viernes, 15 de agosto de 2008

Hoy, en homoerotismo:



El equipo alemán de Sexo Gay de Playa se coronó campeón en la categoría de menos de 85 kilos al imponerse a su símil de Holanda en una jornada por demás sudorosa en la arena de Chaoyang Park.





Perdón.

1 comentario:

Saltimbanqui dijo...

Sí, ese es el espíritu de las olimpiadas.