domingo, 25 de noviembre de 2007

Con la bendición de Dios no es zoofilia



Pensarán ustedes que en este blog les estamos tomando el pelo, pero esta noticia es verdadera, misma que fue cortesía de una de nuestras más queridas y trabajadoras colaboradoras, Flor de Anda.

Que más hubiera deseado nuestro selecto grupo de redactores que resumir la nota y agregarle unos cuantos chascarrillos para hacer más ameno el asunto, pero hacerlo, además de imposible, hubiera sido un pecado imperdonable, ya que en la BBC Mundo tienen al mejor escritor del mundo, y consideramos que sería una afrenta omitir o agregar algo al futuro artículo ganador del Pulitzer:




Un hombre se casa con una perra

Un hombre en India se casó con una perra para revertir una supuesta maldición que padece desde que mató a pedradas a dos perros.

P. Selvakumar, de 33 años, dijo que fue víctima de una maldición desde que los animales que agredió murieron.

El hombre dijo que sufre de parálisis y pérdida de la audición.

El matrimonio se llevó a cabo en el templo hindú del estado Tamil Nadu.

La "novia" vistió un sari naranja con guirnaldas.

Algunos habitantes supersticiosos de las zonas rurales de India organizan bodas de animales con la esperanza de combatir maldiciones.

"Intenté de todo"

Los asistentes agasajaron a los recién casados al final de la ceremonia en el distrito de Sivaganga, a 50 kilómetros del este de la ciudad de Madurai.

La "novia", llamada Selvi, fue conducida al templo en Manamudurai, donde, como en una ceremonia tradicional hindú, hubo el intercambio de votos.

Un familiar del novio, quien fue invitado a la boda, dijo que esperaba que Selvakumar se cure.

"Hace quince años, Selvakumar era saludable, pero, después de que atacó a los dos perros, no pudo volver a moverse con facilidad", le dijo Ramu a la BBC.

"Intentó todas las curas para su enfermedad, pero no pudo librarse de sus dolencias".

"Basándose en un consejo de un astrólogo y otras personas, decidió casarse con la perra para curarse e hizo todos los preparativos para la boda".

Se informó que después de la boda el novio y sus invitados comieron viandas servidas sobre hojas de plátano, mientras que la "novia" comió pan.



Fuente: BBC Mundo

1 comentario:

benito juarez dijo...

"La novia comió pan" ¿pues que más le queda al pobre perrito? no se ve muy felíz que se diga, lo que no ha pensado nuestro estimado pulparindo es que le van a caer más maldiciones por casarse por conveniencia, ¡quiero ver cuando llegue borracho cómo lo van a poner!

El respeto al derecho ajeno es la paz.

Saludos, Bomberito.