viernes, 29 de mayo de 2009

Contra las cuerdas





Sólo hay algo peor que ver a un ídolo de tu infancia protagonizando alguna película porno en el Golden Choice, y eso, pequeños saltamontes, es verlo machado a golpes, literal y voluntariamente sobre un ring.





http://youtube.com/watch?v=qefaY5yStpU



¿Qué creyó que iba pasar? O sea, una cosa es que a José Canseco los esteroides le sirvieran para levantarse a Madonna y/o para mandar cuadrangulares en los años ochentas, y otra muy distinta que le funcionaran para correr, tirar pataditas como un cervatillo asustado y noquear a un chino gigantesco a sus cuarenta y cuatro años de edad.


Si lo que en realidad quería José Canseco era subirse a un cuadrilátero a pelear con hombres en mallas, sudados y erotizados, lo único que tenía que hacer era practicar el “deporte” más gay y falso del Universo.







3 comentarios:

Eu dijo...

¿gay? nombre si muchos de eso muchachotes han protagonizado sueños húmedos y reconfortantes.
¿hay algo más sensual en este mundo que la Parka (AAA)? Hombres grandotes, cuarentones, en ropa que permite apreciar los twinkys cremosos y los chocoRoles bien enrollados...

Dwarf dijo...

Pues, la lucha libre si tiene mucho de homoerotismo... de lo contrario no se explica como pude haber "fans" de este "deporte"... cual es la gracia?, pelas no son, nos mas bien bailes...

O tal ves es la forma enque muchos hombres que en realidad quieren ver bailables y danzas satisfasen sus instintos...

Pero aun asi, esta la parte de ver a tipos con esteroides hasta las orejas manosease y restregarse sus sudorosos cuerpos... dios, hasta la descripcion parese homoerotics...

XD.

Jebus dijo...

No mames esta loco canseco por meterse con ese chino enorme, ese chino es buenisimo, solo fedor le gano y pasando apuro y un negro que le metio un bombazo en la cabeza y lo noqueo, pero los demas mordieron el polvo.
Mis respetos a canseco, yo pense que pelearia ridiculamente, tiro buenos golpes y patadas, ya quisiera ver a manny ramirez ahi, lo mas que haria seria bailar un reggeton.