martes, 4 de diciembre de 2007

Érase una vez en Irán








Así comienza Persépolis, la extraordinaria novela gráfica donde la escritora iraní Marjane Satrapi nos narra la historia de su niñez y juventud, transcurridas durante la revolución islámica en su país y posteriormente en la guerra de Irán e Irak.

Como ustedes saben "novela gráfica" es un eufemismo que significa "historieta" o "cómic", así que incluso los que huyen de los libros como si leer engordara (nada más engorda si uno no lo combina con una dieta balanceada y algo de actividad física) deberían darle una oportunidad. Les prometo que no van a aprender nada* y que se van a pasar un par de horas muy agradables con las trepidantes aventuras de la protagonista. Hay acción, intriga, romance y todo lo que se le puede pedir a cualquier vehículo de entretenimiento.

A diferencia de lo que pudiera parecer, Persépolis no es una tragedia que vaya a hacerlos sufrir mientras la leen. Hay momentos muy tristes, no lo voy a negar, pero ni en sus momentos más oscuros la historia pierde el sentido del humor o la esperanza. Tontamente decidí compartir con ustedes tres momentos dramáticos del libro, pero créanme cuando les digo que tiene mucho más que ofrecer.

Si de plano eso de leer no termina de convencerlos, buenas noticias: pronto podremos ver la película (en DVD o bajada de Internet, claro está), dirigida por la propia autora del libro. Fue estrenada en el pasado Festival de Cannes, donde formó parte de la selección oficial (las que compiten por la Palma de Oro) y ganó el Premio del Jurado, y también ha sido seleccionada por Francia para ser su candidata en la competencia por el Óscar. Para ver el avance en español y saber más acerca de la película, haz clic aquí: Persépolis, la película.

La novela se divide en cuatro tomos; todos los fragmentos que a continuación reproduzco son del primero de ellos (es el único que tenía a la mano al momento de escribir esta entrada):






* Esta es una gran mentira; se aprenden muchas cosas.

1 comentario:

bREN dijo...

adoro ese comic y espero con ansia la película.
abrazos