jueves, 29 de noviembre de 2007

In Memoriam: Farfur


FARFUR

Abril, 2007 - Junio, 2007

Encontró la muerte en los putazos de
un judío malvado. Jamás lo olvidaremos.



Ya sabes que no nos distingue nuestro buen gusto. Así que nada más apropiado que el Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino para recordar este desagradable episodio:


Los Pioneros de Mañana es un programa infantil, transmitido desde el 13 de Abril de 2007 en la estación de televisión palestina oficial, Al Aqsa TV. El programa empleaba a un doble de Mickey Mouse, llamado Farfur (o Farfour, "mariposa" en árabe"); el personaje ha sido reemplazado por un abejorro.

El programa, traido a la luz por Palestinian Media Watch, trata con las tradiciones y estilos de vida islámicos; algunos tan inocuos como la importancia de la oración diaria y de beber leche hasta mensajes más radicales de supremacía islámica, el odio hacia Israel y los Estados Unidos y enseñanza al público joven de las lecciones de la "Resistencia Jihad". (W)


¿Trágico? Por supuesto. ¿Sorpresivo? En absoluto. Toda la educación religiosa es una forma de abuso infantil. Como bien dice Richard Dawkins, es absurdo y cruel pensar que un niño puede ser católico, judío o musulmán. No nace con fe. No entiende las diferencias que existen entre él y otros niños sino hasta que un montón de adultos estúpidos se las señalan. La varita mágica que agitan sobre su cabeza y el agua hechizada que vierten sobre él no lo hacen creyente, sino que lo hacen creer que es creyente.

Y si alguien creía que los occidentales somos los únicos del mundo que no nos comportamos como cavernícolas, lo invito a ver esta chulada de documental, que algún alma caritativa (Belzebú, probablemente) tuvo a bien poner íntegro en Youtube:


JESUS CAMP

Parte 1, Parte 2, Parte 3, Parte 4, Parte 5, Parte 6, Parte 7, Parte 8 y Parte 9.


Jesus Camp, 85 minutos de psicosis pura y no adulterada. No tiene subtítulos, así que a la mayoría (me incluyo) se le hará más fácil ir a un videoclub y rentar el DVD. Háganlo, pues serán los veinte pesos que mejor habrán invertido en la semana. Es una de las pocas películas verdaderamente terroríficas que se han hecho en los últimos años, y una de las mejores.

Y para que vean que de verdad quiero que vean la película, una anécdota extra: una de las personas que aparecen en este documental es el ex-pastor evangélico Ted Haggard. Es un completo imbécil, y uno muy seguro de sí mismo, como podrán comprobar en los pocos minutos que aparece en pantalla. Se siente el rey del mundo, pues desayuna regularmente con el presidente de Estados Unidos y porque tiene a los feligreses más devotos que cualquier religioso pudiera pedir. Bueno, poco después del estreno de la película, el pobre pastor Ted se vio involucrado en un bochornoso incidente, al ser expuesta su vida secreta de homosexualidad y consumo de drogas. Uno pudiera pensar "Está bien, es un idiota pero también es un hombre poderoso. Seguramente alguien está tratando de destruirlo". No es así. En este video, podemos ver como el propio Haggard admite haber visitado a un prostituto y haberle pedido que le consiguiera droga, pero ¡oh, sorpresa! También confiesa haberse arrepentido en el último momento y decidido tirar las drogas que ya había comprado, sin consumirlas siquiera. En cuanto al hombre que le consiguió las sustancias, asegura haberlo contratado únicamente para que le hiciera un masaje, y no para tener sórdidas relaciones sexuales, pues él es "completamente heterosexual". Sin duda, una prueba viviente de la fuerza que la oración puede darle a una persona para resistir las tentaciones.

1 comentario:

benito juarez dijo...

A mi me dan más miedo esas gentes del desierto, tanto sol ya les cocinó la chola, ahora que desaparezca la educación laica veremos a como nos toca.

El respeto al derecho ajeno es la paz.

Saludos, Bomberito.