jueves, 5 de marzo de 2009

Sí Señor



Pese a pronóstico la última película de Jim Carrey no es mala. Tampoco es buena. Así que, aquí les va un resumen para que inviertan su tiempo (hora y media) en una buena película.




Jim Carrey trabaja en un banco autorizando créditos. Casi nunca los aprueba porque por lo general quienes lo solicitan son una serie variopinta de pobres diablos queriendo montar negocios al parecer poco redituables; una sorpresa que no apareciera Wil pidiendo plata para filmar una película de zombis filmada en Campeche, actuada por campechanos y musicalizada por El Pulpo y sus teclados.




Jim es divorciado y es evidente que aún no supera la separación con su ex esposa.




¡Oh, sorpresa!, un culo.




Su vida es “monótona”, “triste” y “desangelada”. Traducción: de la oficina va al Blockbuster y luego se encierra en su departamento a ver muchas películas.




También tiene amigos (dos), los cuales siempre lo invitan a tomar cervezas al bar y siempre los rechaza para poder irse tranquilo y sin molestar a nadie a encerrarse en su cuarto a ver películas (ojo, estoy hablando de la vida de Jim y no de cierto personaje el cual no diré su nombre).




Un buen día, luego de negarle un préstamo bancario a otro pobre diablo, sale a tomar el fresco fuera del banco y lo aborda un amigo que no veía en años: un lunático. El lunático le hace ver que está desperdiciando su vida y que debe acompañarlo a la conferencia de otro lunático.




La conferencia resulta ser una especie de secta motivacional gobernada por el anciano lunático que aparece en la imagen sobre estas líneas. La secta va de decirle a todo. Absolutamente a todo. Según la teoría del viejo chiflado al decir te abre a nuevas oportunidades en la vida (y en este punto más de un lector, estoy seguro, estará de acuerdo con esta mamada).


En fin, Jim decide hacerle caso al viejo y empieza a decirle a todo el mundo. Al salir de la conferencia de locos un vagabundo le pide un aventón y Jim acepta. El vagabundo le pide su celular para hacer unas llamadas, le pide prestado todos su dinero y otra serie de idioteces que me da pereza contar hasta que…




Jim conoce a esta encantadora chica (para más referencias junto con Mark Wahlberg es la protagonista en The happening).




La chica le da un aventón. Se gustan.




Mientras tanto Jim sigue diciéndole a todos. Incluso a su jefe que es un pendejo, o sea, se presta a todo tipo de jugueteos vergonzosos e idiotas.




Como pudo verse Jim sigue con sus payasadas noventeras a las que tiene acostumbrado a su público retrasado mental.




También se emborracha con sus amigos y hace de todo un poco:










Incluso tiene tiempo de salvarle la vida a Luis Guzmán que pretendía suicidarse.




Luego, por azares del destino (o quizás por nunca declinar una invitación) Jim termina en un bar y se reencuentra con la chica de la motocicleta que resulta ser la vocalista de banda de geeks, que francamente tocan música buenísima.




Como es de esperarse Jim y la chica de la motocicleta se enamoran y hacen muchas cosas divertidas. Guau, qué envidia.








Lo sé, son débiles, correrán al cine a ver la película, así que evité contarles las escenas (poquísimas) graciosas. O del por qué Jim Carrey no podía decirle que no a las personas, incluso en las situaciones más asquerosas.

Sí Señor es casi una calca de Mentiroso Mentiroso. Sólo que con una hora con 28 minutos menos de caras y gestos de Jim Carrey. Tal vez si los guionistas le hubieran dado un giro dramático a la historia el resultado pudiera haber funcionado. Pero no fue así. Todo es predecible, ya saben, Jim Carrey de la noche a la mañana es un éxito con sus amigos, desconocidos, en el trabajo, con las mujeres (como es de esperarse su ex quiere volver con él, etcétera).

Es más, hasta cierto personaje el cual no diré su nombre, al final de la película, levantándose de su sillón acojinado, dijo:

Cinco minutos después había declinado escuchar lo que tenían que decirle los testigos de Jehová, pintar las paredes del cuarto, asistir a tomar el café con sus amigos escritores y salir a saludar a las amigas de su mamá que lo esperaban en la sala.


2 comentarios:

Killer Movimiento dijo...

WIL! por que le contaste a Rodrigo lo del plan para hcer la pelicula? se supone que debia ser sorpresa y se haria un estreno como el de el Che con la "farandula" campechana paseandose en la alfobra roja y George Romero presente. bueno, nada mas te falto decirle que el estrato era con el que se saque el melate.
por cierto, esa pelicula se parece a la vida de alguien que tambien conosco, incluso se parece a mi vida, solo que sin las nenas buenotas.

saludos, la bajare la pelicula.

Jebus dijo...

La pelicula es pesima, pero desgraciadamente no lo suficiente para quitarla, y eso que era dvdscr con pesimas traducciones y un poco opaca.
Lo que si impacta es lo viejo que esta jim carrey, su amigos mas bien parecen sus sobrinos, es el tio quedado que nunca se caso y les gusta invitarlo a salir. Tambien en su vejez jim carrey se parece cada vez mas al aburridisimo de bill pullman, estaba esperando que en cualquier momento se subiera a un jet y combatiera a los aliens de el dia de la independencia.
Eso si, la loca de la moto ademas de musica buenisima, pero buenisima, esta preciosa, es un bomboncito que te deja como pendejo viendo la pelicula.