jueves, 10 de julio de 2008

Discovery Channel presenta ¿Dónde está el piloto?

Para P, que lo pidió.


Para participar en un reality se recurre a una fórmula muy básica:

Dignidad (D) + Tiempo Libre (TL) + Necesidad de Atención (NA) = Premio (P) + Posibilidad de Fama (PF).

Para demostrar esa ley, el equipo de científicos de Telesur y Discovery Channel reunió primero a 200 sujetos, fuertes y sanos, a fin de obtener a un grupo representativo. Gracias a una fácil prueba de selección natural, los productores descartaron a los más débiles (a quienes fue fácil identificar porque asistieron al casting disfrazados de piratas o recitaron “El brindis del bohemio” con voz temblorosa). Finalmente, después de seis horas, eligieron a 18 ejemplares para que sirvieran en sus observaciones de laboratorio.
Y así fue. Asesorados por la Universidad de La Habana, los científicos campechanos colocaron a sus individuos en un espacio a la luz pública a fin de estudiar su comportamiento (esto ya se ha hecho antes, recordemos que sólo con público presente pudo reproducirse el panda rojo). Para distinguir a los individuos, les colocaron primero números seriados, pero alguien dijo que eso era demasiado inhumano y un sociólogo sugirió mejor nombrarlos y darles camisetas con sus nombres y números.
La gente, curiosa y entusiasta, los iba a ver mientras los concursantes estaban echados en el piso o se soplaban con una frazada para espantarse las moscas. Algunos niños temerosos preguntaban a sus papás si se trataba de especies peligrosas. Los científicos les respondían: “No te preocupes, hijo, no se pueden soltar del tubo”.



Un carro estaba al centro del escenario, cumpliendo la misma función que cumplen los castillos de plástico en las peceras: hacer soportable el cautiverio.
Para que el espectador no se aburriera, los científicos ordenaban a los concursantes hacer rutinas cómicas como pararse en un solo pie por una hora o bailar diferentes ritmos musicales en paños menores. La gente extasiada organizó porras y alzó pancartas. El griterío, al parecer, mantenía a los sujetos observados en constante estado de excitación.



Este miércoles hubo un conato de lucha entre dos ejemplares, a fin de determinar al mamífero dominante. El equipo de producción -preocupado por la integridad de sus objetos de estudio- los separó y estableció reglas para que no se dañaran. Eso no impidió que reprodujeran una y otra vez el momento exacto en que los dos individuos reñían para marcar su territorio; ello obedecía, por supuesto, a motivos meramente antropológicos.
El clima surtió los efectos deseados, porque algunos ejemplares fueron abandonando el experimento. Unos por descuido, otros por voluntad (hay teorías que apuntan a un atisbo de dignidad) y la mayoría traicionados por sus compañeros, quienes demostraron una vez más el significado que tiene para los seres humanos el trabajo en equipo.
El experimento continúa. La producción asegura que vendrán pruebas sumamente difíciles. Por lo pronto, los que aún resisten parecen haber establecido un equilibro bajo entre su D, su TL, su NA, mientras contemplan todo el tiempo el P, y en ciertas noches, cuando los reflectores se prenden, consideran también la PF.


11 comentarios:

Rodrigo Solís dijo...

Yo hoy mismo voy a llevar cacahuates para arrojárselos a los animalitos, si vieras que bonitos están en vivo y a todo color, ¡están divinos! Me parece que los trajeron de Suecia.

Anónimo dijo...

Cada pueblo tiene la TV que se merece.

Mussgo

Lus dijo...

Ok, el que aguante màs tiempo en el zocalo de Campeche haciendo pendejadas es el que se gana el coche????.....

el patito dijo...

no sean canijos y denle su merito a Vladimir que nos esta llevando a tener television de primer mundo incluyendo conductores de talla internacional como "ese nuevo chico cubano" y la "chagui" que nada le envidia a la galilea montijo.

Rodrigo Solís dijo...

Lus: en efecto, captaste a la perfección de que va el programa. Y agarrate, el domingo que es el día que se decide quién se queda con el auto ocurrirá algo muy divertido. Lástima que tu cable no agarre la finísima televisión campechana.

El Patito: tienes razón, excepto por lo de Chagüi; Chagüi tiene mejores tetas que la Galilea, sino pregúntale a Wil que no dejó de filmárselas el día que fuimos a ver en vivo y a todo color la indignidad esa.

Monica dijo...

Que terrible!!! pense que los realities eran television basura, pero esto hace que parezcan de alta calidad. Que merito tiene pararse en un pie por horas?? pero efectivamente cada pueblo tiene lo que se merece, no se porque aqui se desviven por los cubanos y creen que ellos si nos enseñaran tele de calidad y reportajes de calidad, mejor debieran usar el talento nacional, si no campechano, al menos alguien de este pais, y no de una isla donde la gente sale huyendo en balsa hacia miami

p dijo...

