jueves, 3 de julio de 2008

The Happening


Dedicado a JM.


Antes de recomendar la película de esta semana, The Happening, vamos a hacer una cronología de las películas dirigidas por M. Night Shyamalan.

Nota importante: Si no ha visto alguna de sus películas, absténgase de seguir leyendo esta entrada, ahora, en este preciso instante. Es en serio. Sobre advertencia no hay engaño; habrá muchos espoilers, o dicho en español, les vamos a revelar partes de la trama de las películas que no deberíamos revelarles, o sea, les vamos a joder las películas.


EL SEXTO SENTIDO (1999)



¡Oh, milagro! Y no lo decimos por el maravilloso e inesperado final, sino porque el brillante comité encargado de traducir los títulos de las películas extranjeras al español, por vez primera en la historia atinó en poner un titulo como Dios manda, o sea, tal cual debe ser su traducción. Les juro que hasta la fecha me sigue sorprendiendo lo bien que se portaron con nosotros, pues lo lógico en ellos hubiera sido ponerle a The Sixth Sense un titulo en español como El psicólogo fantasma o Mi psicólogo es un fantasma o Puedo ver gente muerta como mi psicólogo que está bien muerto y no lo sabe.

El Sexto Sentido hizo las delicias del público. De todos. Y el que diga que no es verdad es un mentiroso o solo quiere hacerse al interesante. Esta película es buenísima de principio a fin (sobre todo al final, como todos sabemos). Lo que más me llamó la atención no fue que nos haya engañado a todos, incluso en una época tan moderna donde pensábamos que ya lo habíamos visto todo, sino lo que realmente es de sorprender, siendo tan chismosos como somos, es que nos hayamos sellado el pico cada que algún amigo nos preguntaba cómo estuvo la película y nosotros les respondíamos que tenían que verla con sus propios ojos, y luego no le dábamos ni una sola pista de nada, tal cual lo hicieron en su momento los amigos a los que les preguntamos cómo estuvo la peli y no nos daban reseñas, lo cual no obligó a ir a ver una película de la cual no esperamos más que una buena dosis de espantos cortesía de fantasmas. Y, oh, sorpresa, cómo la disfrutamos.


EL INDESTRUCTIBLE (2000)



Cero y van dos. Los traductores atinaron de nuevo con el título de la película Unbreakable. Esta es mi película favorita de M. Night Shyamalan. Bruce Willis luce espléndido. El guión es maravilloso. La fotografía, el diseño de producción, los actores, y sobre todo, los silencios, la cadencia y los tiempos muertos son una delicia. El final vuelve a ser sorprendente e inesperado. Quizás no tan sorprendente e inesperado que en El Sexto Sentido, pero sí lo suficiente para dejarte con la bocota abierta. Mi ex novia se durmió las dos veces que la vio conmigo; una en el cine y la otra en el sofá. A muchos les ocurrió lo mismo. Por eso me encanta esta película. Porque tiene ese dejo de aburrición, melancolía, derrotismo, y lleno de paisajes y escenarios nublados y tristes. Si no la has visto, corre a rentarla. No te arrepentirás.


SEÑALES (2002)



Cero y van tres. Y aquí detengo la cuenta porque tengo la ligera sospecha de que M. Night Shyamalan puso una bomba oculta en el edificio del comité de traducción amenazándolos con detonarla si alguien osaba traducir mal al español los títulos de sus películas. Signs logró lo que pocas películas pueden: que me tapara los ojos y gritara como una adolescente en pleno cine sin importarme estar rodeado de adolescentes. Bueno, ya, a quién quiero engañar, incluso en Gasparín me tapé los ojos, pero ojo, eso fue para que las tetas de Cristina Richi no me dejaran tuerto.

Señales es muy buena y tiene una gran producción con actores de primera línea como Mel Gibson y Joaquín Phoenix. Esta fue la prueba de fuego para M. Night Shyamalan para consolidarse como un referente del cine de espantos y/o temas sobrenaturales. Todo iba de perlas. A las mil maravillas. Sobre todo cuando te muestran a los marcianos en la escena donde los protagonistas están viendo el noticiero y en él muestran una imagen cortesía de una cámara casera que captó en algún punto lejano cómo un marciano verde y erguido en dos patas camina campante por la calle dejándose ver por los habitantes de la casa que le miran horrorizados desde la ventana. Terror. Todos gritamos en el cine. Qué bonito fue ese momento. Luego la invasión. La escena del sótano me hizo apretarle la mano a mi vecino de butaca. En fin, después de eso todo se fue a la mierda cuando los protagonistas se enteraron que los marcianos (sí, ya se que ese no es su nombre correcto porque no eran del planeta Marte) tenían un punto débil: el agua. Y de ahí en adelante es imposible no hacerse mil y un preguntas: ¿Acaso los marcianos no se dieron cuenta de que dos terceras partes de la Tierra están cubiertas de agua? ¿ Y que incluso el ser humano está formado en su mayoría por agua? Solo era cuestión de ponerles enfrente a una oncena futbolistas y en dos minutos los exterminaban con sus habituales escupitajos y gargajos.

