jueves, 13 de diciembre de 2007

Los calores que provocó Il Divo


Aquí las pruebas del éxito monumental que tuvo el concierto de Il Divo el sábado pasado en la ciudad de Campeche.

Noten las largas filas de personas que se aglutinaron para entrar a ver a los cuatro hermosos divos.

Aclaración: la fila de la derecha era para mujeres.

¿Qué pasa, no las ven formadas?



Ahí lo tienen, para que luego no digan que en Pildorita de la Felicidad somos unos misóginos.

Yo sabía que los gritos desgarradores e histéricos de la finísima y cultísima concurrencia no sonaban precisamente al bramido de hembras en celo. Y también me pareció que las pantaletas que volaron al escenario para que Urs y compañía las autografiaran no eran precisamente lencería de Vicky Form.

Leer crónica del evento aquí. (Cortesía de Eduardo Huchín).


El próximo lunes, la crónica de Pildorita de la Felicidad.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Puta de mierda te va a cargar la verga por hijueputa yucateca pendeja


NATALIA BALAN LOZANO (natalia_balan_l@hotmail.com)

Celestina Terciopelo dijo...

¡Cuánta agresividad en estos blogs, dios santo!

¿A poco Rodrigo Solís es yucateca?

Marit dijo...

Mi estimado Rodrigo: si ya te habias librado de los subditos del rey del pop, ahora te has echado encima a las fanaticas de los divos -que son peores-
Me asombra que Natalia siendo admiradora de los Il Divo (que son unos finisimos caballeros) presuma de un vocabulario tan soez, pero en fin, creo q esto sucede hasta en las mejores familias.
Yo fui al concierto y estuvo muy bueno, habia unas canciones que estaban medias aburridas pero eso si: la de "Regresa a mi" sin distincion de raza, religion y sexo TODOS LA CANTAMOS a todo pulmon.

Saludos

pd: como dato, yo estaba bastante cerca del escenario y me toco ver como les negaron el acceso a varias "socialites" campechanas que llegaban en busca de la zona VIP, la cual por cierto hasta donde yo vi... no hubo... jajaja

Maharet dijo...

¡Menudo concierto! Con este escribo compruebo una vez mas el porque no asisto a los conciertos! Claro que Il Divo me agrada en cierta manera pero no pagaría por verles cantar mientras uno se encuentra entre apretones y gritos sofocantes de 'personas finísimas, conocedoras de la buena músisa comportandose como adolescentes'...

Saludos

Maharet