martes, 5 de agosto de 2008

La felicidad a dosis diarias

Esta colaboración es del periódico, por eso habla de cosas que posiblemente algunos lectores ya sepan. Finalmente quiso dirigirse a un público que no era el de este blog, con el afán de que en algún momento fuera parte de él.

Este viernes, cuatro individuos de lo peor celebramos un año de vida del blog “Pildorita de la felicidad”: Rodrigo Solís, Wilberth Herrera, JM y un servidor. De principio habría que agradecer a toda la gente que nos fue a ver y aguantó más de hora y media a cuatro tipos que no hacían otra cosa más que hablar (si fuéramos metrosexuales, cantantes de ópera pop y saqueáramos al erario a través de un concierto y no a través de una beca, las cosas hubieran sido distintas y no habría nada que agradecer) y también al Instituto de Cultura que estuvo a unas horas de cancelarnos el evento, porque no se habían mandado invitaciones a personalidades de la política y la literatura, que por otro lado, de seguro no iban a ir.

“Pildorita de la felicidad” es un blog (esto es, para los no entendidos, una página de internet: www.pildoritadelafelicidad.blogspot.com) que abriga colaboraciones de los cuatro individuos arriba mencionados. Creada por Rodrigo Solís, muestra caricaturas, artículos, videos comentados y se ha vuelto un espacio para que los lectores comenten sus impresiones, nos ataquen, digan que somos feos, nos amenacen y con frecuencia, acoten los textos publicados. Sin quererlo, el blog se volvió un espacio de debate, donde los desconocidos entre sí daban opiniones y no había posibilidad de censurar a nadie.

La historia de este blog tiene que ver con una historia de acoso textual. En un principio, esto es hace un par de años, Rodrigo Solís tomaba las direcciones de las cadenas de internet (ya saben, esos avisos de que Hotmail cerraba, las oraciones de los ángeles o las agobiantes presentaciones power point que te envían los amigos que no tienen nada que decirte) y las integraba a una base de datos. De ahí, escogía cada semana un artículo suyo para enviarlo a esas direcciones. Cientos, miles de personas, recibían correos de un desconocido. La mayoría los borraba, pero eran tan insistentes (y con ese nombre tan llamativo, “Pildorita de la felicidad”) que alguno picó el cebo de la curiosidad. Semana a semana, muchos empezaron a hacerse adictos.

De los correos, se pasó a la página de Internet, que ofrecía más posibilidades que la simple letra escrita. Era un blog personal, actualizado con una frecuencia inaudita para el mundo de la literatura: casi una colaboración diaria. Con el paso de los meses, el blog se fue volviendo un éxito entre los cibernautas. Hablaba de Campeche, de la televisión, del Youtube, diseccionaba películas rarísimas, se burlaba de la vida; en fin que ofrecía todo eso que uno quiere a mitad de sus horas laborales, metido en una computadora, a fin de aliviar el exceso de oficios y contabilidades aburridísimas.

Un buen día, Rodrigo Solís nos invitó a colaborar en su blog. Así sin restricciones. De esa manera yo subí artículos, JM tiras cómicas y Wilberth Herrera comenzó subiendo notas y acotando videos del Youtube (esa interminable enciclopedia del genio y la estupidez humanos). Se comentaban noticias, se criticaba la realidad. El blog fue volviendo, otra vez casi sin proponérselo, un punto de encuentro de puntos de vista, con frecuencia coincidentes, pero nunca el mismo.

La presentación del viernes fue un recorrido por el espíritu del blog. Intentamos de algún modo reproducir lo que de fascinante ofrece internet a quien escribe: la interacción entre imágenes y comentarios. Como bien ha señalado Hernán Casciari, los nuevos lectores necesitan otros alicientes. Siempre escondiéndose de la presencia del jefe, el lector actual requiere textos dinámicos, pero que al mismo tiempo no sean vacíos. Lecturas para las horas laborales, algo de oxígeno para tanto encierro. Pero sin estupidez, por favor, que para eso están los televisores en las salas de espera.

