lunes, 5 de noviembre de 2007

¿Publicidad o ciencia ficción?


Como todos sabemos la publicidad de cigarros está prohibida. También el consumo de cigarros cada vez está más restringido en lugares públicos, a tal grado que los fumadores son tratados como leprosos, es decir, hacinados en cuartitos cada vez más pequeños donde pueden juntarse a envenenar sus pulmones a gusto sin afectar a terceros.

Por si fuera poco, las leyes dictadas por gente muy moral y respetable ha impuesto a los nobles y bondadosos señores tabacaleros el incluir leyendas en sus cajetillas donde adviertan a los consumidores acerca de los peligros que sus productos representan para la salud de sus clientes. Estaría de más enumerarlos, ya que son tantos y tan variados como son confusos. Todo sería más fácil si escribieran: “Fumar mata, a ti y a todos los que te rodean”. Sin embargo esto sería muy riesgoso para sus ventas, así que han contratado a un grupo de expertos lingüistas que se encargan de construir frases que hábilmente conjugan dobles negaciones y verdades a medias, que terminan haciendo pensar al que lo lea que fumar durante el embarazo puede o no ser causa de superpoderes en el recién nacido.

Mi frase favorita es la que aparece en la imagen de arriba, y lo es porque al parecer alguien en Marlboro ha contratado a un grupo de aspirantes a novelistas de ciencia ficción desempleados para que les redacten sus textos. “Actualmente no existe un cigarro que reduzca los riesgos de salud”. Traducción: no existen, por el momento, cigarros que en lugar de restarnos años de vida nos hagan más fuertes y saludables, pero es muy probable que un futuro tal vez no muy lejano existan. Lo cual nos lleva a preguntarnos: ¿por qué los científicos que todos los días están intentando inventar pastilla para volvernos inmunes a todas las enfermedades crearían tal cura en forma de un cigarrillo?

1 comentario:

bREN dijo...

Tienes razón, en otras partes del mundo no se andan con rodeos: "Fumar mata". Así de claro y "simple".

Saludos