Total que la película terminó siendo una porquería gracias a que M. Night Shyamalan se inventó de la manga un final inesperado (que desde luego no fue inesperado, sino una vergüenza) en el que la esposa muerta de Mel Gibson, segundos antes de morir en un accidente de tránsito que ocurrió hace años, le dijo a él y a su hermano que batearan fuerte (o algo así, no lo recuerdo con exactitud), y que de un momento a otro al hermano de Mel Gibson se le prende el foco y revienta a batazos los vasos con agua a medio tomar que su sobrina había dejado por toda la casa, bañando y exterminando a los invasores cual brujas malvadas del oeste. Una mamada, y de las grandes.


LA ALDEA (2004)



Repite Joaquín Phoenix como protagónico, solo que en esta ocasión acompañado de luminarias del calibre de Adrien Brody (quien decidió que el paso adecuado a dar luego de su actuación ganadora del Oscar en la extraordinaria película El Pianista, de Roman Polanski ni más ni menos, era interpretar con bastante indignidad a un loquito), William Hurt, Sigourney Weaver y Brendan Gleeson.

Otro final inesperado, que en lo personal esperé con ansias y agradecí al alma cuando llegó porque eso significaba que abrirían las puertas del cine para poder marcharme. Sin embargo, es de esas películas que tengo pendiente por ver de nuevo porque sospecho que no es tan mala (incluso ahora que lo pienso ni siquiera creo que sea mala). En fin, había mucho calor en el cine y mucha gente parloteando y yo tenía muy mal humor y sueño.


LA DAMA EN EL AGUA (2006)



Aquí no hay pierde. Estoy completamente seguro de lo que mis cuatro ojos vieron en la pantalla del cine, muy a pesar de que el clima no funcionara, la gente (poquísima) no paró de hablar, y mi humor avinagrado estaba en su habitual tono avinagrado. Lady in the water es una Porquería. Con mayúscula. La historia es una sandez. Y lo peor de todo es que el principal culpable de esta catástrofe es el propio director M. Night Shyamalan, que decidió que era un buen momento para lanzarse a la actuación como casi-protagonista o eje central de la historia.

A continuación veamos cómo desde sus inicios el bueno de Shyamalan aspiraba muy en el fondo a ser el futuro galán que Hollywood estaba esperando:

El Sexto Sentido: Dr. Hill, o sea, sale un segundo comprándole en una joyería un anillo a su novia.
El indestructible: Dealer, o sea, un vendedor de drogas que es capturado en el estadio que custodia Bruce Willis.
Señales: Ray Reddy, o sea, el vecino de Mel Gibson, dice algunas de líneas, pone cara de cachorro asustado, y sale huyendo del pueblo por temor a la invasión marciana.
La Villa: No recuerdo, creo que es uno de los dos policías que sale al final y descubre a la mujer ciega que escapa de la villa.
La dama en el agua: Vick Ran, o sea, un personaje casi casi tan importante como el protagonista que interpreta Paul Giamatti. Usa suéteres de Enrique Iglesias, se peina al penúltimo alarido de la moda, tiene un amplio repertorio de caritas de circunstancia y "es un artista cuyo arte salvará a la humanidad" o una mamada así de grande.

Aquí una foto que ejemplifica su actuación:




Ah, no, perdón, lo confundí, pero casi es lo mismo. En pocas palabras, La dama en el agua es muy mala, y como dato anecdótico les cuento que el día que Eduardo Huchín me presentó a JM, salió (ignoro el porqué) al tema esta película y al emitir mi despiadada crítica, Juanito se me quedó mirando feo y luego me confesó que M. Night Shyamalan era una especie de ídolo para él. Nuestra amistad comenzó con el pie izquierdo, y sospecho que hasta la fecha guarda cierto rencor hacia mi persona gracias a mi malvada critica en contra de su ídolo. En fin, él se desquita diciendo que a mis escritos les falta algo (traducción: no le gustan), y sospecho que con eso estamos a mano.