Uno de los atractivos de la presentación es que sus invitados supieron del evento a través de Internet. No hubo tarjetas en los escritorios de los funcionarios, ni siquiera una inserción en los periódicos. Quienes asistieron atendieron a un correo electrónico o al aviso incluido en el mismo blog y no fueron pocos los que se disculparon por no poder ir, ya que nos leían de alguna parte de Latinoamérica. ¡Y aún así hubo gente que viajó para vernos! El que llegó a la sala “Hernán Loría”, fue un público en su mayoría de Internet, los lectores de la página, que igualmente dejaban con frecuencia comentarios. Ellos no nos conocían en persona ni nosotros a ellos. Fue una cita a ciegas con un alto riesgo de decepción para ambas partes. No hubo desencanto, en realidad fue como reconocer a un puñado de compañeros de generación.

El que nadie intentara asesinarnos en esa hora y media en que estuvimos a merced de los asistentes nos da un buen diagnóstico de la noche. Creo que parte de la sospechosa calma en que se desarrolló todo fue la presencia de una piñata de Don Perro, protagonista de la tira cómica estrella de Pildorita y el rey indiscutible del blog (hubo más gente fotografiándose con él que con nosotros). Les dimos a los lectores lo que ellos querían -a Don Perro- y ellos nos lo perdonaron todo.

La inusual asistencia a un evento cultural que tenía todo en contra (fue en la Casa de la Cultura; afuera, una centena de padres de familia y niños clausuraban con bailables y gritos los cursos de verano*; coincidió con el tercer juego de Piratas y el concierto de Motel) evidenció los alcances de un medio (como el blog) para congregar lectores, por no decir lecturas. Es pues un aniversario que, a diferencia de los que celebran las personas con sus velas en el pastel, se debe más a la terquedad que a la inercia. Pildorita, pues, quedó no como una revista virtual o como una bitácora personal que fue invadida un día por otros tres tipos. Quizás se ha convertido en eso que anima toda literatura: la posibilidad de conversar con desconocidos que de repente se han vuelto familiares. El blog es una tertulia imposible de seguir por otros medios. Felicidades mejor a los lectores por aguantar la dosis diaria que les recetamos.


*Como había muchos gritos de niños, al principio pensamos que era el ejército de Michael Jackson, que iba por nosotros.

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Son unos zoquetes pporque si en vez de publicar en internet publicaran una revista como mMagazine universitario(que es una mierda) con publicidad ya serìan millonarios o mìnimo ganarian mucho dinero. Muchas felicidades por el anieversario y sigan adelante con el blog que esta a toda madre.

Anónimo dijo...

Brutal, llegamos temprano (un amigo y yo), y vimos algo así como un festival infantil, enseguida lo supimos: nos habían jugado una broma tal y como me lo había imaginado. Decidimos esperar afuera, enseguida vimos pasar a JM y me emocioné, entramos y anduvimos deambulando hasta que un señor de edad nos dijo: aquí es, como si en nuestras frentes se pudiera leer "fans desesperados de pildorita". Entramos y solamente estaban los organizadores, nos frustramos un poco, pero la piñata de don perro y la camiseta de Eduardo nos daban ánimos. Nos sentamos atrás y esperamos. La gente no paró de llegar hasta que las sillas fueron insuficientes y llegaros algunos jóvenes que se sentaron tras nosotros. Por mi mente pasó la idea de que aquellos que llegaron tarde eran aquellos que sabotearían el evento, y de un momento a otro me encontraría en medio de la contienda recibiendo sillazos y miembros de don perro. Por suerte nada de eso sucedió.

Eduardo: muy buena tu presentación, me hizo reír bastante, aún recuerdo lo de “tienda de autoservicio”

Rodrigo: aunque traté de concentrarme cuando JM leía no logré conseguirlo por la gente que llegaba. Con todo y eso se veía interesante la trama. Espero que ese proyecto no quede a medias.

