viernes, 22 de agosto de 2008

"Me sentí un Michael Phelps"


Es noticia vieja. Esperé por días a quien alguien con más sarcasmo que yo la comentara, pero creo que todos valoran demasiado sus vidas. De todos modos ahí va:

Alejandro Moreno salva la vida tras nadar seis horas


La desaparición del senador Alejandro Rafael Moreno Cárdenas por casi seis horas en aguas de la bahía de Campeche, obligó ayer a la movilización de elementos de rescate marino que no lo hallaron, pero por fortuna, minutos después de las ocho de la noche, el legislador logró llegar nadando frente a la palapa del Balneario Popular.
A las tres y media de la tarde, el legislador se encontraba navegando a bordo de su lancha en compañía de su hijo menor de edad, Alejandro Moreno Arceo, y su ex esposa Claudia Arceo Cabañas.
Dado el intenso calor, Moreno Cárdenas decidió nadar, en tanto Arceo Cabañas y el hijo de ambos permanecieron en la lancha. En un momento dado, el menor accionó el motor, aceleró de golpe y su progenitora cayó al mar. El senador intentó agarrarse de la borda, pero resbaló.
El menor, entonces, hizo girar la nave a fin de regresar y rescatar a sus padres, encontró a su madre, pero por el fuerte oleaje perdió de vista el lugar donde nadaba Moreno Cárdenas. Angustiados, madre e hijo determinaron pedir auxilio.
A las nueve y media de la noche, entrevistado en su casa, el senador Moreno Cárdenas relató que vio dirigirse hacia él a la embarcación, pero Arceo Cabañas y el menor no lo divisaron.
Cuando el legislador observó que la lancha se alejaba, mantuvo la calma y decidió nadar hacia la orilla, distante unos diez kilómetros.
Nadó por casi cinco horas y, pasadas las ocho de la noche, logró llegar a la dársena frente al Balneario Popular. A esa hora elementos y equipos de rescate marino ya estaban en su búsqueda en altamar.
Las labores eran coordinadas por el subsecretario de Seguridad Pública, Jorge Uribe Argáez, y el director de Protección Civil, Justo Róger Ancona Inurreta.
Sin embargo, el empresario restaurantero “Fito” Calderón, indicó a las autoridades que había observado cuando el senador, exhausto, salía del mar. Habló con él y se enteró de lo ocurrido.
Moreno fue transportado a su vivienda en el Fraccionamiento “La Noria”, en donde horas más tarde confirmó el incidente y cómo había llegado a la bahía. “Me sentí un Michael Phelps, pero no en una competencia olímpica, sino nadando para salvar mi vida”, dijo a amigos y familiares que se encontraban en su domicilio, una vez que trascendió el hecho.


FUENTE: Periódico Tribuna, del 18 de agosto

5 comentarios:

Rodrigo Solís dijo...

Yo valoro mi vida, pero más que eso, valoro el talento de los artistas. Y Alito es un artista que no necesita que alguien le eche una manita cuando de hacer papelones se trata.

Mussgo dijo...

Ni los pescadores del muelle de San Blás pudieron inventar algo tan increible como esto. Una joya.

wilberth herrera dijo...

Guau! ya había escuchado eso aquí en mi chamba, pero no sabía la historia completa. Lo más cabrón del caso es que el "Me sentí un Michael Phelps" es literal, ya que sale a comprar en truza, como todo "un Phelps" so Creepy. Además, ese "un" es un terrible síntoma de que habrá varios que se sienten "un phelps" y saldrán con sus mamadas.

Monica dijo...

La verdad pense que Rodrigo escribiria sobre esto desde que paso
Para que vean que Alito no solo es el senador mas sexy sino todo un heroe!

Luis dijo...

espero con ansias el siguiente acto de esta magnifica comedia