EL FINAL DE LOS TIEMPOS* (2008)




Dicen que un artista es calificado según su último trabajo, y en lo personal, en estos dos últimos años, M. Night Shyamalan me pareció un pretencioso ridículo (qué le voy a hacer, su imagen actuando con sus ropitas de marca no se me salían de la cabeza), hasta ahora que estrenó su más reciente filme.

La verdad es que no le ha ido bien, ni en crítica ni en taquilla. Sin embargo, les confieso que esta película, muy a pesar de los comentarios de mis amigos que me dijeron que era una porquería, a mí sí me gustó.

No les voy a contar nada, mejor que lo haga un grande, que justamente escribió sobre M. Night Shyamalan el domingo pasado en su columna.




*Por el momento (desgraciadamente) en las noticias no han anunciado que el edificio del comité de traductores haya volado en mil pedazos.

9 comentarios:

wilberth herrera dijo...

También soy un rencoroso sobre la crítica de la dama en el agua. Está chida. Y viéndolo ahora, es cierto, algo le falta a lo que escribes.
Ayer vi The happening, y como la baje de internet, no sé si está incompleta. No espoilearé: ¿Termina con algo de Franciay algo de unas bicicletas que comenta un señor? Si es así, a mi también me gustó, pero creo que sólo fue una mitad. Y me decepcionó que terminara así.
por otra parte, qué bueno que hay más de tres (yo, tino y Rodrigo) que toman "el protegido" como favorita.

Un saludazo.

Mariana T. dijo...

Honestamente a mi me gustaron el sexto sentido, señales y unbreakable, me parecieron películas de suspenso bien contadas y amenas , lo único que no me gustó fué el final ridículo de señales, y de las demás vi la dama del agua que se me hizo una MIERDA pretenciosa y al final una mamada , y respecto a la última me parece que está tan mala como la dama del agua, si ok la naturaleza se defendió de los humanos inconscientes, pero las plantas también controlan el aire o que pedo? Los actores son malísimos a Zoé Deschanel o como se escriba su nombre no le crees nada de nada ... y eso que sale en todas sus pinches peliculitas ya lo hizo Hitchcook y este señor dista mucho de serlo la verdad.

JM. Garcíamagaña dijo...

Querido Rodro So, antes de todo muchas gracias por la dedicatoria. Recuerdo perfectamente ese día en la biblioteca cuando dijiste que “la dama del agua” era una mierda… El señor Shyamalan es uno de los mejores directores que ha dado el cine americano en los últimos tiempos, cada película es una visión doble: encierra una narración y una fábula, casi siempre positiva, “El sexto sentido” es un ensayo sobre el perdón y la aceptación, “El protegido” habla sobre el mito de “héroe” y el equilibrio universal del bien y el mal, “señales” es una fabula sobre la Fe perdida y encontrada, “la aldea” es una cuestionamiento a las tradiciones y los dogmas, “La dama del agua” es un cuento de niños que habla sobre la esperanza, y “happenig” necesito verla de nuevo (jajaja). Te diré que por extraño que parezca en todas tus interpretaciones sobre cada película tienes razón y eso no agota lo bueno o malo del film, cada que sale algo de shyamalan lo ves y esperas “eso”… sea negativo o positivo. Lo cierto es que no hay películas de Shyamalan malas… el tiempo le hará justicia.

A propósito a este texto le falta algo…

PD. Igual mi favorita es “Unbreakable” y Rodro, el comité de traductores de títulos en español si falló… la tradujeron como: “El protegido” no como “El indestructible”.

Leydi dijo...