JM: Gracias por revivir a don perro. Don pedro es muy “liberal” para mi gusto, y tiene el miembro muy grande. Insisto: gracias por don perro!

Wil: esperaba que te animaras a contar la historia que según tú tenias preparada, aún así la forma en la que contaste lo acontecido en Chiapas fue esclarecedora, ya que junto con lo que escribió Rodrigo sobre el mismo tema, se va dando uno, una mayor idea de lo que realmente sucedió. Cambiando de tema, ahora me da miedo interrumpir mis estornudos.

Les agradezco a los 4, y a la demás gente que de alguna forma colabora en la pildorita de la felicidad! Gracias.

Oso pipope

kecg dijo...

vaya, pues tiene como un mes, poquito más, que llegué aquí y lo confieso:
Me llamo Karina y ya soy adicta a la pildorita de la felicidad.
Me he reído muchísimo, pero igual me encuentro con cosas que ignoro o que no me gustan y me han puesto a pensar. Difícil, de veras, poder dejar de leerlos. Felicidades por el aniversario, por todo lo que están haciendo, y larga vida a la pildorita!

Rodrigo Solís dijo...

Eduardo es un monstruo de la literatura. Y en este escrito da fe de ello.

P.D. Estoy entrando a casa de una junta (si es que se le puede llamar junta) con un productor de TVAzteca.

Supongo que tanto Eduardo, Wil y Juanito comentarán de este desencuentro.

Al parecer están interesados en nuestro bello trabajo. Desgraciadamente no veo dónde pueda encajar nuestro trabajo en TVAzteca.

Ya les contaremos luego.

Luis jose dijo...

Excelente Eduardo.
Lo único que ocasionaste es que sienta más rabia por no haber podido ir al aniversario.
Como bien dices este blog es un respiro en esos momento en qu eya te hartas del trabajo y buscas un poco de aire, y lo lográn, casi siempre acabo muerto de risa.
Diario entro ésta página esperando un nuevo post.
No dejen de echarle ganas, ya tiene muchos fans fieles.

Lus dijo...

Ya basta, de verdfad que me siento tan mal por no haber ido, pero la vida que me ata a la oficina y al parato del diablo (nextel), no me dejo ir... besos a todos.

Monica dijo...

Que buen escrito, verguenza le deberia de dar a los del Instituto de Cultura de poner tantas trabas por tanta pendejada como no mandar invitaciones a los funcionarios, sienten que si no va nadie "importante" eso no se llena? se deben haber quedado con el ojo cuadrado de que efectivamente hicieron falta sillas.Ustedes son muy buenos y aunque no todo mundo coincida en opiniones hay que reconocerles el merito de haber abierto este espacio. Muchas felicidades y que sigan mas aniversarios.
y yo quiero otra caricatura mas de don Pedro!!! jajajaja

Anónimo dijo...

palabra que nunca habia visto lleno algo de cultura. me diverti mucho. son muy chistosos. ah si una amiga me dijo que no los van a llevar al cervantino, una lastima. los 4 son muy divertidos. gracias por regalarnos este espacio

wilberth herrera dijo...

