pero uno me refutó, y fue sobre mi opinión de la hipervelocidad de los mamuts. El hijo de puta me dijo que los elefantes corrían a 20km/h. Y yo lo refuté con un "Tu culo". Pero sí fue una real mamada.

Marit dijo...

me rompe el corazon saber que la de las hermanas boleyn es una basura :( me imaginaba que iba a estar buena... aunque bien valen los 50 pesos ir a ver al papacito (precioso mi amor) de eric bana
lo pensare...

chezzare dijo...

Definitivamente no veo peliculas donde no haya empelotamientos de viejas buenas, o sexo explicito, o violencia cruda y real.
Para ver culebrones con la vida de mis ocho hermanas me basta (la menor tiene 43 años).

Saludos a todos.

Rodrigo Solís dijo...

Mario Carrillo: eso, querido amigo, tendrías que preguntárselo a Eduardo Huchín.

Wil: muy bien dicho, nada como decirle a alguien “tu culo”; es lo mínimo que se espera de un caballero.

Marit: no lo pienses, si te sobran 50 pesos ve a ver a Eric Bana como nunca lo habías visto: disfrazado de sofá.

Chezzare: bien dicho.

benito juarez dijo...

Hola, soy su amigo Bomberito, que he regresado desde un largo viaje en el tiempo; regresé del futuro para anotar en esta entrada algo que me saltó a la vista:

1.Los "velocirraptores" con plumas si existieron, no recuerdo su nombre científico pero fueron de aquello reptiles que dieron paso a las aves (lo vi yo con mi máquina del tiempo).

2.Los dientes de sable eran domesticables, yo tengo uno de sus primos hermanos de las nieves que se llama "merlín" y en el zoológico y en el circo he visto otros de sus primos.

3.Los elefantes corren durísimo, me remito al caso de la masacre en el circo (ver video aquí en pildorita).

4.No he visto la película pero, según vi, no es Egipto sino Babilonia la ciudad que están construyendo (lo de los mamuts lo dejo a criterio).

PD. Todo lo anterior está fuera de pugna y mi palabra es la ley (sea descabellado o no.

El respeto al derecho ajeno es la paz.

Saludos, Bomberito.