HOLA RODRIGO
GRACIAS POR LO QUE ESCRIBES
TU SIEMPRE TAN SINCERO Y CON LAVERDAD
ME GUSTARIA SABER SI S EPUDIERA HACER ALGO POR LOS CABALLITOS QUE ESTAN AUNCOSTADO DE CATEDRAL Y LOS DEJAN HORAS FRENTE AL SOL
ME PRGUNTO POR QUE TANTAS HORAS SI LOS TURISTAS NO SALEN APASEAR EN HORAS DEPLENO SOL
JAL QUE FUERMAOS MAS CONCINTE S DE QUE ESOS ANIMALES DEBN RECINIR UN MEJOR TRATO
LOS SEÑORES QUE MANEJAN LOS COCHES DE CABALLITOS SOLO PAGAN AL AYUNTAMIENTO PARA TEENR PERMISO PERO NO SE PREOCUPAN POR DARLES UN BUEN TRATO
ESPERA SI TIEENS TIMPO DE ALGUNA MANERA PUEDA HACER ALGO POR ELLOS
SI UNDIA PASA AUN COSTADO DE CATEDRAL ALA UN O DOS DE LA TARDE OBERVALOS
RECIBE UN SALUDO
DE TU AMIGA LEYDI
TODO SEA POR UN MUNDO MEJOR CON UN DIGNO TRATO ALOS ANIMALES

wilberth herrera dijo...

Maten a todos los animales ¡Síiiiii! Señores, a todos los que tengan autos, les invito a practicar el sano deporte que es patinar gatos. El truco consiste en que si van en su auto y ven a un tierno gatito, le den alcance,lo golpean, y ya atolondrados, con las llantas traseras y el carro en neutral aceleran dejando así en la banqueta, una mancha inborrable del dicho animal. Eso haría que todos tuvuieramos algo que recordar del animal.
También se puede hacer con perros, y es mejor porque la sangre es mmucho más.

Bárbara dijo...

Hola Rodrígo:
Se que esto no tiene nada que ver con nada, (odio a la gente que escribe en otras entradas, pero bue...)

Soy mexicana y vivo en Buenos Aires y OBVIO que el 16 voy a ver a Hernán para que me firme mi libro...

Se que eres fan, así que no sé, por ahi le pido que te firme algo, no sé una postal u algo así, que se yo... dime si te interesa y algo arreglamos ¿dale?

Rodrigo Solís dijo...

Bárbara: pásame tu mail (de preferencia a rodrosolis@gmail, no sabes cuantos pervertidos andan sueltos en esta página) y te digo un plan que tengo pensado para que el bueno de Casciari firme algo.

Anónimo dijo...

De todas esas películas, me resultó más entretenida El Sexto Sentido, más interesante la de Unbreakable y las otras X, no creo que el director sea algo extraordinario o un diamante en bruto, pero para cada gusto hay.

A la que pide que protejas a los caballos de las calandrias en Mérida, hay un tipo en internet (salvar productions) que está reclutando caballos para sus películas de zoofilia, esa podría ser una opción, aunque en baja california hay un rastro especializado en caballos, que los mata, los procesa y los envia en canal a australia donde se los comen.

Rodro, no seas comparte el mail, para mandarle unos cuantos correos sucios a Barbara.

P.D. Que te firme unas braguitas de ella y te las envie, asi matas dos pajaros de un tiro.

Flor dijo...

Mmm, yo entré a ver esta peli sin ganas de querer verla. Originalmente iba por Sex and the City, pero la promesa a Eduardo (iremos juntos a verla) terminó pesando más. Como no soy muy afín a las películas infantiles (Kung Fu Panda inundaba las 6 salas restantes), por un método eliminatorio fue que acabé viendola película del Sr. Shyamalan.

En lo personal nunca le he prestado atención excesiva a lo que él hace. Sexto Sentido fue sorprendente, El Protegido sublime, Señales pasó de panzazo y hasta ahí me quedé... hasta este día.

The Happening me pareció una película mediana... en la que debo reconocer el mérito de su director para lograr vendernos una película con ese argumento.

La premisa es buena. El argumento con el que la resuelve me parece por demás absurdo. Quiero pensar que hay una intención en eso. Que hay algo que no vi y que seguramente se adhiere a alguna de las hipótesis del señor Prada. Sin embargo, creo que lo que marca la diferencia entre un buen director y uno malo es el hecho de poder convertir un argumento deficiente en una película que nos mantenga interesados durante todos los minutos que dure.

Esto es lo que aplaudo del hindú: a pesar de que a la mitad ya sabíamos de qué se trataba todo, a pesar del final tipo "the power of love", a pesar de la pésima interpretación de los actores (Marky Mark ay se va... coincido con Mariana en que la vieja que hace de su esposa parece una retardada), el maldito hindú me mantuvo pegada a la butaca durante toda la película!!!

Sólo por eso me gusto: Porque mientas mi mente me decía "puuuura mamada", mis sentidos (hasta el sexto creo) se empeñaban en temer y creer en lo que estaba viendo. ¿Cómo lo hizo? No lo sé. Oficios de un buen director.