Anónimo: la verdad es que somos unos millonarios, Rodrigo tiene un lamborginni Murciélago, yo compro huevos de avestruz cada quincena con un valor a 14000 dólares, JM tiene un chingo de perros y está programando una operación para aumentar 50 cm de estatura, y Eduardo cada vez se quiere parecer más a Bill Gates, sólo que lo despilfarra en las vegas.
Oso Pipope: Muy buena narración de lo acontecido. Creo saber quienes eran. Y sí, me arrepiento de no haber contado mi cuento, pero los niños me alertaban a no decirlo. eran infantes de 10 años con sus respectivas abuelas. Juro que la próxima vez, no me importará si hay niños, ancianos u homosexuales, la contaré. Achú!! jajojé.
Muchas gracias por tus palabras. Un saludo.
Kecg: bueno karina, como ya llegas al mes, tendrás que cumplir con los requisitos que todas las que visitan este blog, han cumplido, tendrás que mandarnos una fotografía en pelotas para todos y cada uno de los que colaboramos en pildorita. Un saludo.
Rodrigo:Efectivamente, Eduardo es un monstruo,pero lo queremos mucho, no hay que resaltar los defectos físicos, no hay que ser culeros. Y sobre lo de la reunión con Tv azteca, pensamos que yo iba a Por fin es fin, para meter mano a Bety Monroe y Fran Meric, y que JM iba a sustituir a José Ramón Fernandez; y Rodrigo a Javier a la torre; Eduardo iba a hacer pareja con Sergio sarmiento en el programa de concursos "Asgard", pero la movida fue otra, los e Tv Azteca nos pidieron que recogieramos toda la basura que dejaron ayer en catedral por lo de Animal Nocturno; a 15 pesos el kilo de basura. Por más que busqué, no encontré un chon de paty llaca.
Luis José: ¿eres el que creo que es? Si es así. ¡coño, qué pasó!. Si no, pues saludos. "yo también soy tu fans"como dicen las que escuchan a motel.
Lus: qué pasó? y mi beso especial? yo que me mato todo el día pensando en vos, y ni me recuerdas en los comments? me voy a cortar la venas cual emo chaqueto.
Monica: gracias. hoy, por lo que a mí respecta. Pero creo que los de la cultura creen que la cultura está más ocupada en otros asuntos que lo que hacen los escritores. Una pena. Sólo en campeche suceden estas barrabazadas, ya que en otros lares se ve que por lo menos hay más estímulos. Un saludo, el viernes te veo en peluche.
Anónimo: Muchas gracias. Se te complacerá con infindades de hijos. Tendrás una vida de opulencia y candor. No más que planifica, ¿ok?

Mussgo dijo...

La presentación estuvo buena. Las imágenes de Eduarco y de Rodrigo, aunque ya las hábía visto todas en el blog, salvaron la noche.

El texto que leyó JM de Rodrigo fue eterno e infumable. Ya me quería salir.

Will: Hubieras leído el texto que llevaste. Lo que contaste de Chiapas no venía al caso.

JM: Deberías subastar la piñata de Don Perro. Yo empiezo la puja con $300.00.

Monica dijo...

Por cierto que los unicos que no sabian de que se trataba eran precisamente los de cultura, que estupido el comentario de Dalia Franco preguntando " y cual tu blog??? dilo para que los que no sepan la direccion puedan entrar!!" o seaaaaaa !!!
y Eduardo..para mi la cita a ciegas de la presentacion no resulto en absoluto decepcionate...todo lo contrario!! =)
saludos

Luis jose dijo...

Wil, creo que no soy quien crees que soy.
saludos también.

chezzare dijo...

Tienen razon, los brillantes cerebros del Instituto de Cultura apestan, el tal Galoma se atreve a autofinanciarse una exposición en el D.F. para exhibir su falta de talento, deberia ir JM en su lugar.
El próximo año deberian pensar en hacerla en otro lado, como en la concha acustica, o hasta en Laffites, a la chingada con los mamones de cultura.
Felicidades a toda la banda, no solo a los que tienen el privilegio de subir entradas al blog, también a todos los que hacen comentarios que le ponen sabor a cada entrada.
Sigo firme en la mocion de una foto de Lus totalmente encuerada.

yeyenovelo dijo...

Yo al llegar y ver a los niños bailando y todo tan armado, en verdad que pensé, estos si que la han armado y encima llegué tarde!!! y yo que dije que ayudaríaa acomodar sillas. Lamento no haber podido conocer a todo el equipo ni ver las fotos, ni escuchar no se qué. ¡Gracias por escribir las reseñas.