martes, 27 de mayo de 2008

El Chiki-Chiki



Como todos saben, el 80% del material que publicamos en este blog surge gracias a sus ideas, queridos lectores, y quienes colaboramos en Pildorita de la Felicidad dedicamos el sagrado día en el engorroso y dificilísimo menester de mecernos en nuestras hamacas colgadas en palmeras campechanas hasta que la sirena (donación del departamento de bomberos, misma que colocamos estratégicamente en el enorme muro del patio de juegos) nos saca de nuestros sueños con unos pitorrotazos infernales que significan una sola cosa: algún lector ha enviado a la bandeja de comentarios del blog una sugerencia o una chifladura o un ataque hiriente a nuestra persona o un insulto a nuestras santas madres o una amenaza de muerte (esta ultima, la más frecuente), etcétera, etcétera, etcétera.

Siguiendo los manuales ISO90210 de calidad y procedimientos del blog, lo que procede es procesar la información recibida y transformarla en una entrada o post (como prefiera llamarles) para regocijo y entretenimiento de ustedes, nuestros apreciables lectores. Ahí lo tienen, el secreto de nuestro mediano éxito: dejar que ustedes trabajen por nosotros*.


Como hoy es martes y toca recomendar alguna indignidad musical cortesía del You Tube, nos apegaremos estrictamente a los manuales de procedimientos (como siempre) y les presentaremos la sugerencia de una lectora, la querida yeyenovelo, que nos recomienda escuchar y ver “El Chiki-Chiki”, la canción que representó a España en Eurovisión, misma que, como era de esperarse, se ha transformado en la canción del verano de la Madre Patria (al menos la mía, porque los demás colaboradores son mitad chinos y mitad escandinavos).




No se confundan, esta canción es solo una parodia a todos esos videos que programan en MTV y demás canales basura de música. Lo curioso es (y por ello estamos dedicándole esta entrada) que los promotores y creadores del “Chiki-Chiki” lo hicieron en plan de burla y con toda la intención (conocen a la perfección los finos gustos de la gente) de que esta canción se convirtiera en un fenómeno mediático.

¿Y saben una cosa? Misión cumplida.



La verdad es que no podía ser de otro modo, el éxito estaba garantizado con Buenafuente, Pedro Guerra y el genial Santiago Segura inmiscuidos en el asunto.

Aquí la explicación filosófica, cortesía (la verdad es que no le pedimos permiso) del grandísimo y muy admirado Juan Manuel de Prada del por qué el “Chiki-Chiki” es un éxito y divierte tanto a la gente. Ojalá tengan tiempo de leerlo, palabra que no les robará más de cinco minutos.


Como vieron y leyeron, algunas porquerías son dignas del aplauso y del reconocimiento, sobre todo cuando sus creadores conocen a la perfección, como reza el dicho popular, “de qué lado masca la iguana”, o mejor dicho, “de qué lado masca la gentuza”.





Gentuza como esta, por ejemplo.

Ah, y qué dijeron las chicas, ¿para nosotras no hay taco de ojo?




Pues ya ven que sí. Ya saben que somos muy democráticos a la hora del degenere, y no íbamos a dejarlas ir sin deleitar antes sus finísimas pupilas.


* Sobra decir que los jugosos cheques de nuestros capitalistas patrocinadores los cobramos nosotros. Así de cruel es el mundo.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

bien putotes los del video.

YeYeNovelo dijo...

Muy interesante el comentario final de Juan Manuel de Prada, de hecho, en otra versión, es algo semejante a varios articulos tuyos donde nos invitas a decir: ¿que "cosa" estamos viendo o escuchando? Gracias al resto de Europa a pesar del raiting mas alto en españa en los ultimos 7 o mas años, no ganó el chiki chiki. Todavía voy a ver que de seguro en el fértil territorio campechano y con 10 años de atraso alguien lo bailará.

chezzare dijo...

Mmm, esa se parece a una que hace tiempo me dijo en el msn que estaba de vacaciones en Europa, y a la media hora me la encontré en los cines Hollywood.