sábado, 30 de agosto de 2008

La Pena Ajena

El día de hoy nos adentraremos, de nueva cuenta, a la materia de lo que estamos hechos. Pero lejos de medir nuestros alcances, vamos enfocarnos en los niveles que pueden generar ciertos momentos o escenas a que nos enfrentamos en la vida diaria.

Hoy veremos las diferentes evoluciones que tiene la mal llamada “Pena ajena”. Ese sentimiento es un modo sui géneris de cristianismo en nuestra moral humana. Esa definición, nos remite a tenerle cierta compasión a una persona, ya sea que lo conozcamos o no. De ahí el error de la sentencia. El nivel que podemos alcanzar es tan alto, que la compasión se convierte en odio.

Así que, deshecho esa definición que me propició mi amigo cristiano. La pena ajena es más una agresión que ejerce una persona hacia nosotros de manera inconsciente, manifestada por la manera de ser de esa persona. Muchas veces es un acto de valentía, o incluso un acto de generosidad.

La escena se puede convertir en un acto hasta vomitivo. Pero antes de llegar al límite, les presentaré tres niveles que cursamos al experimentar “la pena ajena”.

Pena Ajena superficial.

Se manifiesta como un acto que redime la ridiculez del que está ante nuestros ojos. Quiero recalcar, que la pena ajena no sólo se nos presenta con nuestros amigos. Al contrario, la mayoría de experiencias son de personas que no conocemos. Nos enfocamos en lo ridículo del acto, y por un momento, sí nos compadecemos de él, pero de pronto nos llega un sentimiento de desconocimiento, y de ganas de borrar toda línea que nos remita al sujeto en cuestión.


http://www.youtube.com/watch?v=dk6aQeDlX2c

Este comercial fue hecho por ¡los alumnos de la Fray Angélico! ¿no será pecado para el padre que es director de dicha escuela, entrar a Sexy o no?, bueno eso es lo de menos. El video es una mierda completa. Nos incomoda. Y miren que dura como 2 minutos, pero el comercial es de 30 segundos, y el resto de tiempo se gasta en los que hicieron el video. ¡Ah! Y una sorpresita en los créditos, ¡hay escenas inéditas! qué mierda.



Pena ajena Profunda:

Esta va más en las entrañas. Se nos presenta más como una agresión, y nos llega a ofuscar. Sentimos cierto desasosiego, y nos da por apartarnos de la persona, echando maldiciones. El ridículo que está haciendo, nos parece un acto que no deberíamos de estar presenciando, y culpamos al ente superior que creó a cierto tipos de seres, que son desagradables para nuestra vida. Un acto de pena ajena profunda puede terminar con toda el respeto que le pudimos haber tenido a cierta persona.



http://www.youtube.com/watch?v=X-j0PbxiiVs

Este video sí es más una agresión. Y más al ver cómo carajos se prestan los jóvenes para hacer el ridículo. Me perdonarán que meta vivencias propias, pero yo de joven hice locuras, pero ninguna que comprometiera mi vida futura. Así que no me pueden venir con la pendejada de decir que lo hacen porque son jóvenes. Una cosa es la juventud, y otra la estupidez. No tengo que decirles de donde es el video porque lo explican muy bien.



Hardcore Sorrow:

Esta pena deja todo formalismo de lado y se centra en que el espectador, sienta una agresión deliberada. Es más un escupitajo a nuestra cara y a nuestra integridad. Es un acto bélico. Nos da por golpear y mal matar al individuo que nos presenta su estupidez de la manera más baja y vil. Este es el acto de odio más experimentado.



http://www.youtube.com/watch?v=L3d1CFn5dus

A poco no, después de ver el video, uno piensa que la cadena perpetua para la violación sería un castigo injusto. Esta gata, nació más por un acto de vómito, que por la vagina de su madre. Y es más, estoy seguro que cuando salió de su madre, se confundió de hueco. Alguien debería darle sus buenos madrazos a esta india de mierda. Más vale un madrazo a tiempo que mil penas.

6 comentarios:

Léopard Vicious Rose dijo...

Es verdad, a medida que fui viendo los videos mi molestia fue peor, pero el último, no, es una jodida hasta para la vista...
Un saludo desde la ciudad anacrónica, Campeche querido!

[LVR]

Rodrigo Solís dijo...

Maldito Wil, que terrible experiencia acabo de vivir por tu culpa. No es por nada pero la primera idea que le viene a alguien a la cabeza después de ver estos videos es que deberían decapitarlos a todos.

Luis dijo...

cuanta amargura, la pena ajena, mas que dolores de cabeza e instintos asesinos, a mi me causan carcajadas ...

Janistika dijo...

Esto fue por mas lo más pena ajenoso que he visto.. Aunque cabe aclarar que existen los extremos......

http://www.youtube.com/watch?v=fIOM5mSDwPs


Saludos pena ajenosos.

wilberth herrera dijo...

léopar vicious: No, pues sobre el último se puede sentir mareos, terribles ataques de epilepsia, y hasta la muerte. Recuerdas "Ringu"? pues es verdad. Un saludo.

Rodrigo:sí,sí,sí,sí; y después hacer un rito de la santa muerte, achiquitar las cabezas, y ponerlas en las palancas de velocidades.

Luis:Sí, luis, pero toda la risa acaba cuando te das cuenta de que ellos lo hacen con toda la seriedad del mundo. Crap!

Janistika: Claro que hay extremos, al hombre dile que es lo peor, y siempre buscarán llevarlo a otro nivel. Un ejemplo, Rodrigo.
Un saludo, mi pena ajena.

Anónimo dijo...

http://mx.youtube.com/watch?v=KiJdn_GS7_4

Y de esta pena ajena que opinas?
A poco no esta genial...