lunes, 26 de noviembre de 2007

Para los incrédulos



La foto que ven sobre estas líneas fue tomada en el maravilloso pueblito de Juan de Aldama, Zacatecas, según nos informó hace unos minutos en una carta nuestro lector Carlos Dosal, quien dijo ser oriundo de Miguel Auza, Zacatecas. Agregó que a pesar de que estos dos pueblitos están a tan sólo cinco minutos de distancia uno del otro, la cercanía no condice la abismal diferencia de culturas entre ambas entidades.

Gracias a nuestro querido lector zacatecano, de ahora en adelante lo de “Pintamos casas a domicilio” dejará de ser un mito para los incrédulos que pensaban que semejante portento del Marketing del Tercer Mundo era cosa de nuestra chiflada imaginación, inventado con tal de escandalizar al público. No les mentiremos: cuando la fotografía llegó a la redacción, las apuestas no se hicieron esperar en la magna sala de juntas corporativa de Pildorita de la Felicidad, donde tanto ejecutivos como escritores intentaron dilucidar si la foto provenía de algún municipio de Yucatán o de Campeche. Luego de la carta de Carlos, los millones de euros que se apostaron sobre la mesa quedaron vacantes de dueño, quedando de manifiesto que todo México es territorio Marketing del Tercer Mundo.

2 comentarios:

benito juarez dijo...

Nada más falta comprobar el enigma del monstruo del lago ness y el de "se vende hielo bien frío".

El respeto al derecho ajeno es la paz.

Saludos, Bomberito.

Anónimo dijo...

En respuesta a Carlos Dosal, le comento que es falso lo que escribe. "La diferencia de culturas" es una falacia, a menos que esa diferencia se refiera a no entender las palabras "sarcasmo" y "mercadotecnia".