viernes, 23 de noviembre de 2007

Ironías divinas




Mientras en Tabasco la gente le reza a Dios para que Andrés Manuel López Obrador amanezca con superpoderes como los de Moisés para que divida las aguas y el pueblo pueda escapar de las inundaciones, en Georgia la gente le reza a Dios para que venga un diluvio que los salve de la sequía más grande de su historia.

Leyó usted bien. Uno podría dejarse engañar pensando que con toda la tecnología que tienen los americanos en un dos por tres solucionarían sus penurias, pero no es así. Ante el problema de la sequía el Gobernador de Georgia, Sonny Perdue, ha decidido que el único que puede salvarlos es Dios. Así fue que congregó a la gente a las puertas del Capitolio para que en una oración colectiva pidieran a Dios que les mande la tan anhelada lluvia. "Señor, ten piedad de nuestro pueblo, ten piedad de nosotros y recompénsanos con la lluvia. Oh Dios, deja que la lluvia caiga sobre el suelo de Georgia", dijo durante el acto el ministro de la Iglesia Meotodista Unida del Norte, Gil Watson.

El Gobernador Perdue, al enterarse mediante este blog que Dios radica en Campeche, rápidamente ha iniciado una peregrinación dispuesta a compartir con él su economía a cambio de que les envíe lluvia.



Por desgracia el Gobernador Perdue y el pueblo de Georgia se llevarán una desagradable sorpresa por no haber leído correctamente el cartel de nuestro querido Humberto Chiquini Roca, alias “Dios”, donde entre sus poderes no incluye solucionar problemas de sequía.

3 comentarios:

benito juarez dijo...

hay que decirle a don roca, alias don dios, que se mande un diccionario para que escriba como dios manda, o el lo manda así? ke paza? ahucsilio, no ze ke azer!!!

El rezpeto al derekho ageno es la pas.

Zaludoz, Vomverito.

Anónimo dijo...

Claro que don Humberto Chiquini -alias Dios- soluciona sequias... es dios.. dahhh!!!
Solo que no le hace favores a los gringos come basura.!!

RICARDO dijo...

Claro que don Humberto Chiquini será incorporado al gabinete del presidente Andrés López Obrador,en la Secretaría de desastres naturales, la única condición es que antes les tire malas vibras a los Cardénas, Godoy, Ortega, los cuchos, y, creo, hasta el cinematográfico Marcelo E. Tarantino