jueves, 15 de noviembre de 2007

Deja de ser un pobre diablo (lo eres, ¿no sabías?)


200 pesos marcan, para miles de mexicanos, la pequeña diferencia entre ser o no ser: dejar de ser el pobre diablo que eres y convertirte en el ganador que tanto te exigen ser los que te rodean. Tienes pocas horas para dejar lo que estás haciendo e ir corriendo al Teatro Renacimiento para ser deslumbrado por la conferencia “Liderazgo de Excelencia”, impartida por su excelencia en persona, Carlos Cuacuhtémoc Sánchez, conocido por obras maestras de la literatura como Un grito desesperado, Juventud en éxtasis, y la inolvidable trilogía Sangre de Campeón, Sangre de Campeón Sin Cadenas y Sangre de Campeón Invencible.

Por cierto, YA LLEGARON LOS AUDIOLIBROS, solución perfecta para evitar la insufrible tortura de tener que leer libros. También tenemos disponibles los de Por qué los hombres aman a la cabronas e Hijos sí, Marinos no, bestsellers que disfrutarás escuchando hasta que te sangren los oídos.


Señorita, en respuesta a su pregunta (porque tiene que ser una pregunta y no una afirmación, como sugiere la falta de signos de interrogación en el título), los hombres no aman a las cabronas. Aman a las mujeres buenas, y cuando digo buenas me refiero a las mujeres como la chica de la portada del libro.


Hasta la fecha no ha nacido hombre que ame a una gorda horrible que además sea una cabrona.

5 comentarios:

Marit dijo...

Yo creo que seria un pecado imperdonable de parte de los alumnos del instituto campechano no asistir a una conferencia de tal altisimo nivel y con una personalidad tan respetada como don carlos cuahutemoc sanchez. Otro acierto mas para los ilustres directivos del instituto campechano en pos de mejorar el nivel academico.
Y para ti Rodrigo, como siempre excelente y acertadisimo... Bravo!

Karol dijo...

Creo que los libros sirven para todo menos para superarse...pues no aprendi a volar sobre el pantano sin antes haberme dado un buen remojon...

saludos

Jebus dijo...

Puta que risa, mira la chingada gorada que sexy. No imagino a ningun hombre llorando por el amor de una chingada marrana, a no ser que te caiga encima y llorando le pidas por favor se baje pues te esta matando.
Como odio ese tipo de libros, seudoescritores que se hacen millonarios vendiendo pesimos libros con titulos jocosos y engañosos, como este de las mujeres cabronas y muchos mas como por ejemplo: guia para ser un huevon ( por ahi va el titulo no lo recuerdo bien) y donde esta el queso? ( otra vez espero asi sea el titulo ) que pesimos libros y como es que engañan hasta al mas letrado.
No se engañen no amamos a las cabronas, solo a las buenisimas y no precisamente las amamos, mas bien queremos "agarrarlas", sabia palabra de la paloma que hizo sangrar los oidos de mas de uno.z

benito Juarez dijo...

Jebus, qué sabias palabras, ¡tu sí que eres el rey de reyes!

El respeto al derecho ajeno es la paz.

Saludos, Bomberito.

malena dijo...

sabes que Rodrigo????????????? yo SOY UNA CABRONA .... Y? Y?Y?Y?...
No, ya en serio, Carlos Cuahutemoc deberian crucificarlo por mocho y ridiculo pidiendo a los jovenes pubertos llenos de hormonas aguantarse hasta el matrimonio jaja... que se de una vuelta por cualquier secundaria....