¡Momento! Esta discusión se está convirtiendo en algo que no debería ser. No debería ser un foro para atacar y/o burlarnos de los cubanos (ya quisiéramos ser tan buenos bailarines, deportistas o concubinas), y eso nada más porque Vladimir está involucrado en la producción de este horrendo programa. Si este programa es una MIERDA (que lo es, y con pura mayúscula) es porque es una copia al carbón y barata (no exactamente barata, pero hecha con una fracción infinitesimal del presupuesto) de Big Brother o cualquier otro reality mexicano, que también son una MIERDA (pura mayúscula) pero de alto presupuesto. Creo que lo peor de "¿Y dónde está el piloto?", y de verdad que está cabrón encontrar algo que podamos llamar lo "peor", es que pone en evidencia la poca, poquísima, creatividad de quienes hacen televisión en Campeche.

En cuanto al programa, puta, hay tanto qué comentar (ahí está otro detalle: si quienes hacen la tele aquí supieran que su trabajo es una mierda pero aún así lo hicieran nada más para darle al público algo de qué hablar y vender sus espacios publicitarios, no podríamos decir que son unos pendejos; el problema es que ellos CREEN que su trabajo está muy padre y que son unas vergas). Primero, que mamada que 2/3 de los participantes digan que quieren ganar un coche porque ya no quieren pagar camión... ¿y la gasolina? ¿la tenencia? ¿el mantenimiento? ¿el seguro? Obviamente el pobre miserable que gane ese carro lo va a vender en muy poco tiempo (tal vez haya algo en su contrato que estipule hasta cuándo pueden venderlo, para que no se vea feo). Segundo, la carga emocional que intentan darle al programa (las cámaras lentas de los concursantes con su familia, para que veas qué lindas personas son) está completamente fuera de lugar, porque una cosa es ganar un premio multimillonario o fama instantánea a nivel nacional, que son cosas que SÍ te van a cambiar la vida, y otra muy diferente es ganarte un puto coche que ni siquiera vas a poder mantener y 15 minutos de fama local. Es ridículo que finjan estar emocionados. (El comentario anterior no aplica para los concursantes que tengan hijos minusválidos o cosas por el estilo, porque a ellos sí puede cambiarles la vida el coche... si se las arreglan para mantenerlo).

Eduardo en su nota y Rodrigo en su primer comentario no pudieron expresarlo mejor: esos pobres indios no son más que unos animalitos de circo (durante el show) o zoológico (todo el día).

PD1. Es cuestión de (poco) tiempo para que produzcan una telenovela o una sitcom campechana, ¿no creen? ¡Ya quiero verla!

PD2. ¡Muchas gracias por la dedicatoria, Eduardo! Alguien (que no fuera el viejo repugnante ese, Carlos Reyes Alpuche -por cierto, ¿cuándo lo van a atacar? Su pasquín "Mundo Campechano" es la cosa más horrible y llena de odio que se publica localmente, luego de Pildorita de la Felicidad) tenía que decirlo.

chezzare dijo...

No se que tanto veneran las hermanitas Castillo a los cubanos y sus fantásticas ideas, ya que los camaradas no tienen television libre, ni prensa, ni nada de eso.

¿De donde sacan que son fabricas de programas de television exitosos?.

Telesur a)Telegay, es un completo fracaso de la televisión en Campeche, junto con todos los que ven sus asquerosos programas.

P.D. YA ES TIEMPO DE REGRESAR AL PAJARITO VLADIMIR A CUBA.

Anónimo dijo...

No sé quien tiene la culpa. La televisora por ofrecer mierda pura o los televidentes por ver mierda. Si bien es cierto que es un programa asqueroso, también es cierto que es lo que más vende. Claro, no todos somos un pendejos retrasados mentales (y digo somos, porque considero que los que visitan la pildorita y sus colaboradores son personas de alto criterio, inteligentes y cultura), pero considerando el grueso de la población (ignorante) eso es lo que queren ver.

Bien lo digo Emilio Azcárraga padre: "Hago televisión para jodidos porque es lo que vende. Y 20 años más tarde lo afirma su hijo: "Mi televisora no educa a la gente, eso es responsabilidad del gobierno".
Mussgo

Lus dijo...

Miren el suelo donde estamos parados y despuès me dicen si en realidad esta taaaaan fuera de lugar el programita este...

monik0z dijo...

clap clap clap ( ahh! que mamila me leo pero es mi forma de aplaudir con letras jeejej)
para el comentario...

Cada pueblo tiene la TV que se merece....

de Mussgo

la vdd no culpo a la televisora... estudie mkt.. y no si por eso
se que a la gente hay que darle lo que pida y lo que deje (mas lana)!
si ellos piden y participan con una sonrisa en la cara en esos
programas ridiculos y son
felices...! quien no aprovecha
pa sacar una lanita de eso no??
clarooo si existera un poco mas de etica o respeto en telesur no lo harian pero ni pex
ese es el campeche en el que
vivimos!